Cómo hacer Nutella Casera o crema de cacao

Nutella Casera

Está de moda decir que la nutella da cáncer por el famoso aceite de palma. ¿Y si hacemos una crema de cacao en la que no hay aceites? Pues este es el caso, vamos a hacer una crema de chocolate rica, sana, barata y que gustará a todo el mundo.
Solo son 5 ingredientes. Siguiendo estas instrucciones verás cómo te sale una textura perfecta y un sabor muy rico notando todos los ingredientes que lleva.

Nutella Ingredientes:

  • Leche: 150gr
  • Chocolate con leche: 250gr
  • Chocolate fondant: 50gr
  • Azúcar: 80 gr
  • Avellanas: 90 gr


  • Crema de cacao y avellanas:

    1: Calentar las avellanas un par de minutos en el microondas para que ayude a soltar mejor la grasa que lleva. Trituramos todas las avellanas y el azúcar todo bien hasta formar una pequeña pasta. Hay que tener paciencia con esa parte pero poco a poco lo vamos triturando. 
    Mientras más revoluciones tenga tu picadora mucho mejor picará.

    2: Cuando esté triturado simplemente iremos echando la leche y el chocolate poco a poco hasta que todo quede triturado. Una vez esté todo triturado aun notaremos los gránulos del azúcar y algunos trocitos de chocolate por lo que ahora vamos al siguiente paso.

    3: Ponemos un cazo con agua caliente  y ahí metemos otro caso con la mezcla batida de avellanas, leche, azúcar y chocolate (Esto se llama baño María). Moveremos todo durante unos 20 minutos. Con esto conseguimos pasteurizar la leche, disolver del todo el chocolate y los gránulos de azúcar.

    Como veremos la textura aun no es sólida, debemos de esperar 24 horas para que la textura sea más dura y como la deseamos.
    Una vez pasado ese tiempo verás que el resultado de la crema de chocolate está muy bien conseguido. Buen sabor, buena textura, con ingredientes naturales y mucho mejor que el que compremos en el super.

    Espero que os guste.

    Bizcocho de chocolate esponjoso

    Bizcocho chocolate y nueces

    Que un bizcocho siempre es esponjoso sí pero ¿y si encima es crujiente? Pues mejor, ¿verdad? Pues aquí tenéis un truco fácil y rico para que hagáis un buen bizcocho de chocolate con plátano, nueces y cereales.

    Ingredientes Bizcocho chocolate:

  • Yogur: 125gr.
  • Aceite girasol: 75ml.
  • Azúcar: 250gr.
  • Harina: 250gr.
  • Huevos: 2 unidades.
  • Leche: 30 ml.
  • Sal.
  • Plátano: 1 unidad.
  • Nueces.
  • Levadura: 8gr.
  • Crema de cacao: una cucharada.
  • Cereales.
  • Cacao el polvo: 75 gr.


  • Bizcocho de chocolate fácil


    1: Se coge un recipiente y añadimos el yogur (las medidas a usar serán siempre basándonos en el recipiente de yogur). Por lo tanto, añadimos en primer lugar el yogur, limpiamos y secamos el recipiente. Posteriormente vamos a echar 1 vaito de aceite de girasol, 2 vasitos de azúcar y 2 vasitos de harina. Cascamos los huevos y se lo añadimos también junto a la leche y la pizca de sal.

    NOTA:Si quieres puedes tamizar el harina antes de echarla y así quedará aun más esponjoso de lo que ya está.

    2: Lo batiremos todo bien. La levadura es recomendable mezclarla con el harina.
    Por otro lado vamos a echar un plátano cortado en trocitos, igual haremos con las nueces y la trituramos con la mano y lo echamos. Si no te gusta el plátano, no tienes por qué echarlo ya que al tener un sabor suave no notarás gran diferencia en su ausencia.

    3: Añadiremos cereales para darle el toque crujiente que tanto me gusta en los platos. Puedes ser almohadillas, mueslies, cereales en sí. Cualquier cosa que nos guste y le aporte algo crunch a nuestro bizcocho de chocolate..

    4: Cogemos un molde de bizcocho de 23cm, lo untamos de mantequilla para que no se pegue y vertemos la mezcla en ese molde. Lo tendremos a unos 190º en el horno durante  unos 25 minutos. Para saber si está hecho, basta con meterle una aguja y una vez salga seca podemo parar el horno.
    Veréis que ha quedado un bizcocho esponjoso pero con trocitos crujientes que notas al masticar.

    Una vez se haya hecho, esperamos un poco a que se enfríe, así conseguimos que se desmolde mucho mejor y no se rompa nada.

    Flan de Queso Mascarpone

    Hoy vamos a hacer un flan de queso mascarpone. ¿Cuánta gente conocéis que el sabor del flan de huevo le gusta pero no la textura? Yo conozco a unas cuantas, entre ellas yo soy uno 🙂 así que le he añadido queso para que tenga una textura más esponjosa que el famoso flan de huevo. Si quieres saber cómo se hace solo tienes que seguir leyendo.

    Flan de queso sin cuajada

    Ingredientes:

  • Huevos: 4 unidades.
  • Leche: 350 ml.
  • Queso Mascarpone: 200gr.
  • Azúcar: 125 gr.
  • Caramelo.


  • Receta Flan de Queso:

    1: Cogemos un recipiente y cascamos los 4 huevos en él.

    2: Añadimos el azúcar y el queso mascarpone y lo batimos todo bien hasta que se integre. Recordad que cada paso que demos es un punto clave en nuestra receta por lo que movemos bien todo hasta que quede bien integrado y homogeneo el queso con el azúcar.

    3: Una vez todo batido, añadimos la leche y seguimos batiendo. La temperatura de la leche da igual aunque mejor si está a temperatura ambiente.

    4: Ahora vamos a coger moldes de aluminio de una ración. En este caso he cogido moldes pequeñitos para una ración de forma que cuando desmoldemos quede más bonito y con la típica presentación del flan.

    5: En la base añadimos un poco de caramelo (si no te gusta el caramelo no te preocupes, no hace falta) y luego incorporamos con una cucharita la mezcla que hicimos antes.

    6: Después lo haremos al baño María. ¿Cómo se hace eso?
    Pues cogemos un recipiente y lo añadimos de agua por algo más de la mitad y metemos dentro del agua los moldes con el flan. Gracias a esta forma de cocinar, podemos controlar mucho mejor el punto de cocción del flan de queso ya que se hace con el propio agua y no se quema.

    7: Lo dejaremos en el horno unos 30 min a 180ºC

    8: Después de eso solo tenemos que esperar un poco a que enfríe y desmoldar. Lo podemos acompañar con un poco de nata o incluso helado.

    Tartaletas Dulces Rellenas

    Receta rica y coqueta que vamos a hacer. En esta merienda nos vamos a poner las botas con unas tartaletas dulces rellenas de fresa y crema. Si veis el vídeo veréis lo fácil que es y los pocos ingredientes que son necesarios para realizarla.

    En esta ocasión hemos usado la masa brisa ya comprada. Podemos hacerla nosotros mismos pero requiere de mucho tiempo para su elaboración así que mejor comprarla ya que queda también muy rico.

    Receta Tartaletas Dulces

    Ingredientes:

  • Masa brisa: 1 unidad.
  • Mantequilla: 40 gramos.
  • Huevo: 1 unidad.
  • Harina: 50 gramos.
  • Azúcar: 50 gramos.


  • Elaboración Tartaletas rellenas dulces:

    1: Usaremos una masa brisa para esta receta, por lo tanto, lo primero que haremos será una extender la masa muy bien. Podemos usar un rodillo para que quede mejor aun. No nos interesa que quede demasiado extendida ya que entonces será más fina y habrá más opciones de que se rompa

    2: Ahora cogeremos un cortador circular, en mi caso ya que no tenía me ayude de un vaso que también vale. Vamos cortando en círculos hasta acabar con la masa (con una masa salió 7 unidades).

    3: Después cogeremos unos moldes chiquititos aptos para hornos. Estos moldes son los que darán la forma a nuestra tartaleta, ya que lo usaremos de plantilla. Pondremos la masa que hemos cortado dentro de nuestros moldes para las tartaletas. Lo metemos en el horno unos 5 minutos para que se cueca. Con esto le damos un primer golpe de calor. Si no se lo dieramos la masa se podría rajar al añadirle el relleno ya que tiene mucha humedad.

    4: Mientras se hace, cogemos un bol y añadimos el huevo, la mantequilla derretida, el azúcar y la harina y lo movemos todo muy bien. Con esto tendremos la mezcla que irá en la parte superior de nuestras tartaletas rellenas.

    5: Una vez se haya hecho la masa brisa en el horno, ponemos una cucharita de mermelada al fondo y luego cubrimos con la mezcla de huevo, azúcar y harina que hicimos antes.

    6: Lo metemos en el horno de nuevo unos 12 minutos a 180º y con eso tenemos la receta hecha.

    Podemos comerlo caliente que está muy rico aunque tambien se consume frío y el relleno estará más espeso.

    Crema de Mango con Yogur

    Hace un par de semanas publiqué COMO PELAR UN MANGO, que tal si ahora hacemos un postre rico y fácil con ese mango?
    Pues eso hemos hecho. Hemos tirado de la nevera y con pocos ingredientes hemos creado una crema de mango con yogur y una base de galleta triturada para darle otra textura y sabor a esta receta tan rica.

    Ingredientes:

  • Mango: 1 unidad.
  • Yogur líquido: 75ml.
  • Yogur griego: 125gr.
  • Galletas: al gusto.
  • Canela.
  • Cardamomo.


  • Receta Crema de Mango Casera:

    1: Lo primero que vamos a hacer una vez se ha pelado el mango, es añadirlo a la batidora y picarlo todo bien.

    Recuerda que puedes aprender a pelar un mango de la forma más sencilla con este vídeo:

    2: Lo batiremos hasta que quede un puré, luego le añadiremos el yogur líquido para que tenga la consistencia que buscamos. Podemos usar un yogur griego para que aun quede más cremoso. Si por el contrario buscas una textura algo más fina, te recomiendo un yogur natural normal.

    3: Después vamos a valernos de un tarrito y vamos a triturar unas cuantas de galletas para usarlo de base. Si te gusta mucho el chocolate puedes añadir en la base de nuestra crema de mango unas cookies en lugar de galleta.

    4: La cantidad de galletas que pondremos en nuestra base será el gusto de cada uno. A mí en particular me gusta poner aproximadamente una tercera parte del recipiente.

    5: Cuando hayamos puesto la base de galletas, añadimos la crema de mango con yogur líquido (dejaremos un par de dedos sin llenar ya que después de la crema añadiremos un poco más de yogur.).
    Al mango le viene muy bien el cardamomo así que vamos a coger 3 vainas y la vamos a machacar e incorporar para que le de el sabor intenso que tanto le caracteriza.

    6: Finalmente añadiremos un poco de yogur griego por encima  y un poco de canela. Puedes sustituir eso por nata si te gusta más aunque yo prefiero yogur.
    Lo metemos en la nevera y cuando pase un ratito estará listo para comer