Pastel de Salmón y Aguacate.

¿Quieres una receta fresca, sana y rica? Hoy vamos a hacer un pastel de salmón y aguacate. Esta receta es ideal como entrante y ahora que se acercan las navidades, podemos decir que este salmón también viene muy bien para una cena con invitados.
Puedes hacer esta receta y consumirla luego así no tendrás que ir corriendo como pollo sin cabeza preocupada por las prisas o falta de tiempo. Ahora sí, comencemos con este pastel de salmón y aguacate.

Por otro lado, si tienes aguacates y quieres hacer un rico guacamole, solo tienes que pinchar aquí.

Receta de Pastel de Salmón.

Ingredientes:

  • Pan de molde: 6 unidades.
  • Salmón: 250 gramos.
  • Pimiento verde: 1 unidad.
  • Pimiento rojo: 1/2 unidad.
  • Aguacates: 2 unidades.
  • Nueces: 40 gramos.
  • Cebolla: 1/2 unidad.
  • Limón.
  • Mayonesa.
  • Aceite de oliva.
  • Pimienta y sal.

Pastel de salmón paso a paso.

1: El primer paso será poner una cama de pan de molde que será nuestra base del pastel. Haremos dos hileras de 3 panes de moldes y pondremos una hilera encima de otra.

2: Añadiremos unas nueces cortadas encima del pan de molde y con un rodillo amasaremos todo bien para crear nuestra cama de pan. Cuando esté todo bien unido lo apartamos mientras seguimos con la receta.

3: Toca el turno del salmón, le quitamos la piel y las espinas para quedarnos solo con la carne. Lo cortaremos en tiras y luego en cuadraditos bien pequeños y lo pondremos en un bol alto.

4: Cortaremos la cebolla, pimiento rojo y pimiento verde también en trocitos muy pequeños y se lo añadiremos al salmón. Echaremos limón, sal y pimienta y mezclaremos todo muy bien para que coja sabor. Le añadimos de nuevo algunas nueces y volvemos a mover. Llevamos al frigo.

5: Pelamos y cortamos los aguacates, añadimos algo de limón y lo trituramos todo muy bien.

6: Volvemos a coger nuestra base de pan bimbo y le añadiremos una capa fina de mayonesa. Luego haremos lo mismo con el aguacate. Posteriormente añadiremos el picadillo de salmón con pimientos, cebolla y nueces. Recomiendo dejar los bordes de la masa sin añadir el picadillo ya que así a la hora de enrollar no se saldrá nada.

7: Ahora toca una parte algo más delicada y es la de enrollar nuestro pastel de salmón. Para ello iremos usando la mano para hacer presión mientras enrollamos poco a poco.

8: Una vez que esté todo enrollado, le añadiremos un poquito más de mayonesa y algunas semillas de sésamo o linaza. Con esto ya tenemos nuestro pastel de salmón acabado y bien rico.

CHIPS DE FRUTAS Y VERDURAS



 

Chips de Verduras

Si quieres un snack sano, rico, crujiente, rápido de hacer y versátil, tienes que probar estos chips de fruta y verduras. Puedes hacerlo con las verduras que mas te gusten y especiarlas de la misma manera con lo que prefieras. Yo he cogido tanto frutas como verduras y  especias dulces y saladas de forma que haya contrastes de sabor en cada bocado. Es un plato que viene muy bien como entrante para cocinar con invitados. Mejor comer esto a unas patatas fritas o cualquier chuchería comprada en la tienda.

 

Los ingredientes que vamos a usar son:

  • Patatas.
  • Batatas.
  • Manzana.
  • Plátano.
  • Ajo en polvo.
  • Pimentón.
  • Canela.
  • Azúcar.

Chips de fruta y verduras:

1: Lavaremos bien la fruta o verdura que queramos cortar con piel. En nuestro caso la patata y la manzana irá con piel así que lo lavamos y secamos.

2: Le quitaremos el corazón de la manzana.

3: Ahora cortaremos toda la fruta y la verdura. Mientras más fino mejor ya que quedará más crujiente y se secará mejor en el horno por lo que el tiempo para hacerse será menor.

4: Vamos a coger dos recipientes. En uno añadimos la manzana y el plátano. Le vamos a añadir azúcar y canela y lo moveremos bien con las manos. En el otro recipiente añadiremos la batata y patata a la que le echaremos ajo en polvo y pimentón y de la misma manera moveremos con las manos hasta que quede todo bien mezclado.

5: Cogemos una parrilla de horno y le ponemos papel vegetal  y distribuiremos todas las rodajas de fruta y verdura por la parrilla. Le añadimos un chorrito de aceite y lo meteremos en el horno unos 20 minutos a 180ª.

El tiempo es orientativo ya que puede depender  del corte y la humedad de la fruta/verdura.
Cuando esté listo solo falta comerlo. Decir también que puede aguantar unos días sin problemas por lo que no tienes por qué consumirlo justo cuando lo hagas.

 

MERMELADA DE PIMIENTOS ROJOS

No es difícil hacer una buena mermelada o confitura de frutas aunque en este caso haremos una mermelada de pimientos rojos que viene ideal para acompañar  tanto a carne roja como carne blanca. Vais a ver lo fácil que es hacer esta receta. Puedes usar también pimientos del piquillo o hacer una mermalada de pimiento amarillo. 

Mermelada de Pimientos:

Ingredientes

  • Pimientos rojos: 200gr.
  • Azúcar: 100gr.
  • Vinagre: 100ml

Receta para hacer Mermelada de Pimientos Rojos

1: Cogeremos los pimientos, lavarlos muy bien y cortarlos por la mitad para no retirar la mayor cantidad de semillas. Una vez lavados, vams a cortarlos en cuadraditos pequeños.

2: Ponemos un cazo en el fuego para incorporar los pimientos cortados. A su vez, le echaremos el vinagre y el azúcar. Como ya habéis leído en los ingredientes, son la misma cantidad. El orden de los ingredientes no afecta en la receta, pero yo siempre tengo la costumbre de echar primero el vinagre y ya después el azúcar.

3: Debemos de moverlo todo para que el azúcar se empiece a derretir y se mezclen muy bien los tres ingredientes.
Cuando han pasado aproximadamente unos 15 minutos, se podrá observar como el azúcar y el vinagre se han consumido un poco, y los pimientos se han reblandecido gracias al almíbar que se esta creando.

4: Después de esos 15 minutos, se apaga el fuego para proceder a la próxima pauta de la elaboración.¿En qué consiste? Pues muy sencillo, se puede volcar el contenido del cazo en un bol o incluso hacerlo en el mismo cazo. Lo que vamos hacer es  coger una batidora para triturarlo todo.

La dejamos enfriar, y ya está lista para comerla.

Cuando la hagáis, no os extrañéis si la mermelada ha salido tan espesa como las que solemos encontrar en los supermercados.

¿Con qué se puede acompañar esta mermelada de pimientos?

Yo la he usado con el rollito de pollo relleno de queso, jamón york y frutos secos. También, podemos echárselo por encima a trozos de queso fresco, dándole un sabor muy bueno puesto que se mezcla lo salado del queso con lo dulce de la mermelada.

Otro ejemplo sería con los canapés rellenos de queso de untar al cuál se le pondría por encima un toque de mermelada.

Y como último consejo para que la uséis, sería, untar paté en biscotes y rematarlos con un poco de mermelada.

BROWNIE DE CHOCOLATE Y TARTA DE QUESO SUCHARD



Estaba yo hoy pensando en qué hacer para merendar y tenía ganas de dos cosillas, por un lado un brownie ya que es un postre que me encanta por lo rápido que se hace y el sabor tan rico que tiene pero por otro lado tenía en casa una tableta de turrón suchard en casa y tenía ganas de usarla de alguna forma, ¿qué hice? ¿Pues qué tal si la incorporo a una crema de queso por encima del brownie? Dicho y hecho, decidí hacer las dos tartas en una sola. Ahora os explico como:

AVISO: este vídeo puede hacer que empieces a segregar saliva mientras lo ves. No me hago responsable si durante el vídeo te entra mucha hambre aunque tengas el estómago lleno. La única forma de saciar ese hambre será realizando esta receta paso a paso tal como explico.

Ingredientes para el brownie fácil y jugoso:

  • Chocolate negro: 200gr.
  • Azúcar: 110 gramos.
  • Bicarbonato: 1 cucharadita.
  • Harina: 85 gramos.
  • Huevos: 4 unidades.
  • Mantequilla: 110gr.
  • Nueces.


  • Ingredientes para tarta de turrón suchard

  • Queso crema: 400 gramos.
  • Turrón SUCHARD: 200 gr.
  • Azúcar: 75 gr.
  • Cuajada: 1 sobre.
  • Harina de trigo: 1 cucharada.
  • Huevos: 3 unidades.
  • Nata o crema de leche: 200ml.


  • Elaboración Brownie receta fácil:

    En primer lugar a empezar a realizar el brownie ya que es la base y sin ella es imposible montar la tarta.

    1: Cogeremos un bol apto para microondas y añadiremos ahí los 200 gramos de tableta de chocolate roto a trocitos junto con la mantequilla. Lo pondremos en el microondas a media potencia en intervalos de unos 25 segundos para poder vigilarlo y que no se nos queme.

    Un truco es no esperar a que esté todo el chocolate disuelto ya que al sacarlo y moverlo se disolverá. En mi caso no tardó más de 1 minuto 10 segundos en fundirse.

    2: Por otro lado cogeremos ahora un bol algo más grande y añadiremos los huevos y el azúcar y lo batimos todo.  Una vez esté todo batido le incorporamos el harina de trigo y la cucharita de bicarbonato y lo volvemos a mover todo bien. Una vez que está todo bien integrado le añadimos la crema de chocolate que hemos hecho en el microondas junto con la esencia de vainilla y los trozos de nueces.  En mi caso me encanta encontrarme los trozos grandes de nuez al masticar, si te gustan más pequeños, pícalos un poco y añádelo.

    3: Ya casi que está nuestro brownie, ahora toca coger un molde de bizcocho de unos 22cm de diametro, le pondremos papel vegetal para evitar que se pegue y añadiremos toda la masa. Lo llevaremos al horno aproximadamente unos 25 minutos a unos 180 grados con el modo del horno ventilación ( si no lo tienes pon la función arriba y abajo).

    Mientras se hace el brownie procedemos a la crema de queso con turrón:

    Elaboración Tarta de queso y turrón.

    4: Vamos a coger otro bol y vamos a añadir el queso crema a temperatura ambiente así será más fácil de mezclar y con un tenedor estrujaremos un poco para que se deshaga. Añadiremos la nata o crema de leche, he usado en este caso nata para montar porque tiene un poco más de grasa y para los postres viene ideal. Lo movemos con las varillas y le añadimos los huevos, y un poquito de azúcar.

    5: Para que no nos pille el toro luego, sacamos el brownie que ya está hecho, lo desmoldamos y le damos la vuelta para que la parte completamente lisa quede por arriba así la crema de queso se podrá extender perfectamente sin  problemas. Una vez lo hayamos girado apartamos.

    6:Como en este caso la tarta de queso va a ser SIN HORNO, necesitas un ingrediente para que la tarta cuaje, por lo que nos vamos a ayudar de la cuajada ¿Cómo se usa?

    Pues en un cazo añadimos la crema de queso y con el fuego medio movemos un poco, cuando haya cogido temperatura, incorporaremos el sobrecito de cuajada y no pararemos de mover hasta que esté casi en el punto de ebullición.

    7:Cuando ha llegado al punto de ebullición cogemos los trocitos de turrón suchard y se lo añadimos. Como la crema está caliente es normal que el turrón manche un poco la crema y algunos trozos se deshagan mientras que otros no. Si quieres que el turrón quede entero por completo, te recomiendo que lo tengas en el frigo para que así sea más difícil que se derrita.

    8:Una vez hemos añadido el turrón nos vamos al molde donde tenemos el brownie y lo echaremos encima. Vemos que se extiende sin problemas simplemente dándole unos golpecitos al molde.

    Ahora sí, ya está casi hecho!! Solo queda la guinda del pastel que va a ser añadirle más trocitos de turrón por encima de forma que se vean completamente. Mientras más turrón más rico así que echad sin miramientos.

    Ya solo queda llevarlo al refrigerador durante un par de horas para que cuaje y después de esas dos horas podrás cortar la tarta sin problema y disfrutar de ella.

    Espero que os haya gustado esta receta y nos vemos en la siguiente receta!!

    Solomillo Wellington

    En las fiestas que se aproximan está muy presente esta receta que vamos a hacer hoy. Se trata de un solomillo Wellington. Para que os hagáis una idea es un solomillo de cerdo en hojaldre . El relleno puede llevar varias cosas, en este caso lo he hecho con algo de paté, jamón….El resultado ha sido muy bueno, de hecho me han pedido ya en la familia que lo haga para Navidad y como a la familia siempre hay que tenerla contenta pues ahí estaré con mi solomillo Wellington esperando a que sea devorado.

    Solomillo Wellington con paté

    Ingredientes:

  • Masa de hojaldre: 1 unidad
  • Solomillo de cerdo: 1 unidad
  • Jamón: 6 lonchas
  • Paté: 125 gr
  • Champiñones: 100 gramos
  • Cebolla: ½ unidad
  • Huevo: 1 unidad
  • Sal
  • Pimienta


  • Receta Solomillo Wellington

    1: Vamos a quitarle la grasa superficial que tenga el solomillo, siempre con cuidado. Procedemos a sal pimentar ya que va a ser la única vez en la que vamos a echarle sal a nuestro solomillo.

    2: Ponemos una sartén con un chorro de aceite de oliva y cuando esté caliente añadimos la carne. Sellaremos bien todo de forma que se conserven los jugos y la carne quede más sabrosa.

    3: Una vez que está sellada (habrán pasado unos 6/7 minutos aproximadamente a fuego medio-alto) se dejará en un plato para que repose.

    4: En la misma sartén que hemos usado para sellar la carne añadiremos media cebolla cortada  y champiñones en láminas y doramos un poco todo (no pondremos la sartén porque si no el agua no se evapora).
    Cuando la cebolla y los champiñones estén hechos, apartaremos también.

    5: Ahora toca la parte más entretenida y la que más me ha gustado de todo el proceso.
    Cogemos la masa de hojaldre y la esparcimos bien. Le añadimos el paté, en mi caso fue una mezcla de cerdo y jabalí y de sabor estaba riquísimo. Ayudándonos de una cuchara o cuchillo untamos el paté por toda la base dejando los márgenes sin untar. Después añadiremos el jamón y así hará un poco de filtro y evitará que el hojaldre se moje mucho debido a la carne.

    6: Una vez hayamos puesto el jamón, extendemos los champiñones y la cebolla. Ya con esto tenemos todo el relleno a falta del solomillo. Siempre podemos añadirle algo más si queremos aunque para mi gusto no hace falta nada adicional.

    7: Cerraremos el solomillo con el hojaldre de forma que quede bien sellado y los jugos no se salgan. Lo llevaremos al horno unos 30 minutos a 180 grados.

    8: Ya tenemos nuestro solomillo listo. Lo cortamos en rodajitas y listo para servir. Se puede acompañar con una salsa de champiñones, de carne o con algunas verduras.