CARRILLADA CON CHOCOLATE Y PEDRO XIMENEZ

La carrillada o carrillera es una carne muy jugosa y que si le das el tiempo que necesita se consigue una textura en boca muy buena. Prácticamente se deshace en la boca con todo el sabor que tenga el plato. ¿Quieres saber cómo se hace una carrillada con chocolate y Pedro Ximenez?

Carrillera de cerdo en salsa

Ingredientes:

  • Carrillada de cerdo: 500 gramos.
  • Pedro Ximenez: 300 ml.
  • Caldo de Carne: 400 ml.
  • Chocolate negro: 5 onzas.
  • Zanahoria: 3 unidades.
  • Cebolla: 1 unidad.
  • Puerro: 1 unidad.
  • Ajo: 2 dientes.
  • Pimienta.
  • Harina.
  • Sal

Carrillera al vino en olla

  • El primer paso para esta receta será coger nuestra carrillera y lo pasaremos por harina. Después pondremos una olla y añadiremos una base de aceite de oliva.
  • Una vez esté el aceite caliente, añadiremos la carrillera y lo doraremos bien. Cuando esté dorado apartaremos en un plato.
  • En el mismo aceite que hemos dorado la carrillada, añadiremos la cebolla y el ajo bien cortado. En esta ocasión hemos usado cebolla blanca y morada, aunque puedes usar solo de un tipo sin problemas.
  • Una vez que hemos añadido la cebolla, echaremos la zanahoria y el puerro. A mí me gusta mucho la zanahoria y la he cortado en rodajas gruesas. Movemos y esperamos a que esté todo bien pochado.
  • Añadiremos sal y pimienta en polvo y en grano.
  • Ahora volvemos a añadir la carillera a nuestra olla con todas las verduras. Vamos a regar toda la carne y verduras con un buen vino. En esta ocasión es un vino Pedro Ximenez que le da un sabor muy característico a este plato.
  • Después añadiremos caldo de carne y cerraremos la olla. Pondremos el fuego algo durante 25 minutos.
  • Tras ese tiempo, abriremos la olla y añadiremos las onzas de chocolate.
  • Movemos un poco todo para que el chocolate se deshaga. Tras ese paso, sacaremos la carne de la olla y apartamos.
  • Sacaremos todo lo que haya en la olla y lo llevaremos a la batidora. Veremos que se crea una salsa espesita y muy muy rica.
  • Ya solo falta añadir esa salsa a nuestra carne.

Si quieres darle un plus adicional a este plato, solo tienes que freir unas patatas fritas bien ricas para acompañar.

Paté Vegano de Aceitunas Verdes

Si hay un aperitivo que me gusta mucho son las aceitunas y es frecuente encontrar en el super Tapenade de aceitunas o paté de aceitunas verdes, al probrarlo te das cuenta de que esta receta no tiene que tener mucha dificultad, así que me decidí a hacerla y el resultado fue mejor de lo esperado. ¿Quieres aprender a hacer este paté vegano? No dejes de leer.

Tapenade Vegano de aceitunas

Podemos usar aceitunas verdes o negras. En mi caso usé unas aceitunas verdes de la variedad cornezuelo.
La aceituna cornezuelo de Jaén es una variedad de fruto del olivo originaria de la provincia de Jaén.​​ Se trata de una variedad secundaria de la cornicabra.​

El aceite Virgen Extra Cornezuelo, se encuentra amparado por la DOP “Aceite de Monterrubio” y dispone de muy buenas características organolépticas. El aroma es afrutado con agradables notas a hierba verde.

Ingredientes:

  • Aceitunas en salmuera: 250 gramos.
  • Alcaparras: 1 cucharadita.
  • Zumo de limón.
  • Aceite de oliva.
  • Tomillo.
  • Orégano.

Paté Aceitunas

Esta receta se hace de un solo paso, se tarda no más de 2 minutos y la dificultad es mínima.

  • Vamos a usar una batidora de mano y añadiremos en el vaso las aceitunas. Como comentamos al principio, la variedad de aceitunas que hemos usado son las cornezuelo. Recordad que son aceitunas en salmuera, no tienen más aliño que la propia sal.
  • Una vez hemos añadido las aceitunas, añadiremos las alcaparras. La cantidad va siempre al gusto, en mi caso le eché una cucharadita.
  • Le echamos también un chorrito de limón y las especias. Tomillo y orégano será lo que usemos.

Lo bueno de las especias es que a parte de dar sabor a nuestras comidas también a porta beneficios a nuestro organismo. Por ejemplo el tomillo es antiinflamatorio y reduce los problemas digestivos además de ser un buen diurético.

El orégano a su vez, tiene alto contenido en hierro y fibra, además de ser un gran antioxidante.

  • Ahora batiremos bien, pondremos altas revoluciones. Si vemos que se queda algo espeso le añadimos un chorrito de AOVE (aceite de oliva virgen extra) para que suavice la textura.
  • Una vez está todo bien triturado solo falta ponerlo en un recipiente y acompañando de algunas tostadas o picos. Esta receta es ideal como entrante o para acompañar a otros platos. En ensaladas también viene muy bien.

PASTA BOLOÑESA SENCILLA Y RÁPIDA

Hoy me he levantado con ganas de comer un buen plato de pasta, lo que no sabía con qué salsa acompañarla. Pero he pensado en las personas que lleváis poco tiempo en el mundo culinario, así que, os voy a enseñar cómo hacer una pasta boloñesa sencilla y rápida.

Pasta con Tomate a la Boloñesa

Ingredientes

  • Tomate: 1 unidad.
  • Pimiento: 1 unidad.
  • Cebolla: 1/2 unidad.
  • Zanahoria: 1 unidad.
  • Vino blanco: 100 ml.
  • Tomate frito o natural: 300 gr.
  • Carne picada: 400 gr.
  • Queso rallado.
  • Sal
  • Pimienta


  • Receta Salsa Boloñesa

     1: Vamos a cortar en tiritas finas para después cortarlo en cuadrados tanto el tomate ( que no esté muy maduro), como el pimiento, la zanahoria y la cebolla.

    2: Usaremos una sartén y le echamos aceite de oliva virgen extra. El fuego de nuestra vitro la pondremos en el nivel medio.

    3: Para empezar a sofreír, añadimos la cebolla, la zanahoria y el pimiento, el tomate lo dejaremos para el final. Con ayuda de una tapadera nuestras verduras se pocharán más rápido. Mirando el tiempo, calculamos unos cinco o seis minutos para poder incorporar el tomate que teníamos cortado en taquitos.

    4: Una vez están todos los ingredientes en la sartén vamos a salpimentar y a echar un poco de vino blanco. Un dato importante es que a esta receta se le irá poniendo sal unas 2 o 3 veces, pero en pocas cantidades. Por ejemplo al sofrito se le echa sal y a la carne también, por lo tanto ya queda en cada persona el toque de sal que le queráis dar.

    5: Dicho esto, una vez salpimentado, vamos a esperar otros 6 minutitos para que el tomate se poche y las verduras cojan ese toque de sal y pimienta.

    6: Seguidamente, cogemos nuestra carne picada, que en mi caso he seleccionado tres partes de ternera y una de cerdo, y la echamos en la sartén. Volvemos a salpimentar y a echar un poquito de vino blanco.

    7: Cuando observemos que la carne picada está bien cocinada, proseguiremos a añadirle la salsa de tomate. En este paso de la receta, debemos de poner nuestro fuego un pelín más bajo.  Y con ayuda de una cuchara de palo vamos removiendo para que todos los ingredientes cojan los sabores de la sal, pimienta y tomate.

    8: El tiempo de cocción va a depender de cada persona, en mi caso, me gusta que la salsa quede espesita y que no quede ningún resto de agua que suele soltar la carne.

    9: Cuando la salsa de tomate ha quedado reducida, hay que poner el fuego a nivel muy bajo para ir añadiéndole el queso rallado. Removeremos todos los ingredientes que tenemos en la sartén para que nuestra salsa quede más cremosa. El toque de cremosidad dependerá de cada persona, por lo tanto, habrá quién necesite más cantidad de queso que otras.

    10: Lo único que queda para terminar la receta es emplatar, y para ello, pondremos primero la pasta, después la salsa boloñesa, pondremos más queso rallado encima y como toque aromático, unas hojas de albahaca.

    No esperéis a poneros manos a la obra y en realizar un plato de pasta muy rico y fácil.

    MERMELADA DE PIMIENTOS ROJOS

    No es difícil hacer una buena mermelada o confitura de frutas aunque en este caso haremos una mermelada de pimientos rojos que viene ideal para acompañar  tanto a carne roja como carne blanca. Vais a ver lo fácil que es hacer esta receta. Puedes usar también pimientos del piquillo o hacer una mermalada de pimiento amarillo. 

    Mermelada de Pimientos:

    Ingredientes

    • Pimientos rojos: 200gr.
    • Azúcar: 100gr.
    • Vinagre: 100ml

    Receta para hacer Mermelada de Pimientos Rojos

    1: Cogeremos los pimientos, lavarlos muy bien y cortarlos por la mitad para no retirar la mayor cantidad de semillas. Una vez lavados, vams a cortarlos en cuadraditos pequeños.

    2: Ponemos un cazo en el fuego para incorporar los pimientos cortados. A su vez, le echaremos el vinagre y el azúcar. Como ya habéis leído en los ingredientes, son la misma cantidad. El orden de los ingredientes no afecta en la receta, pero yo siempre tengo la costumbre de echar primero el vinagre y ya después el azúcar.

    3: Debemos de moverlo todo para que el azúcar se empiece a derretir y se mezclen muy bien los tres ingredientes.
    Cuando han pasado aproximadamente unos 15 minutos, se podrá observar como el azúcar y el vinagre se han consumido un poco, y los pimientos se han reblandecido gracias al almíbar que se esta creando.

    4: Después de esos 15 minutos, se apaga el fuego para proceder a la próxima pauta de la elaboración.¿En qué consiste? Pues muy sencillo, se puede volcar el contenido del cazo en un bol o incluso hacerlo en el mismo cazo. Lo que vamos hacer es  coger una batidora para triturarlo todo.

    La dejamos enfriar, y ya está lista para comerla.

    Cuando la hagáis, no os extrañéis si la mermelada ha salido tan espesa como las que solemos encontrar en los supermercados.

    ¿Con qué se puede acompañar esta mermelada de pimientos?

    Yo la he usado con el rollito de pollo relleno de queso, jamón york y frutos secos. También, podemos echárselo por encima a trozos de queso fresco, dándole un sabor muy bueno puesto que se mezcla lo salado del queso con lo dulce de la mermelada.

    Otro ejemplo sería con los canapés rellenos de queso de untar al cuál se le pondría por encima un toque de mermelada.

    Y como último consejo para que la uséis, sería, untar paté en biscotes y rematarlos con un poco de mermelada.

    Tzatziki Salsa griega de yogur

    En esta vida hay que probar de todo y tal vez aun no conozcas el Tzatziki. El Tzatziki es una salsa griega de yogur y pepino muy rica y sabrosa. Se puede usar para acompañar ensaladas, falafel, kebabs e incluso como aperitivo. Como puedes ver se trata de una receta vegana así que te vendrá muy bien si llevas esa forma de alimentarte en tu día a día.

    Tzatziki vegano

    Ingredientes:

  • Pepino: 1 unidad.
  • Yogur griego: 150 gr.
  • Zumo de limón: 2 cucharadas.
  • Sal: media cucharadita.
  • Menta picada.
  • Receta Tzatziki:

    1: Para hacer esta salsa es rallar el pepino con un rallador. Cuando esté todo bien rallado usaremos un colador y le quitaremos todo el agua al pepino.Podemos ayudarnos también de una tela de algodón para quedarnos solamente con la pulpa. Yo suele tener siempre un par de trozos para este tipo de recetas. Añadiremos todo en la tela de algodón y apretaremos fuerte hasta quedarnos solo con la pulpa. Podemos ver que es más eficaz que el propio colador.

    2: Ahora cogemos un bol y añadimos la pulpa del pepino ya escurrido, el zumo del limón, la sal, la menta fresca picada y el yogur. Respecto al yogur yo uso del estilo griego ya que es más cremoso y le viene muy bien a esta receta, si no, puedes usar yogur natural normal. De la misma manera, si no dispones de menta, puedes usar hierbabuena o eneldo, el sabor no será el mismo pero también le vendrá bastante bien a nuestro tzatziki.

    3: Lo ideal para consumir esta receta es meterla un poco en el refrigerador y consumirla fría ya que es como de verdad se consume.

    Como hemos comentado antes ya solo falta acompañarla con lo que queramos como falafel, pan de pita, trocitos de zanahoria o apio o incluso puedes añadir un par de cucharadas de tzatziki a una ensalada. 

    MANTEQUILLA CASERA 100%

    Como hacer mantequilla con batidora.

    Hoy vamos con una receta de las que a mí me gusta porque no se trata de una receta en sí, si no de “crear” un ingrediente a partir de otro. En este caso vamos a hacer MANTEQUILLA CASERA 100% y dirás ¿por qué? Pues te tengo que contestar que como buen ex estudiante de ciencia, la química es algo que siempre me ha gustado mucho y ver como una simple reacción provoca la creación de otro producto es algo que me fascina.
    Por otro lado, la satisfacción de hacer algo por uno mismo siempre es buena, además que con esta receta puedes estar seguro de que comerás mantequilla 100% natural, hecha por ti y sin ningún conservante añadido, sales ni demás.

    Recetas de Mantequilla

    Antes de comenzar con la receta vamos a aprender algo de historia.

    El primer pueblo documentado en su elaboración fueron los mongoles. ¿Sabéis cómo la hacían? Batían nata dentro de pieles de animales hasta obtener la mantequilla. Los celtas y los vikingos fueron los encargados de extender la mantequilla en los territorios marcados por su colonización. Sin embargo, los Griegos y romanos excluyeron este producto de su dieta por ser considerado un producto bárbaro, las consecuencias de ese enfrentamiento siguen siendo palpables a día de hoy.

    Ingredientes:

    • Nata o crema de leche: 600 ml (con esa cantidad da para unos 180-200 gramos de mantequilla).

    Elaboración de Mantequilla

    1: Añadiremos la nata fría en un bol. La nata o crema de leche tiene que estar fría para que monte mejor y debe de tener un porcentaje en grasa alrededor del 34% o superior.

    2: Cuando añadamos la nata nos ayudaremos de unas varillas eléctricas para montar. Iremos montando poco a poco, durante los dos primeros minutos aproximadamente la nata estará a punto de nieve, seguiremos moviendo un par de minutos más y ya la tendremos prácticamente montada.

    3: A partir de este punto seguiremos batiendo para hacer que las partículas se rompan y se separe la grasa (mantequilla) de la leche.Eso ocurrirá mientras sigamos batiendo con la nata ya montada, notaremos como el volumen va bajando y va soltando leche de forma que se haya cortado y se pueda separar la leche de la mantequilla.

    4: Una vez se ha cortado y vemos que no echa más leche, podremos decir que toca seguir con el siguiente paso. Cogeremos un filtro de algodón (en mi caso compré una gasa de bebé ya que también vale y lo tenía más a mano) añadimos todo el contenido y apretamos bien para soltar todo el líquido, por supuesto todo esto con las manos bien limpias ya que nos va a tocar manosear el filtro.

    5: Para asegurarnos de que no queda nada, cogeremos un recipiente con agua fría, mojaremos la bola que se ha creado dentro de la gasa sobre el agua y volveremos a escurrir todo muy bien.

    6: Con esto ya tenemos nuestra mantequilla hecha, solo hay que añadirle sal si te apetece o cualquier tipo de especia.
    Lo pondremos en un recipiente y con papel film apretaremos sobre él para hacer que quede la menor cantidad de aire posible para que así aguante más.

    Tengo que decir que la mantequilla la he hecho hace ya 2 semanas y se encuentra todavía en perfecto estado.