BIZCOCHO ESPONJOSO SIN LEVADURA

Hoy vamos a tirar de una receta básica. Un bizcocho muy esponjoso pero resulta que no conseguí encontrar levadura en el super. El famoso coronavirus está haciendo estragos y no hay todo lo que uno quisiera comprar así que me he decidido por hacer un bizcocho esponjoso SIN levadura. Este bizcocho solo tiene 3 ingredientes por lo que además de la facilidad y el poco tiempo que tarda en hacerse, otro de sus características es que necesitas unos ingredientes muy simples y económicos como son huevo, harina y azúcar, solamente eso. ¿Qué te parece la idea? Pues aquí te indico cómo se hace.

El otro día hice también un bizcocho con pepitas de chocolate que estaba exquisito, solo tienes que pinchar en el enlace para verlo.

BIZCOCHO CASERO ESPONJOSO

Si has visto el vídeo habrás podido comprobar lo fácil que es, de todas formas os voy a dejar aquí los ingredientes y la elaboración para que también lo tengáis a mano.

Ingredientes:

  • Huevos: 4 unidades.
  • Harina de trigo: 130 gramos.
  • Azúcar: 120 gramos.
  • Opcional: ralladura de limón

BIZCOCHO ESPONJOSO

  • El primer paso será separar las claras de las yemas y apartarlos en dos boles diferentes. ¿Quieres aprender a retirar la yema del huevo con una botellita de agua sin mancharte ni una gota? PINCHA AQUÍ y tendrás el truco.
  • Cogeremos primero el bol con las claras y lo batiremos hasta que casi esté a punto de nieve. Ante de llegar a ese punto añadiremos la mitad del azúcar que vamos a necesitar para esta receta y lo seguiremos batiendo todo hasta que ahora sí quede al punto de nieve. Una vez así, apartamos y seguimos con la receta.
  • Ahora toca el turno de las yemas de huevo. Haremos lo mismo, añadimos el resto de azúcar y lo batimos todo bien hasta que clarea un poco y se queda un color clarito.
  • Atentos a este paso porque es fundamental para que el bizcocho quede bien. Volveremos al bol con las claras montadas a punto de nieve y añadiremos las yemas montadas poco a poco y haciendo movimientos envolventes para que las claras no bajen. Mientras mejor hagamos este paso mejor nos quedará el bizcocho así que paciencia y poco a poco.
  • Después de haber integrado todo eso bien, iremos añadiendo el harina de trigo también poco a poco y con movimientos envolventes, eso sí, si puedes tamiza antes el harina, ya sea con un colador o un tamizador.
  • En un molde de bizcocho de unos 20cm de diámetro añadiremos mantequilla o margarina por la base y laterales para que así el bizcocho no se pegue.
  • Añadiremos toda la masa bien y distribuiremos con ayuda de una lengua.
  • Lo llevaremos al horno unos 40 minutos a 180º. Iremos pinchando a partir de los 20 minutos y así nos aseguramos de que no quede seco o crudo.

Con esto ya tenemos nuestro bizcocho listo, solo hay que esperar a que enfríe para desmoldar y listo. Un bizcocho esponjoso como este es ideal como base para tarta o para rellenar de mil formas distintas. Espero que te haya gustado esta receta.

CARRILLADA CON CHOCOLATE Y PEDRO XIMENEZ

La carrillada o carrillera es una carne muy jugosa y que si le das el tiempo que necesita se consigue una textura en boca muy buena. Prácticamente se deshace en la boca con todo el sabor que tenga el plato. ¿Quieres saber cómo se hace una carrillada con chocolate y Pedro Ximenez?

Carrillera de cerdo en salsa

Ingredientes:

  • Carrillada de cerdo: 500 gramos.
  • Pedro Ximenez: 300 ml.
  • Caldo de Carne: 400 ml.
  • Chocolate negro: 5 onzas.
  • Zanahoria: 3 unidades.
  • Cebolla: 1 unidad.
  • Puerro: 1 unidad.
  • Ajo: 2 dientes.
  • Pimienta.
  • Harina.
  • Sal

Carrillera al vino en olla

  • El primer paso para esta receta será coger nuestra carrillera y lo pasaremos por harina. Después pondremos una olla y añadiremos una base de aceite de oliva.
  • Una vez esté el aceite caliente, añadiremos la carrillera y lo doraremos bien. Cuando esté dorado apartaremos en un plato.
  • En el mismo aceite que hemos dorado la carrillada, añadiremos la cebolla y el ajo bien cortado. En esta ocasión hemos usado cebolla blanca y morada, aunque puedes usar solo de un tipo sin problemas.
  • Una vez que hemos añadido la cebolla, echaremos la zanahoria y el puerro. A mí me gusta mucho la zanahoria y la he cortado en rodajas gruesas. Movemos y esperamos a que esté todo bien pochado.
  • Añadiremos sal y pimienta en polvo y en grano.
  • Ahora volvemos a añadir la carillera a nuestra olla con todas las verduras. Vamos a regar toda la carne y verduras con un buen vino. En esta ocasión es un vino Pedro Ximenez que le da un sabor muy característico a este plato.
  • Después añadiremos caldo de carne y cerraremos la olla. Pondremos el fuego algo durante 25 minutos.
  • Tras ese tiempo, abriremos la olla y añadiremos las onzas de chocolate.
  • Movemos un poco todo para que el chocolate se deshaga. Tras ese paso, sacaremos la carne de la olla y apartamos.
  • Sacaremos todo lo que haya en la olla y lo llevaremos a la batidora. Veremos que se crea una salsa espesita y muy muy rica.
  • Ya solo falta añadir esa salsa a nuestra carne.

Si quieres darle un plus adicional a este plato, solo tienes que freir unas patatas fritas bien ricas para acompañar.

SOPA CASTELLANA RECETA TRADICIONAL

Ya no hace este frío invernal que hace que estés todo el día con el cuerpo encogido pero aun así, vemos que todavía estamos a tiempo de comer estos platos de inviernos como son las sopas. Sopas hay de mil tipos, sopa de tomate, sopa de cebolla, sopa de marisco….Sin embargo, una de las sopas que más me gusta por su facilidad y rapidez es la sopa castellana.

Sopa castellana

Las cantidades como siempre depende del gusto de cada uno, con estas cantidades que yo os indico el sabor es abundante. Puedes añadir más pan o menos cantidad de caldo ya según prefieras. Yo me comí un buen plato y repetí.

Ingredientes:

  • Caldo de carne: 150 ml.
  • Ajo: 2 dientes
  • Pimentón: 1 cucharadita.
  • Jamón: 100 gramos.
  • Agua: 100 ml.
  • Pan: 75 gramos.
  • Comino: 1/2 cucharadita.
  • Huevo: 1 unidad.

Como hacer sopa de ajo

En un cazo alto vamos a añadir un chorro de aceite de oliva virgen extra, ponemos el fuego a la mitad y añadimos el ajo cortado bien finito. Esperamos hasta que se dore con cuidado de que no se queme (para eso siempre el fuego a la mitad ya que el ajo se dora muy fácilmente).

Una vez se ha dorado, añadimos los trocitos de jamón. En esta receta un buen jamón le da un plus de sabor ya que la grasa y su sabor serán clave para cada cucharada que demos de nuestra sopa castellana. Lo salteamos también un poco.

Ahora añadimos el pan y con una cuchara de madera lo movemos todo bien. Solo con esta mezcla ya nos entrará el hambre. Ver como se impregna el pan de la grasa del jamón es una delicia.

Cuando hemos mezclado el pan con el resto de ingredientes, añadimos una cucharita de pimentón de la vera. Puedes añadir pimentón picante si te apetece aunque al ser una sopa creo que es conveniente que añadas pimentón dulce.

Incorporaremos caldo de carne casero (si no tienes puedes usar uno ya hecho). Mezclamos todo y añadimos un poco de agua para rebajar un poco la intensidad del sabor.

Tal como se va haciendo la sopa, añadimos también un poco de comino, volvemos a mover y una vez que empiece a hervir lo dejamos 2-3 minutos. Para acompañar esta sopa vamos a hacer un huevo poché ¿quieres saber cómo se hace? Aquí tienes el enlace y el vídeo

Apartamos nuestra sopa en una cazuelita de barro, le ponemos el huevo en medio y ya tenemos lista nuestra comida.

CONTRAMUSLOS DE POLLO GUISADOS

Donde esté un buen guiso que se quite lo demás, será que me estoy haciendo mayor pero cada vez valoro más la comida a fuego lento, la de siempre, con verdura y una carne noble como es el pollo. Después de esta entrada ya habéis podido descubrir que hoy toca una receta bien rica, unos contramuslos de pollo guisados con tomate y un chorrito de vino, ¿te animas a probarlo? Aquí tienes la receta.

Receta Contramuslos de pollo

Os paso la lista de ingredientes para que la tengáis siempre a mano. Muchas de las cantidades aquí son a ojo aunque indicaré las cantidades que usé yo.

Ingredientes:

  • Contramuslos de pollo: 6 unidades.
  • Pimiento verde: 1 unidad.
  • Pimiento rojo: 1 unidad.
  • Cebolla: 1 unidad.
  • Ajo: dos dientes.
  • Laurel: 2 hojas.
  • Tomate triturado: 400 gramos.
  • Caldo de carne: 200 ml.
  • Vino blanco: 150 ml.
  • Pimienta negra.
  • Sal.

Recetas sanas con contramuslos de pollo

  • En una olla pondremos un buen chorrito de aceite de oliva virgen extra, subiremos el fuego y una vez esté caliente añadiremos los contramuslos de pollo. Yo les he quitado la piel porque me parece que por esa zona del pollo la piel es más gruesa y no me gusta tanto como la de la pechuga así que una vez que tenemos el contramuslo limpio, lo añadimos a la olla. Salpimentamos.
  • Lo dejaremos hasta que la carne se selle bien, solo queremos que se selle ya que se terminará de hacer con la salsa.
  • En el mismo aceite que se ha sellado el pollo añadiremos la verdura bien cortadita así que limpiamos bien los pimientos, la cebolla y el ajito y con un buen cuchillo lo cortamos muy fino.Lo dejaremos unos 5 minutos a fuego medio-alto.
  • Después de esos 5 minutos le añadiremos el tomate natural triturado (recordad, que no es tomate frito) y también le añadimos las 2 hojitas de laurel y esperamos otros 5 minutos en el fuego.
  • Ahora le añadiremos el vino blanco y dejaremos que reduzca un poco junto al tomate y las verduras.
  • Después de haber reducido añadiremos los contramuslos de pollo y el caldo de carne, pondremos el fuego a media potencia y dejaremos cocinar durante unos 30 minutos.

Con esto ya tenemos nuestra receta hecha, como has visto es un plato muy fácil pero que al respetar los tiempos de cocinado haces que tengas un pollo con mucho sabor.

Paté Vegano de Aceitunas Verdes

Si hay un aperitivo que me gusta mucho son las aceitunas y es frecuente encontrar en el super Tapenade de aceitunas o paté de aceitunas verdes, al probrarlo te das cuenta de que esta receta no tiene que tener mucha dificultad, así que me decidí a hacerla y el resultado fue mejor de lo esperado. ¿Quieres aprender a hacer este paté vegano? No dejes de leer.

Tapenade Vegano de aceitunas

Podemos usar aceitunas verdes o negras. En mi caso usé unas aceitunas verdes de la variedad cornezuelo.
La aceituna cornezuelo de Jaén es una variedad de fruto del olivo originaria de la provincia de Jaén.​​ Se trata de una variedad secundaria de la cornicabra.​

El aceite Virgen Extra Cornezuelo, se encuentra amparado por la DOP “Aceite de Monterrubio” y dispone de muy buenas características organolépticas. El aroma es afrutado con agradables notas a hierba verde.

Ingredientes:

  • Aceitunas en salmuera: 250 gramos.
  • Alcaparras: 1 cucharadita.
  • Zumo de limón.
  • Aceite de oliva.
  • Tomillo.
  • Orégano.

Paté Aceitunas

Esta receta se hace de un solo paso, se tarda no más de 2 minutos y la dificultad es mínima.

  • Vamos a usar una batidora de mano y añadiremos en el vaso las aceitunas. Como comentamos al principio, la variedad de aceitunas que hemos usado son las cornezuelo. Recordad que son aceitunas en salmuera, no tienen más aliño que la propia sal.
  • Una vez hemos añadido las aceitunas, añadiremos las alcaparras. La cantidad va siempre al gusto, en mi caso le eché una cucharadita.
  • Le echamos también un chorrito de limón y las especias. Tomillo y orégano será lo que usemos.

Lo bueno de las especias es que a parte de dar sabor a nuestras comidas también a porta beneficios a nuestro organismo. Por ejemplo el tomillo es antiinflamatorio y reduce los problemas digestivos además de ser un buen diurético.

El orégano a su vez, tiene alto contenido en hierro y fibra, además de ser un gran antioxidante.

  • Ahora batiremos bien, pondremos altas revoluciones. Si vemos que se queda algo espeso le añadimos un chorrito de AOVE (aceite de oliva virgen extra) para que suavice la textura.
  • Una vez está todo bien triturado solo falta ponerlo en un recipiente y acompañando de algunas tostadas o picos. Esta receta es ideal como entrante o para acompañar a otros platos. En ensaladas también viene muy bien.

FLAN CON GALLETAS Y GOFRE

Hoy estaba por casa sin saber qué hacer. Buscando entre los muebles encontré que tenía unos gofres y unas cookies sin usar de hace tiempo así que me puse manos a la obra y decidí hacer este flan con galletas y gofre. ¿Quieres saber cómo se hace?

FLAN DE GALLETAS Y COFRE

En este caso las cookies son compradas aunque si quieres saber como hacer unas cookies con chocolate crujientes y bien ricas solo tienes que pinchar en este enlace.

Ingredientes:

  • Gofres: 5 unidades.
  • Azúcar: 5 cucharadas.
  • Leche: 500 ml.
  • Preparado de flan.
  • Cookies.

Tarta de Gofre y Galletas

  • Empecemos por partes como decía Jack el destripador. El primer paso será coger un recipiente más o menos cuadrado que servirá de base de nuestra tarta. En el pondremos los gofres, yo los he comprado de chocolate y la verdad que merece la pena. Como verás, faltarán huecos por cubrir, cortaremos trocitos de otro gofre y lo usaremos para tapar cualquier espacio que haya quedado sin cubrir.
  • Ahora vamos a hacer el flan, para ello seguiremos las instrucciones del fabricante el cual dice que con 500 ml de leche, dejemos unos 200ml en un vaso, el resto de leche la pondremos al fuego a hervir mientras que añadimos el contenido del sobre de flan a esos 200 ml de leche y lo meveremos todo bien. Una vez movido y la leche esté caliente, añadiremos el otro poco de leche al que le añadimos el sobre.
  • ¿Prefieres hacer tú unas natillas o flan mejor que comprarlo ya hecho? Pues aquí te enseñaré como hacer unas natillas caseras muy ricas.
  • Una vez que añadimos la leche, con una cuchara de madera iremos moviendo sin parar, todo esto lo haremos a fuego medio para evitar que se queme. Cuando esté espesando seguiremos moviendo hasta que haya cogido la textura que queremos, apagamos el fuego y retiramos.
  • Nos llevamos el cazo con el flan al recipiente donde se encuentran los gofres y echaremos todo el flan por encima.
  • Posteriormente trocearemos unas cookies y las pondremos por encima. Lo llevamos al frigorífico y esperamos un poco para que cuaje bien todo.

Con esto ya tenemos nuestro postre hecho. Como habéis visto no tiene ningún misterio, es fácil de hacer y tiene muy buena presencia.

GACHAS DULCES O POLEÁ

Gachas Dulces

No hay nada que me guste más que rescatar recetas tradicionales de cocina y hacerlas. Las gachas dulces o poleá es una de ellas. Es un postre que se hacía cuando no había mucho con qué alimentarse. Este tipo de recetas usa ingredientes muy nobles y que al mezclarlos en las cantidades idóneas hace que se consiga una receta para chuparse los dedos.

Esta receta entra como una de mis favoritas al igual que puede ser el arroz con leche o el bizcocho con trozos de chocolate. A las gachas también se le conoce como polenta o grits, talvina o puches y también las hay saladas aunque esta receta tengo pendiente de hacerla también. Ahora sí, vamos a empezar con nuestra receta de gachas dulces o poleá.

Gachas de Pueblo

Ingredientes:

  • Harina de Trigo: 4 cucharadas.
  • Azúcar: 5 cucharadas.
  • Semilla de anís: 1 cucharada.
  • Aceite de oliva: 100 mililitros.
  • Canela en rama: 1 unidad.
  • Leche: 1 litro.
  • Cáscara de Naranja: 1 unidad.
  • Pan.
  • Sal.

Receta de Gachas Andaluzas

1: Cortamos a rebanadas el pan para luego cortarlo a trocitos. El pan si puede ser del día anterior y tiene una miga densa mejor que mejor. Una vez cortado lo llevaremos a un cazo con aceite de oliva bien caliente y lo freiremos. Cuando se haya frito, apartamos en un plato con una servilleta para que suelte el aceite sobrante.


2: En una sartén añadiremos aceite de oliva y pondremos las semillas del anís (matalauva) y la cáscara de una naranja. Normalmente se usa cáscara de limón pero yo he usado naranja y también le viene muy bien. Lo dejaremos freir hasta que los bordes de la cáscara estén crujientes.Una vez frito, colamos el aceite para apartar las semillas y la cáscara.


3: Cuando hemos colado todo bien, volveremos a añadir el aceite de oliva en la misma sartén y a fuego medio añadiremos el harina de trigo, iremos moviendo todo bien hasta que el harina se tueste y se integre.


4: Una vez se haya integrado todo bien empezaremos a añadir leche poco a poco. El truco de las gachas está en esta parte. Iremos añadiendo la leche a chorritos, cuando se haya mezclado todo bien añadimos otra poca y haremos eso hasta acabar con el litro de leche. Verás que al principio salen grumos y tal como vas añadiendo leche esos grumos desaparecen y se crea una especie de bechamel bien fina y limpia.


5: Cuando hemos echado todo, añadimos azúcar y la rama de canela, movemos bien hasta que la leche empiece a hervir que será cuando la mezcla espese un poco. Una vez hierva movemos unos 5- 6 minutos de forma constante y a fuego bajo para controlar mejor la textura de nuestras gachas.


6: Una vez que ha espesado un poco se puede presentar en una cazuela de barro con el pan tostado que freímos antes, un poco de canela en polvo y un chorrito de miel por encima. Hay que tener en cuenta que las gachas cuando se enfrían espesan un poco así que aunque al principio te parezca que está líquido, luego verás que tiene la textura perfecta que buscábamos.

Con esto ya tenemos nuestras gachas lista para comer. Espero que te haya gustado.

RECETA TRADICIONAL SOPA DE CEBOLLA

Ya está aquí el frío y por eso hoy he hecho una sopa de cebolla acompañada de un pan crujiente con queso gratinado y también con unos trocitos de panceta. Esta sopa es una receta tradicional en nuestra cocina junto con la sopa de ajo o sopa castellana.

Esta sopa de cebolla se comía cuando no había gran cantidad de alimentos y se tenía que usar ingrediente baratos para cocinar. Al fin y al cabo se trata de cebolla y caldo.

Sopa de Cebolla Fácil

Ingredientes:

  • Cebolla: 4 unidades.
  • Ajo: 1 diente.
  • Pan
  • Agua: 200 ml.
  • Vino Blanco: 100 ml.
  • Mantequilla: 1 cucharada.
  • Caldo de carne: 1 litro.
  • Queso blando: 1 trocito.

Sopa de Cebolla con Pan y Queso.

1: En primer lugar vamos a pelar las cebollas. Hemos usado 4 cebollas de un buen tamaño. Las cortaremos en juliana ya que así se hace más agradable a la hora de comerlas.

2: Una vez hemos cortado la cebolla, cortaremos también un ajo. Si puedes y tienes chalota, te recomiendo que uses un par de ellas y la peles también.

3: Ponemos en la vitrocerámica una olla grande y con el fuego a la mitad añadiremos una nuez de mantequilla y la derretiremos. Una vez fundida, añadimos un chorrito de aceite de oliva virgen y movemos bien.

4: Añadiremos la cebolla y el ajo y lo dejamos pochar durante un rato (20-25 minutos). Una vez pochada la cebolla, añadimos vino blanco y dejamos en el fuego hasta que se evapore el alcohol. Después de eso, añadiremos el caldo de carne. Si es posible usar uno casero mucho mejor, si no pues puedes usar pastilla de caldo o los bricks que vienen ya preparados.

5: Echamos también el agua y dejamos que cocine a fuego medio durante unos 30 minutos.

6: Por otro lado, cortamos en rebanadas la pieza de pan y untaremos con ajo los bordes. Añadiremos queso rallado por encima y lo llevaremos al horno unos 12 minutos (hasta que se funda el queso).

7: Después de haberse cocinado nuestra sopa de cebolla, la llevaremos a un cuenco o taza, en medio pondremos una rebanada de pan crujiente con queso y si queremos podemos añadirle unos trozos de panceta para darle el toque maestro a nuestra receta.

Pastel de Salmón y Aguacate.

¿Quieres una receta fresca, sana y rica? Hoy vamos a hacer un pastel de salmón y aguacate. Esta receta es ideal como entrante y ahora que se acercan las navidades, podemos decir que este salmón también viene muy bien para una cena con invitados.
Puedes hacer esta receta y consumirla luego así no tendrás que ir corriendo como pollo sin cabeza preocupada por las prisas o falta de tiempo. Ahora sí, comencemos con este pastel de salmón y aguacate.

Por otro lado, si tienes aguacates y quieres hacer un rico guacamole, solo tienes que pinchar aquí.

Receta de Pastel de Salmón.

Ingredientes:

  • Pan de molde: 6 unidades.
  • Salmón: 250 gramos.
  • Pimiento verde: 1 unidad.
  • Pimiento rojo: 1/2 unidad.
  • Aguacates: 2 unidades.
  • Nueces: 40 gramos.
  • Cebolla: 1/2 unidad.
  • Limón.
  • Mayonesa.
  • Aceite de oliva.
  • Pimienta y sal.

Pastel de salmón paso a paso.

1: El primer paso será poner una cama de pan de molde que será nuestra base del pastel. Haremos dos hileras de 3 panes de moldes y pondremos una hilera encima de otra.

2: Añadiremos unas nueces cortadas encima del pan de molde y con un rodillo amasaremos todo bien para crear nuestra cama de pan. Cuando esté todo bien unido lo apartamos mientras seguimos con la receta.

3: Toca el turno del salmón, le quitamos la piel y las espinas para quedarnos solo con la carne. Lo cortaremos en tiras y luego en cuadraditos bien pequeños y lo pondremos en un bol alto.

4: Cortaremos la cebolla, pimiento rojo y pimiento verde también en trocitos muy pequeños y se lo añadiremos al salmón. Echaremos limón, sal y pimienta y mezclaremos todo muy bien para que coja sabor. Le añadimos de nuevo algunas nueces y volvemos a mover. Llevamos al frigo.

5: Pelamos y cortamos los aguacates, añadimos algo de limón y lo trituramos todo muy bien.

6: Volvemos a coger nuestra base de pan bimbo y le añadiremos una capa fina de mayonesa. Luego haremos lo mismo con el aguacate. Posteriormente añadiremos el picadillo de salmón con pimientos, cebolla y nueces. Recomiendo dejar los bordes de la masa sin añadir el picadillo ya que así a la hora de enrollar no se saldrá nada.

7: Ahora toca una parte algo más delicada y es la de enrollar nuestro pastel de salmón. Para ello iremos usando la mano para hacer presión mientras enrollamos poco a poco.

8: Una vez que esté todo enrollado, le añadiremos un poquito más de mayonesa y algunas semillas de sésamo o linaza. Con esto ya tenemos nuestro pastel de salmón acabado y bien rico.

Bizcocho casero con trozos de chocolate

Bizcocho esponjoso con pepitas de chocolate

¿Qué buena pinta tiene este Bizcocho casero con trozos de chocolate, eh?¿Has visto la costra crujiente y lo esponjoso que está por dentro? Pues esta receta tan rica es la que os traigo hoy. La receta de este bizcocho tiene ingrediente muy básicos y buenos.
Esta forma rectangular es la típica que se suele usar para los Plump Cake, un bizcocho de origen inglés aunque se usa fruta en lugar de chocolate.

Bizcocho con chocolate tierno y esponjoso

Ingredientes:

  • Azúcar: 140 gramos.
  • Huevos: 2 unidades.
  • Leche: 150 mililitros.
  • Harina de fuerza: 350 gramos.
  • Levadura: 1 sobre.
  • Mantequilla: 125 gramos.
  • Trozos de chocolate.

Receta Bizcocho con chocolate

1: En un bol vamos a añadir el azúcar, yo he usado azúcar blanca aunque si te gusta mejor el azúcar moreno puedes usarla. Le incorporaremos mantequilla en pomada. ¿Qué es la mantequilla pomada? Es una mantequilla con una textura más suave y se obtiene simplemente dejando la mantequilla a temperatura ambiente durante un ratito.

¿Te gustaría hacer una mantequilla casera? Solo tienes que pinchar en este enlace y verás como se hace.

2: Mezclaremos bien con unas varillas o un tenedor el azúcar con la mantequilla hasta que quede todo bien integrado.

3: Toca el turno de añadir los huevos. Una vez añadidos, volvemos a batir.

4: Vamos a añadir la levadura con el harina así quedará todo bien integrado y la levadura hará mejor su función. Una vez que lo hayamos hecho, tamizaremos la mezcla de harina con levadura y lo echaremos al bol que tiene el huevo, azúcar y mantequilla.

5: Una vez hemos añadido el harina, le incorporamos la leche (si quieres usar una leche vegetal puedes hacerlo sin problemas) y movemos todo con una pala haciendo movimientos envolventes. Con eso conseguimos que el bizcocho quede mucho más esponjoso y suave.

6: Ahora vamos a coger el chocolate que más nos guste, yo uso chocolate con leche, lo cortaremos a trocitos y se lo añadiremos a toda la masa.

7: Cogeremos un molde rectangular que como hemos dicho es típico de los plump cakes, le añadiremos mantequilla tanto en la base como en las paredes para evitar que se pegue y luego añadiremos toda la mezcla de nuestro bizcocho. Una vez que lo hemos echado todo, le añadiremos más trocitos de chocolate por encima que le dará un aspecto más vistoso a nuestro gran bizcocho casero.

8: Lo llevaremos al horno a 180ºC y lo dejaremos durante unos 35 minutos aproximadamente. Para saber que el bizcocho está listo solo hace falta meter una aguja y cuando esté seco es que ya se encuentra listo para sacarlo del horno.

9: Dejaremos reposar un poco y desamoldaremos sin problemas. Si haces un corte verás lo bien que ha quedado. Puedes acompañarlo con un vasito de leche y con eso tienes la merienda o el desayuno perfecto.

Receta Tarta de Calabaza Fácil y Rica

En este tiempo la calabaza es un producto de temporada y no es raro hacer una crema de calabaza. Hoy hemos decidido cocinar tarta de calabaza. Como puedes ver en el vídeo, la receta no es para nada complicada pero sí tienes que seguir los trucos y pasos que explico para que te salga bien rica.

Tarta de Calabaza de la Abuela

Ingredientes:

  • Yogur: 100 gramos.
  • Nata: 200 ml.
  • Huevos: 4 unidades.
  • Hojaldre: 1 unidad.
  • Harina de trigo: 2 cucharadas.
  • Canela molida: 1 cucharadita
  • Calabaza: 850 gramos.
  • Azúcar: 130 gramos.
  • Nuez moscada: 1/2 cucharadita
  • Jengibre: 1/2 cucharadita.
  • Sal

La mejor tarta de Calabaza

1: Pelaremos y cortaremos la calabaza en trocitos más o menos iguales. Lo pondremos en un plato y cubriremos con papel film. Metemos en el microondas unos 15 minutos hasta que esté tierna. En ese tiempo debería de estar blanda, si se os queda dura ponerlo 3 minutos más sin quitar el film.

2: Cuando sacamos la calabaza del microondas escurrimos el jugo que suelta la calabaza ya que eso empaparía nuestra tarta y no lo queremos. Con una cuchara o tenedor podemos ver como la calabaza ya está blandita.

3: Añadiremos ahora el resto de ingredientes (el azúcar moreno, los huevos, el yogur, la nata para montar, el harina de trigo, canela, jengibre y nuez moscada). Para intensificar el sabor le añadiremos una pizca de sal que siempre viene bien en los postres.

4: Ahora vamos a triturar todo con la batidora. Tiene que quedar todo bien batido de forma que se forma una mezcla homogénea. Quedará más bien líquida pero no preocuparse porque así es como debe de quedar en ese momento.

5: Usaremos ahora un recipiente apto para horno. El que he usado tiene unos 20 centímetros de diámetro y unos 4 de alto. Le pondremos en la base papel vegetal para evitar que se pegue.

6: Extendemos bien la masa de hojaldre sobre el molde y recortamos un poco el sobrante. Ahora vamos a añadir una base de garbanzos en la masa. Eso se hace porque vamos a darle un primer calentón a nuestra masa en el horno y si no le ponemos nada el hojaldre subiría y no quedaría bien así que como hemos dicho, lo llevamos al horno unos 7 minutos a 150ºC.

7: Pasado ese tiempo lo sacamos del horno, quitamos los garbanzos y añadimos la mezcla que hicimos antes. Añadiremos hasta prácticamente el borde ya que esta masa no subirá por lo que no hay problema de que rebose.

8: Finalmente lo llevamos al horno unos 45 minutos a 180º C.
Gracias a la propia calabaza y el azúcar moreno se creará una capa brillante por arriba que le dará un aspecto más que bueno mientras que el interior estará muy jugoso y algo más cremoso.

Esta tarta está mejor de un día para otro así que si tienes paciencia una vez hecha dejala en el frigorífico y verás como aun está mejor que acabada de hacer.
Si te ha sobrado calabaza también puedes hacer esta crema de calabaza

Crema de Calabaza y Zanahoria

Nunca está de más meter una crema de verduras en nuestro menú, es un plato ligero, fácil de preparar y muy nutritivo. Hoy vamos a hacer una crema de calabaza y zanahoria. Tengo pendiente realizar más recetas con verduras u hortalizas aunque el proceso siempre es muy similar.
Tanto la calabaza como la zanahoria tienen un color muy similar por lo que es ideal combinar estos dos ingredientes en la crema para mantener el color anaranjado que buscamos. Si por cualquier motivo no tienes calabaza a mano pero quieres realizar la receta, puedes usar calabacín.

Crema de Calabaza Vegana

Ingredientes:

  • Calabaza: 750 gramos.
  • Zanahoria: 4 unidades.
  • Curry: 1 cucharadita.
  • Patatas: 250 gramos.
  • Ajos: 2 dientes.
  • Cebolla: 1 unidad.
  • Picatostes.
  • Pimienta.
  • Sal.

Crema de Calabaza Receta de la Abuela:

1: Lo primero que haremos en esta receta será pelar bien todas las verduras y hortalizas que vamos a usar para nuestra crema de calabaza. Pelamos las patatas, las zanahorias y las cortamos en trozos no muy grandes. La calabaza podemos pelarla con un pelador, la piel está algo dura pero es mucho más fácil que si usamos un cuchillo. La cebolla y el ajo lo picaremos muy finito.

2: En una olla alta echaremos un buen chorrito de aceite de oliva virgen extra e incorporaremos el ajo y la cebolla. Todo eso a fuego medio-alto en nuestra vitrocerámica.

3: Después de haber pasado unos 5 minutos y tener ya el ajo y la cebolla pochada, añadiremos la calabaza, zanahoria y patata. Salpimentamos. Moveremos bien ayudándonos de una pala y le echamos el curry. Este ingrediente dará un sabor más intenso al plato.

4: Una vez que hemos añadido el curry, le incorporamos un caldo de verduras, si por casualidad no tienes, puedes añadirle agua. Le echaremos caldo hasta cubrir aproximadamente un par de dedos por encima de las verduras.

5: Ponemos el fuego alto, cerramos con una tapadera y esperamos a que la verdura esté blanda.

6: Una vez que la verdura ya se ha cocido, la añadimos a una batidora ya sea de vaso o de brazo aunque yo prefiero la de vaso ya que se bate mejor y no quedan grumos. El truco está en conseguir la textura deseada para nuestra crema de calabaza está en añadir parte del propio caldo con el que hemos hecho la verdura poco a poco. Añadiendo un par de cazos obtengo la textura que a mí me gusta que es no muy líquida, si quieres puedes añadir un poco más, eso ya irá a vuestro gusto.

7: Cuando se ha batido todo solo queda añadirlo en el plato y acompañar con unos picatostes o trocitos de pan frito por encima.

Tarta de Yogur Griego


Todo el mundo conoce el bizcocho de yogur o más bien el famoso bizcocho 3, 2, 1 pero en lugar de hacer hoy un bizcocho, vamos a hacer una tarta de yogur griego. Esta receta se diferencia del bizcocho principalmente en que no tiene harina. Solo son 4 ingredientes, se consigue una textura más fina y cremosa que la del típico bizcocho.
Yo la he acompañado de fruta para darle contraste y un toque mayor de sabor.

Postre Yogur Griego

Ingredientes:

  • Yogur griego: 500 gramos.
  • Huevos: 3 unidades
  • Azúcar: 150 gramos.
  • Maicena: 35 gramos.


  • Tartas Recetas Fáciles

    La elaboración de esta tarta tiene nula dificultad. Si te estás iniciando en la repostería, puedo decir que es una receta de postre fácil de hacer.

    1: En primer lugar vamos a coger el bol donde vamos a batir los ingredientes. Usaremos un bol alto para no salpicar.
    Añadiremos los 500 gramos de yogur griego. Esos 500 gramos equivalen a 4 vasitos de yogur. Si quieres puedes usar yogur normal aunque en esta ocasión merece la pena usar el griego que es más cremoso y al no tener la receta harina le viene muy bien.

    2: Cuando hemos añadido el yogur, le incorporamos también los huevos, la maicena y el azúcar; yo usé azúcar blanca aunque puedes añadir azúcar moreno.

    3: Una vez añadido todo, con unas varillas empezamos a mover hasta que quede bien integrado. Puedes usar varillas eléctricas o manuales. En mi caso usé las manuales ya que los ingredientes que usamos no tenían mucha dificultad para que se mezclara.

    4: Después de mezclarlo todo, lo añadimos en un molde de bizcocho (mi molde tiene 22 centímetros de díametro) y le pones papel vegetal en el fondo y mantequilla por los lados. Este bizcocho no sube mucho por lo que si quieres puedes usar un molde de bizcocho más pequeño para que te quede más alto.

    5: Lo llevamos al horno unos 35 minutos a 180º con la función arriba y abajo. Iremos pinchando hasta que quede la aguja seca.

    6: Pasados los 35 minutos, desmoldamos y añadimos algo de fruta por encima, yo añadí unos arándanos que le dan muchísimo color y sabor a este plato.

    Puedes tomarte la tarta caliente o fría aunque la recomiendo fría para acompañar mejor a la fruta.

    Natillas Caseras Fáciles



    Si me dicen cual es tu postre favorito no podría decir solo uno, tendría que decir dos y uno de ellos es el que voy a hacer hoy. Las natillas caseras y el arroz con leche son dos potres muy típicos a la vez que fáciles y buenísimos.
    Siempre que iba a ver a mi abuela me hacía unas natillas tradicionales que quitan el hipo y ahora quiero compartir con vosotros mis natillas caseras fáciles.

    Natillas Caseras Receta de la Abuela

    Ingredientes:

  • Leche: 500ml.
  • Yemas de huevo: 4 unidades.
  • Azúcar: 75 gr.
  • Maicena: 20 gr.
  • Galletas.
  • Piel de limón.
  • Canela.
  • Canela en rama.


  • Natillas Receta:

    1: El primer paso para esta receta será separar la yema de las claras (nos quedaremos solo con las yemas). Las claras la dejaremos para otra cosa como hacer merengue, mahonesa o cualquier otra cosa.

    2: En un bol añadimos las yemas del huevo y el azúcar. Con unas varillas lo moveremos todo bien hasta que se mezcle. He usado azúcar blanca aunque si quieres puedes usar azúcar moreno o algún edulcorante natural como la estevia para endulzar. Cuando esté todo integrado, apartamos.

    3: En un cazo vamos a incorporar practicamente toda la leche salvo un poco que necesitaremos para disolver la maicena. Añadiremos la leche en un cazo junto con la piel del limón que hemos lavado y la canela en rama. Ponemos el fuego fuerte y esperamos a que hierva un par de minutos para aromatizar la leche.

    4: Mientras se va aromatizando, usaremos el poco de leche que dejamos sin añadir en el cazo y le echaremos la maicena. Recordad que la leche tiene que estar fría para que no salgan grumos con la maicena. Lo mezclaremos todo hasta que se disuelva.

    5: Vamos a incorporar la maicena con la leche en el bol donde tenemos las yemas de huevo mezclado con el azucar y de nuevo con las varillas lo movemos todo bien.

    6: Cuando ha aromatizado la leche, le quitamos la piel del limón y la canela. Añadimos también esa leche aromatizada a nuestro bol de yemas, azúcar, maicena y leche. La leche la añadiremos poco a poco mientras batimos

    7: Volvemos a usar un cazo en la vitrocerámica a fuego fuerte y añadimos toda la mezcla. Iremos moviendo sin parar hasta que hierva que es cuando empezará a espesar y coger cuerpo nuestras natillas caseras.

    8: En un recipiente no muy alto, vamos a poner una galleta en la base y añadiremos nuestras natillas. Para rematar pondremos otra galleta arriba que es como más me gusta.

    9: Lo llevaremos al frigo un par de horas para que cuaje y ya tendremos lista nuestro postre tan rico y tradicional.

    TARTA DE CHOCOLATE BLANCO

    Siempre usamos el chocolate negro para hacer nuestras tartas y bizcochos pero ¿qué te parece si en esta ocasión usamos el chocolate blanco? Descubre como con solo 3 ingredientes podemos hacer una tarta de chocolate blanco riquísima.

    Tarta de Chocolate Blanco y Queso

    Ingredientes

  • Huevos: 3 unidades.
  • Queso crema: 120 gramos.
  • Chocolate Blanco: 120 gramos.
  • Elaboración de Tarta de Chocolate Blanco Nestle

    No hay que olvidar que el chocolate blanco tiene más grasa que el negro por lo que gracias a eso conseguiremos una tarta de chocolate blanco cuajada perfectamente sin necesidad de añadir nada más que los tres ingredientes principales.
    Si quieres saber como se hace, solo tienes que seguir estos pasos:

    1: Lo primero que haremos será separar las yemas de las claras. Para eso usaremos dos recipientes, en uno irá la yema y en otro la clara. Para separarlas te ayudas de las propias cáscaras tal y como muestra el vídeo.

    2: Por otro lado, derretiremos el chocolate blanco,¿cómo lo vamos a hacer? Pues podemos hacerlo al baño María o directamente lo llevamos al microondas, lo ponemos en tandas de unos 20-30 segundos hasta que esté derretido.

    3: Una vez derretido el chocolate blanco, le incorporamos las yemas y el queso crema. Con ayuda de una lengua vamos mezclando todo bien hasta tener una mezcla homogénea. Cuando esté todo bien integrado, reservamos.

    4: Es hora de montar las claras a punto de nieve. Podemos usar unas varillas manuales o eléctricas. Yo uso una eléctrica para tardar bastante menos. Al montar las claras, reservaremos.

    5: Ahora mezclaremos las claras con el otro bol que tenía las yemas, el chocolate blanco y el queso crema. Lo haremos con movimientos envolventes para hacer que la mezcla no pierda volumen y quede más esponjosa.

    6: Vamos a usar un recipiente rectangular apto para horno, engrasamos bien con algo de mantequilla y metemos toda la mezcla de nuestra tarta en él. Después meteremos ese recipiente en otro más grande y lo llenaremos de agua hasta la mitad ya que vamos a hacer la tarta al baño María.

    Pondremos el horno a 180º unos 35 minutos. Iremos pinchando de vez en cuando y apagaremos el horno cuando la aguja salga seca. Podremos ver como nuestra tarta de chocolate blanco sin gelatina ha cuajado perfectamente.

    7: Cuando se haya hecho la tarta, la dejamos enfriar un poco a temperatura ambiente y luego la llevaremos al frigorífico un par de horas. Después de eso la desamoldaremos sin problemas y le pondremos unas nueces por encima.

    Si quieres alguna tarta más solo tienes que ver las recetas que aparecen a continuación y elegir la que más te guste! Espero que te haya gustado este postre tan rico.

    HUEVOS ESCALFADOS SIN FILM

    Pochar huevos

    El huevo es un producto que consumimos desde hace muchísimo tiempo y nos aporta muchos nutrientes beneficios para la salud. ¿Cómo te gusta más? ¿tortilla?¿revuelto?¿cocido? Pues en esta ocasión haremos un huevo escalfado pero sin film.

    En esta ocasión os voy a explicar como hacer un huevo poché o escalfado.
    Para los que no lo sepáis, el huevo poché se hace sin usar grasas para cocinarlo, simplemente se añade en agua y el propio agua va cuajando la clara y la yema pero la maravilla de este truco es la textura en la que quedan ambas. La yema quedará líquido y muy jugosa, la clara quedará cuajada pero lo necesario para que también tenga mucho sabor.

    ¿Quieres saber cómo se hace?

    Si quieres saber identificar los tipos de huevo según su código, solo tienes que ver esta imagen y pinchar en ella para estar más informado.

    Código Huevos

    Receta Huevos Escalfados


    1: Lo primero que vamos a hacer es coger un huevo, como siempre pasa en este tipo de recetas, mientras mejor sea nuestra materia prima, mucho más rico estará.

    2: Lo cascamos y lo añadimos en un bol de forma que así evitamos que se nos rompa cuando lo añadamos al fuego. 
    A su vez, cogemos un cazo con agua y lo ponemos en la vitrocerámica a fuego medio- fuerte. Tal como vaya cogiendo temperatura el agua, le añadimos un chorrito de vinagre. 

    3: Nada más que añadamos el vinagre, con unas varillas movemos el agua para que quede un “remolino” que hará que se concentre el huevo en el centro
    Para todo aquel que le guste la física, sabrá que aquí las fuerzas centrípetas y centrífugas hacen de las suyas.
    El vinagre es la clave para hacer el huevo poché ya que ayuda a que el huevo coagule más rápido.

    5: Como hemos dicho, hacemos un remolino con las varillas e incorporamos el huevo. Veremos como se cuaja muy rápido y no se sale del medio del cazo. Tardará muy poco en hacerse, escasamente un minuto.

    6: Una vez ha pasado un minuto, con una espumadera sacamos el huevo y lo llevamos a agua fría con una pisca de sal de forma que le corte la cocción y se sale un poco el huevo para darle sabor.

    Con esto ya estaría nuestro huevo poché o escalfado listo. Yo lo presenté con pan tostado, algo de queso, unas rodajas de tomate y espinacas. Tú puedes hacerlo como más te guste, se acompaña muy bien en cremas, verduras, o incluso sin nada.

    Espero que disfrutes con este truquito.

    RECETA DE CREMA DE PATATAS O PARMENTIER CON POLLO MARINADO

    Si hay un ingrediente básico en la cocina mediterránea, sin duda es la patata. Como sabemos, la patata se hace de mil formas: puré de patatas, patatas al horno, patatas rellenas, patatas a lo pobre… En esta ocasión haremos un parmentier que es una crema suave de patata. Además no tenemos que olvidarnos de las propiedades de la patata ya que son básicas en nuestra dieta.

    ¿Qué es un parmentier?

    Parmentier se aplica a cualquier elaboración con patata aunque aquí se usa practicamente cuando se trata de crema o puré de la misma.
    El término culinario parmentier debe su nombre a Antoine-Augustin Parmentier (1737-1813) que fue el que introdujo la patata en la cocina francesa.

    Ahora vamos a comenzar con la receta, espero que os guste!!

    Ingredientes:

    Pechuga de pollo: 200 gr.
    Patatas: 400 gr.
    Nata o crema de leche: 100 ml.
    Mantequilla: 50 gr.
    Pimentón: 1 cucharadita.
    Pimienta negra: 1/2 cucharadita.
    Agua de la cocción: 50 ml.
    Cebolla en polvo: 1 cucharadita.
    Ajo en polvo: 1 cucharadita.
    Cilantro en polvo: 1 cucharadita.
    Cúrcuma: 1 cucharadita.
    Cebolla frita.

    Elaboración:

    Lo primero que haremos para esta receta, es preparar el pollo. Vamos a usar unas pechugas, las limpiamos y las cortamos en tiritas.
    Cuando las tengamos cortadas, las añadiremos en un bol y vamos a macerarlas con especias.
    ¿Qué especias vamos a usar para ello? Pues en mi caso he usado: pimentón, ajo en polvo, cilantro, cúrcuma, pimienta negra y cebolla en polvo. Todas esas se las añadiremos a la pechuga de pollo junto a un chorrito de aceite de oliva, lo mezclamos todo bien y lo dejamos que repose un rato mientras seguimos con la receta.

    Toca el turno de la patata. Pondremos un bol con agua y sal en la vitrocerámica a fuego fuerte y añadiremos las patatas sin pelar en el agua. Intentaremos que todas las patatas sean prácticamente del mismo tamaño para que así se hagan a la vez. ¿Cómo sabemos que está una patata hervida? Pues meteremos el cuchillo y si están hechas, la patata se deslizará por el cuchillo y caerá.
    Aproximadamente estarán cocidas en unos 25 minutos.

    Una vez que las patatas se han cocido, las pelamos y trituramos con un triturador o pasa puré. Podemos usar uno como el que indico aquí abajo que es bastante bueno:

    Una vez triturado, le añadimos la mantequilla. Gracias a que la patata está caliente, se derretirá sin problemas.
    Le añadimos también la nata o crema de leche y con unas varillas mezclaremos todo bien hasta que quede hecho una crema fina y homogénea.

    Cuando ya hayamos conseguido esa crema, pondres la sartén a fuego fuerte y añadiremos las tiras de pollo maceradas. Podemos ver como el calor ha oscurecido gracias a las especias y a su vez el sabor es bastante más intenso.
    Como hemos dicho, pasamos el pollo por la sartén hasta que se haga.

    Ya solo queda presentar el plato. Usaremos una cama o base de nuestra crema de patatas, por encima le añadiremos el pollo y acompañaremos con un poco de cebolla frita.

    Con esto tenemos nuestra receta lista. Mucho sabor, sana y fácil de hacer.

    TARTA DE OREO SIN HORNO

    Hay que aprovechar el tiempo que hace para realizar recetas fresquitas por lo tanto este postre en concreto será una tarta de oreo. La peculiaridad de esta tarta es que no necesita ni horno, ni cuajada, ni gelatina o similar para que cuaje. Son muy pocos ingredientes, se hace bastante rápida y el sabor que es lo más importante es muy bueno.

    Todo el mundo conoce las galletas oreo, de hecho en mi canal tengo algún que otro BATIDO DE OREO así que ahora llega el turno de una tarta fría con oreo.

    Postre Oreo

    Ingredientes:

    • Galletas Oreo: 250gr.
    • Mantequilla: 100gr.
    • Queso Crema: 300gr.
    • Nata o crema de leche 35%: 220 gr.
    • Azúcar glass: 80 gr.

    Receta Pastel de Oreo

    1: Cogeremos nuestras galletas oreo, venga puedes probar una si no te resistes. Cuando las hayas probado ya puedes imaginarte lo rica que estará esta tarta.
    Vamos a separar el relleno de la galleta de la misma. En un recipiente añadiremos la galleta y en otro la crema que con una simple cuchara saldrá bien.

    2: Cuando tengamos toda la galleta separada, vamos a triturarla con una picadora. Si no tienes puedes poner toda la galleta en una bolsita y con un rodillo de cocina ir pisándola hasta que quede bien fina.
    Después de haberlo triturado todo apartamos.

    3: Ahora vamos a derretir la mantequilla, lo más rápido es usar el microondas así que la metemos ahí y lo ponemos unos 30 segundos. Será más que suficiente
    Cuando tenemos la mantequilla derretida, la mezclamos con la galleta triturada y con la ayuda de una cuchara integramos todo bien. La mantequilla sirve para unir bien la galleta, a parte de darle mejor sabor.

    4: Vamos a usar un molde de bizcocho de 15cm de diametro. Le ponemos papel vegetal en la base para que la galleta no se pegue. Con ayuda de una cuchara ponemos toda la galleta en la base de nuestro molde de forma que quede bien homogéneo y repartido por igual. Cuando lo hayamos hecho lo llevamos al frigo.

    5: Ahora llega el momento de la crema. Vamos coger un bol alto y añadiremos el queso crema al que vamos a batir un poco para que tenga una textura más fina. Una vez batido, le echaremos también la nata o crema de leche y seguiremos batiendo.  Finalmente añadiremos el azúcar glass en 2 -3 tandas para que quede bien integrado. Si lo hemos hecho bien quedará una crema con cuerpo pero que a su vez es algo ligera.

    6: Retiramos del frigorífico el molde de bizcocho con la base de galletas y le añadimos la mezcla de queso y nata que hemos batido antes. Escurrimos bien sin dejar ni una gota y lo llevamos de nuevo al frigorífico durante unas 3-4 horas. Está mejor de un día para otro así que si tienes paciencia te recomiendo que le dejes 24 horas en el frigo.

    7: Pasado ese tiempo veremos que ha cuajado bien, no está dura completamente pero no se deshace. Ahora decoraremos con trozos de galleta por encima o directamente poniendo galletas entera en la base.

    MOUSSE DE CHOCOLATE FÁCIL




    Si te gusta el chocolate, imagino que la mousse de chocolate aun más ya que está muy fresquita y la textura es tan característica que siempre deja huella.
    Se hace de muchas formas pero yo os voy a enseñar de forma que no necesitéis ni gelatina, ni horno.  Todo bastante rápido y usando pocos ingredientes y pocos instrumentos de cocina.

    Mousse de chocolate casero

    Ingredientes:

  • Nata o crema de leche: 100 ml.
  • Cacao en polvo: 20 gr.
  • Azúcar: 60 gr.
  • Chocolate: 100gr.
  • Leche: 500 ml.
  • Maizena: 30 gr.


  • Elaboración Mousse de Chocolate con nata

    1: Usaremos un bol alto para evitar que se derrame. En el bol añadiremos la nata o crema de leche y vamos tamizando el cacao en polvo. Al tamizar conseguimos que queden menos grumos y que todo se integre mejor. Podemos tamizar con un tamizador que como su nombre bien dice es el utensilio concreto para tamizar, pero si no tenemos podemos usar un colador y poco a poco irá cayendo todo igual de bien.

    2: Ahora lo moveremos con la varilla hasta que quede bien integrado. Cuando ya se ha movido vamos a reservar este bol para luego.

    3: El siguiente paso será coger otro bol y ahí añadiremos la leche, el azúcar y la maizena o harina de maíz. La maizena es la que hará la función de espesante. Es importante moverlo bien ya que mientras mejor se mueva mejor será el resultado final.

    4: Una vez se ha integrado todo vamos a añadirle la mezcla de leche y cacao en polvo que teníamos antes y lo mezclamos todo con las varillas de nuevo hasta que se integre.

    5: Cuando se ha mezclado, usaremos una cazo o cacerola y añadiremos toda la mezcla en él. Le vamos a añadir también un poco de chocolate, yo hice mezcla entre chocolate con leche y chocolate negro aunque aquí cada uno que use el tipo de chocolate que más guste.

    6: Ahora con el fuego alto vamos a ir moviendo todo muy bien hasta que rompa a hervir y veremos como la crema va cuajando un poquito. Si queréis controlar mejor este punto, una vez que empiece a hervir podéis bajar el fuego a la mitad y mover hasta que espese.

    7: Una vez que ha espesado, vamos a ponerlo en un molde ¿qué tipo de molde? Pues yo he usado uno rectangular y le he puesto papel vegetal para que desmolde mucho mejor.
    Con mucho cuidadito vamos distribuyendo toda la mezcla por nuestro recipiente hasta que no quede ni una gotita.

    8:El siguiente paso será dejarlo reposar un par de horas para que cuaje.
    Después de esas dos horas lo desmoldamos, no te preocupes que sale sin problemas y aunque esté blandito no se rompe ni nada. Lo acompañaremos con unas almendras por encima y un poco de nata montada si te gusta.

    Espero que te haya gustado la receta.

    AGUA FRESCA DE PLÁTANO.

    Como suele decir la canción: “El verano ya llegó, ya llegó, ya llegó y la fiesta comenzó comenzó comenzó…”
    Estamos en la estación del año que más me gusta, días muy largos, playa, piscina, ir por la calle con ropa fresca y poder aprovechar al máximo las 24h el día.

    Todo eso está muy bien, pero ¿qué decimos de los 40-45º grados que alcanzamos en Andalucía?
    Debido a eso hoy vamos a traer una receta muy sana, fresca y rápida de hacer.  Se trata de un AGUA FRESCA DE PLÁTANO.  Como dice su título, es más bien agua con sabor a un batido. La cantidad de leche que tiene es muy poca en proporción al resto de ingredientes por lo que es más fácil de beber y sacia tiene menos calorías que un batido o smoothie.

    ¿Quieres saber cómo se hace ?Empecemos!!

    Agua  Fría de Plátano

    Ingredientes:

    • Plátano: 1 unidad.
    • Agua: 275 ml.
    • Leche: 150 ml.
    • Azúcar moreno: 1 cucharadita café.
    • Canela.
    • Esencia de vainilla.
    • Hielo picado.

    Elaboración Agua Fresca de Plátano:

    Para hacer esta receta solo nos vamos a valer con nuestra batidora, da igual que sea de vaso o de mano aunque yo para estas cosas siempre uso la de vaso. Recordad que siempre viene bien tener una batidora con cierta potencia para que triture todo muy bien.

    En mi caso tengo una similar a esta:

    1: Cogeremos una batidora y  le añadimos un plátano que esté madurito así tendrá más sabor. Le  ponemos también la leche, en este caso leche vegetal de almendras aunque puedes usar el tipo de leche que más te guste.

    2: Ahora le toca el turno a la esencia de vainilla, con una cucharadita es más que suficiente y también le echaremos la misma cantidad de azúcar, en este caso he usado azúcar moreno que me gusta más. Si lo prefieres puedes añadir algo de sirope o miel en lugar del azúcar.

    3: Una vez tenemos todo en la batidora, solo falta batir. Le daremos alta potencia y unos 15-18 segundos bastará para que quede todo bien picado e integrado.

    4: Cuando esté todo integrado, le añadimos agua bastante fría y volvemos a batir unos segundos.

    5: Con esto ya tenemos nuestra agua fresca de plátano preparada, solo falta la presentación que la haremos con un tarrito de cristal que quede bonito, le añadiremos el agua fresca de plátano y le incorporaremos unos trozos de hielo picado y un poco de canela por encima.

    Ya tenemos nuestro postre preparado. Ideal para desayunar o merendar y como habéis visto a pesar de ser dulce, tiene pocas calorías.

    Espero que os haya gustado la receta.