RECETA TRADICIONAL SOPA DE CEBOLLA

Ya está aquí el frío y por eso hoy he hecho una sopa de cebolla acompañada de un pan crujiente con queso gratinado y también con unos trocitos de panceta. Esta sopa es una receta tradicional en nuestra cocina junto con la sopa de ajo o sopa castellana.

Esta sopa de cebolla se comía cuando no había gran cantidad de alimentos y se tenía que usar ingrediente baratos para cocinar. Al fin y al cabo se trata de cebolla y caldo.

Sopa de Cebolla Fácil

Ingredientes:

  • Cebolla: 4 unidades.
  • Ajo: 1 diente.
  • Pan
  • Agua: 200 ml.
  • Vino Blanco: 100 ml.
  • Mantequilla: 1 cucharada.
  • Caldo de carne: 1 litro.
  • Queso blando: 1 trocito.

Sopa de Cebolla con Pan y Queso.

1: En primer lugar vamos a pelar las cebollas. Hemos usado 4 cebollas de un buen tamaño. Las cortaremos en juliana ya que así se hace más agradable a la hora de comerlas.

2: Una vez hemos cortado la cebolla, cortaremos también un ajo. Si puedes y tienes chalota, te recomiendo que uses un par de ellas y la peles también.

3: Ponemos en la vitrocerámica una olla grande y con el fuego a la mitad añadiremos una nuez de mantequilla y la derretiremos. Una vez fundida, añadimos un chorrito de aceite de oliva virgen y movemos bien.

4: Añadiremos la cebolla y el ajo y lo dejamos pochar durante un rato (20-25 minutos). Una vez pochada la cebolla, añadimos vino blanco y dejamos en el fuego hasta que se evapore el alcohol. Después de eso, añadiremos el caldo de carne. Si es posible usar uno casero mucho mejor, si no pues puedes usar pastilla de caldo o los bricks que vienen ya preparados.

5: Echamos también el agua y dejamos que cocine a fuego medio durante unos 30 minutos.

6: Por otro lado, cortamos en rebanadas la pieza de pan y untaremos con ajo los bordes. Añadiremos queso rallado por encima y lo llevaremos al horno unos 12 minutos (hasta que se funda el queso).

7: Después de haberse cocinado nuestra sopa de cebolla, la llevaremos a un cuenco o taza, en medio pondremos una rebanada de pan crujiente con queso y si queremos podemos añadirle unos trozos de panceta para darle el toque maestro a nuestra receta.

RECETA DE CREMA DE PATATAS O PARMENTIER CON POLLO MARINADO

Si hay un ingrediente básico en la cocina mediterránea, sin duda es la patata. Como sabemos, la patata se hace de mil formas: puré de patatas, patatas al horno, patatas rellenas, patatas a lo pobre… En esta ocasión haremos un parmentier que es una crema suave de patata. Además no tenemos que olvidarnos de las propiedades de la patata ya que son básicas en nuestra dieta.

¿Qué es un parmentier?

Parmentier se aplica a cualquier elaboración con patata aunque aquí se usa practicamente cuando se trata de crema o puré de la misma.
El término culinario parmentier debe su nombre a Antoine-Augustin Parmentier (1737-1813) que fue el que introdujo la patata en la cocina francesa.

Ahora vamos a comenzar con la receta, espero que os guste!!

Ingredientes:

Pechuga de pollo: 200 gr.
Patatas: 400 gr.
Nata o crema de leche: 100 ml.
Mantequilla: 50 gr.
Pimentón: 1 cucharadita.
Pimienta negra: 1/2 cucharadita.
Agua de la cocción: 50 ml.
Cebolla en polvo: 1 cucharadita.
Ajo en polvo: 1 cucharadita.
Cilantro en polvo: 1 cucharadita.
Cúrcuma: 1 cucharadita.
Cebolla frita.

Elaboración:

Lo primero que haremos para esta receta, es preparar el pollo. Vamos a usar unas pechugas, las limpiamos y las cortamos en tiritas.
Cuando las tengamos cortadas, las añadiremos en un bol y vamos a macerarlas con especias.
¿Qué especias vamos a usar para ello? Pues en mi caso he usado: pimentón, ajo en polvo, cilantro, cúrcuma, pimienta negra y cebolla en polvo. Todas esas se las añadiremos a la pechuga de pollo junto a un chorrito de aceite de oliva, lo mezclamos todo bien y lo dejamos que repose un rato mientras seguimos con la receta.

Toca el turno de la patata. Pondremos un bol con agua y sal en la vitrocerámica a fuego fuerte y añadiremos las patatas sin pelar en el agua. Intentaremos que todas las patatas sean prácticamente del mismo tamaño para que así se hagan a la vez. ¿Cómo sabemos que está una patata hervida? Pues meteremos el cuchillo y si están hechas, la patata se deslizará por el cuchillo y caerá.
Aproximadamente estarán cocidas en unos 25 minutos.

Una vez que las patatas se han cocido, las pelamos y trituramos con un triturador o pasa puré. Podemos usar uno como el que indico aquí abajo que es bastante bueno:

Una vez triturado, le añadimos la mantequilla. Gracias a que la patata está caliente, se derretirá sin problemas.
Le añadimos también la nata o crema de leche y con unas varillas mezclaremos todo bien hasta que quede hecho una crema fina y homogénea.

Cuando ya hayamos conseguido esa crema, pondres la sartén a fuego fuerte y añadiremos las tiras de pollo maceradas. Podemos ver como el calor ha oscurecido gracias a las especias y a su vez el sabor es bastante más intenso.
Como hemos dicho, pasamos el pollo por la sartén hasta que se haga.

Ya solo queda presentar el plato. Usaremos una cama o base de nuestra crema de patatas, por encima le añadiremos el pollo y acompañaremos con un poco de cebolla frita.

Con esto tenemos nuestra receta lista. Mucho sabor, sana y fácil de hacer.

CARNE ASADA AL HORNO.

Si hay algo que me guste es la carne. Hay muchas recetas en la que la carne es el ingrediente estrella, hoy vamos a hacer la receta de carne asada, la vamos a macerar y especiar bien para que tenga un sabor delicioso.

Carne Asada Receta

Ingredientes

  • Ternera: 1,2kg
  • Cabeza de ajo: 2 unidades
  • Ajo en polvo: 1 cucharadita
  • Mantequilla:  150gr
  • Pimentón: 2 cucharaditas
  • Vino blanco: 100ml
  • Pimienta
  • Aceite
  • Patatas ( al gusto)
  • Zanahorias ( al gusto)
  • Tomillo
  • Sal


  • Elaboración carne al horno con salsa

    Para esta receta he elegido aguja de ternera, la cual parte desde el cuello  hacia la columna. Suelo escoger este tipo de carne ya que tiene un poco de grasa y esto hace que quede jugosa. Importante, cortar la carne por la mitad para que no tenga demasiado grosor y quede en su punto de cocción.

    Un consejito que os doy, cuando vayamos a cocinar la carne, es mejor que la saquemos del frigorífico media hora antes para que la se atempere, y no empezar a cocinarla directamente sacada del frío.

    Comencemos con la elaboración de nuestra ternera asada en su jugo

    1: Se coge una cabeza de ajo entera y se corta un poquito las puntas. A continuación la colocamos en un trozo de papel de aluminio y se le echa un poco de aceite por encima. Lo cerramos como si fuera un saquito y repetimos el mismo procedimiento con la otra cabeza de ajo. Para finalizar, lo metemos en el horno aproximadamente unos 20 minutos A 180º grados!!!

    2: Mientras los ajos se están haciendo, vamos a proseguir con la salsa que le vamos a inyectar a la carne. Para ello, ponemos la mantequilla en una sartén y cuando esté reblandeciéndose le vamos a echar las especias ( pimentón, ajo en polvo y pimienta). Tenemos que ir removiendo todos los ingredientes y cuando veamos que se ha quedado en estado líquido y empiece a hervir, la apartamos pasados unos 10 segundos.

    3:Cogeremos una jeringuilla para inyectar esa salsa dentro de la carne ¿qué conseguimos con eso?
    A continuación cogemos una jeringuilla para inyectarle la salsa a la carne. La aguja se debe de inyectar en la misma dirección de las vetas. Es normal que de vez en cuando la salsa se salga por algún agujerito que la propia carne tenga. Debemos de repartir la salsa por toda la carne.

    Aquí os dejaré un enlace de una jeringa para inyectar que podéis conseguir a un muy buen precio.

    Pincha en la imagen y podrás comprarla:

    4: Dejamos un momento la carne apartada para ir a por nuestras cabezas de ajo que están en el horno. Con mucho cuidado lo abrimos para que al apretar salgan los ajos. Cogemos un bol y le echamos un buen chorro de aceite muy generoso y con ayuda de un paño estrujamos la cabeza de ajo. No os preocupéis si al apretar sale el ajo muy estrujado ya que queremos conseguir una pasta.

    5: Una vez lo hayamos hecho, incorporamos el vino, este ingrediente es un poco al gusto.Seguidamente, mezclamos muy bien los ingredientes hasta formar una especie de pasta para echársela por encima a la carne.
    Esta pasta se le hecha por las dos partes de la carne sin olvidarnos de la sal. Si nos sobra un poco de pasta es mejor para ponérsela al acompañamiento de la carne, sino, no pasa absolutamente nada.

    6:¿Qué hacemos ahora? Pues envolvemos la carne con papel de aluminio para meterla en el horno.
    El horno debe de estar encendido por los dos lados tanto arriba como abajo y lo  ponemos a unos 180º durante una hora u hora y veinte.

    7: No penséis que la carne vamos a servirla sola,para nada, vamos a acompañarla con unas patatas y zanahorias. Las patatas la vamos a cepillar un poco puesto que la vamos a freír con la piel, y,  sin olvidar de lavarlas para quitarle las impurezas.
    Cada persona puede cortar las patatas como prefiera, en mi caso las corto a gajos. Con las zanahorias lo que vamos hacer es, lavarlas y cortarlas en trozos grandes.

    8: Seguidamente, lo colocamos todo en una bandeja de horno y le echamos al gusto los siguientes ingredientes: sal, tomillo, ajo en polvo, pimienta , un poco de la pasta de ajo( si nos ha sobrado) y un chorro de aceite de oliva. Lo metemos en el horno junto con la carne.
    El tiempo de las patatas y las zanahorias depende de cómo queramos la textura de dichos ingredientes.

    Después de una hora y veinte podemos ver el resultado de la carne que ha quedado espectacular.

    Sin duda es una receta para navidad muy aconsejable. Ojalá y os animéis a hacerla.

    Nos vemos en la próxima receta.

    COMO HACER POLLO EN TEMPURA

    No suelo abusar de fritos en mis comidas pero si hay un rebozado que me gusta es el de la tempura. Vamos a cocinar una receta con tempura muy rica, en este caso será una pechuga de pollo con tempura. Se puede hacer tempura con cerveza o de agua con gas, en este caso usaré agua con gas. Lo mejor de esto es el rebozado crujiente que aporta a nuestro pollo.
    ¿Quieres saber cómo se hace esta receta? Sigue estos pasos.

    Ingredientes:

  • Pechuga de pollo: 400gr
  • Harina de tempura: 100gr
  • Agua con gas: 75ml
  • Pimentón: una cucharadita
  • Pimienta
  • Sal
  • Cilantro


  • Receta con Tempura

    1: Limpiamos la pechuga de pollo y la cortamos en trozos no muy chicos con un grosor de 1 a 2 cm aprox. para que queden jugosos ya que el pollo es una carne que se seca facilmente.

    2: Cuando esté limpio apartamos y hacemos la tempura.

    3: Para hacer la tempura cogeremos un bol, añadiremos la harina e incorporamos las especias (pimentón, cilantro, sal, pimienta). Poco a poco iremos incorporando el agua con gas (IMPORTANTE: el agua mientras más fría esté mucho mejor para nuestra tempura). Para esta receta mejor echar poco y asegurarse a pasarnos y tener que añadir más harina.
    Tal como vamos añadiendo el agua con gas vamos moviendo y veremos como se integrará todo. Echaremos agua hasta que quede una crema lo suficientemente espesa para que no gotee.

    4: En cuanto la tempura esté, metemos los trocitos de pechuga de pollo sobre la masa y lo cubrimos todo bien quitando el sobrante.

    5: Pondremos la sartén con aceite bien caliente (180-200º) y añadiremos el pollo. Tal como añadimos veremos que la tempura hace su efecto y se ve que la masa sube y se va dorando.

    6: En cuestión de un par de minutos ya estará hecha. La dejamos en un plato con papel absorvente y ya tenemos nuestra receta lista.

    Cualquier duda solo tienes que comentar y en el menor tiempo posible te contestaré.
     

    Pollo en Salsa de Almendras

    Hace años que probé el pollo con salsa de almendras en un bar muy típico de Sevilla. Desde entonces raro es el mes que no lo haga acompañado de unas patatas fritas. Esta receta de salsa de almendras se puede picar más o menos según nos guste encontrarnos trocitos o no mientras comemos. Elijas la opción que elijas, seguro que te gusta.

    Pollo en salsa de almendras y nata

    Ingredientes:

  • Pechuga de pollo: 2 unidades.
  • Nata: 400 ml.
  • Cebolla: media.
  • Almendras: 150 gramos.
  • Jamon york.
  • Queso en lonchas.


  • Receta de salsa de almendras

    1: Vamos a coger una cebolla nueva que tiene un sabor más intenso y la vamos a cortar finita. Por otro lado vamos a coger una picadora y vamos a pelar las almendras crudas sin piel. Si las almendras que tenemos tienen piel se puede remojar un poco y quitar la piel con más facilidad. También puedes usar la piel sin problema alguno.

    2: Una vez tengamos el pollo limpito y bien abierto (en mi caso se lo dije al carnicero) lo extendemos y añadimos algo de chacina, yo usé fiambre de cerdo, puedes usar pavo, de pollo o cualquier otro y también una loncha de queso, a ser posible algo curado que de un sabor más intenso a nuestro plato. Luego lo vamos a enrollar despacito con las manos y pondremos unos palillos para que no se deshaga la forma.

    3: Cogemos una sartén y le ponemos un chorrito de aceite y sofreimos la cebolla hasta que esté dorada, para eso tendremos el fuego algo fuerte. Una vez dorada, echaremos la almendra molida y también la doraremos un poco.
    Cuando esté todo dorado le incorporamos la nata y lo movemos a fuego lento para que todo se integre y se haga bien.

    4: Mientras la nata se hace con la almendra y la cebolla, usaremos otra sarten y pasaremos nuestros rollos de pollo por ella hasta sellarlo bien. Importante!! No terminaremos de hacer el pollo en esa sartén. Cuando hayamos sellado el pollo lo incorporaremos a la salsa de almendra que ya se ha hecho y ahí terminará de hacerse y coger el sabor que buscamos.

    Pues ya tenemos nuestro pollo con salsa de almendras listo para comer. El compañero perfecto para este plato es un buen trozo de pan calentito.

    Solomillo Wellington

    En las fiestas que se aproximan está muy presente esta receta que vamos a hacer hoy. Se trata de un solomillo Wellington. Para que os hagáis una idea es un solomillo de cerdo en hojaldre . El relleno puede llevar varias cosas, en este caso lo he hecho con algo de paté, jamón….El resultado ha sido muy bueno, de hecho me han pedido ya en la familia que lo haga para Navidad y como a la familia siempre hay que tenerla contenta pues ahí estaré con mi solomillo Wellington esperando a que sea devorado.

    Solomillo Wellington con paté

    Ingredientes:

  • Masa de hojaldre: 1 unidad
  • Solomillo de cerdo: 1 unidad
  • Jamón: 6 lonchas
  • Paté: 125 gr
  • Champiñones: 100 gramos
  • Cebolla: ½ unidad
  • Huevo: 1 unidad
  • Sal
  • Pimienta


  • Receta Solomillo Wellington

    1: Vamos a quitarle la grasa superficial que tenga el solomillo, siempre con cuidado. Procedemos a sal pimentar ya que va a ser la única vez en la que vamos a echarle sal a nuestro solomillo.

    2: Ponemos una sartén con un chorro de aceite de oliva y cuando esté caliente añadimos la carne. Sellaremos bien todo de forma que se conserven los jugos y la carne quede más sabrosa.

    3: Una vez que está sellada (habrán pasado unos 6/7 minutos aproximadamente a fuego medio-alto) se dejará en un plato para que repose.

    4: En la misma sartén que hemos usado para sellar la carne añadiremos media cebolla cortada  y champiñones en láminas y doramos un poco todo (no pondremos la sartén porque si no el agua no se evapora).
    Cuando la cebolla y los champiñones estén hechos, apartaremos también.

    5: Ahora toca la parte más entretenida y la que más me ha gustado de todo el proceso.
    Cogemos la masa de hojaldre y la esparcimos bien. Le añadimos el paté, en mi caso fue una mezcla de cerdo y jabalí y de sabor estaba riquísimo. Ayudándonos de una cuchara o cuchillo untamos el paté por toda la base dejando los márgenes sin untar. Después añadiremos el jamón y así hará un poco de filtro y evitará que el hojaldre se moje mucho debido a la carne.

    6: Una vez hayamos puesto el jamón, extendemos los champiñones y la cebolla. Ya con esto tenemos todo el relleno a falta del solomillo. Siempre podemos añadirle algo más si queremos aunque para mi gusto no hace falta nada adicional.

    7: Cerraremos el solomillo con el hojaldre de forma que quede bien sellado y los jugos no se salgan. Lo llevaremos al horno unos 30 minutos a 180 grados.

    8: Ya tenemos nuestro solomillo listo. Lo cortamos en rodajitas y listo para servir. Se puede acompañar con una salsa de champiñones, de carne o con algunas verduras.

    Pollo Tikka Masala

    Ahora que está de moda irse a la India de vacaciones, qué os parece si traemos nosotros su gastronomía a la mesa? Pues aquí tenemos un pollo Tikka masala. Las especias garam masala está cogiendo fuerza en nuestra despensa y cada vez el interés por esos sabores es mayor.

    Garam masala receta

    Ingredientes

  • Pechugas de pollo: 1 unidad.
  • Yogur natural: 2 unidades.
  • Tomate Frito: 200 gramos.
  • Pimienta negra: 1 cucharadita.
  • Ajo: 1 diente.
  • Canela: 1/2 Cucharadita.
  • Cebolla: 1/2 unidad.
  • Chile en polvo: 1/2 unidad.
  • Cilantro en polvo: 2 cucharaditas.
  • Cúrcuma: 2 cucharaditas.
  • Curry: 2 cucharaditas.
  • Garam Masala: 2 cucharaditas.
  • Leche de coco: 200 ml.


  • Receta Pollo Tikka Masala


    1: Lo primero que haremos es dejar la pechuga de pollo troceada en un bol. Echaremos el diente picado y el yogur y lo dejaremos en el frigorífico aproximadamente 2 horas. Ese macerado ablandará algo la carne y le dará untuosidad cuando se mezcle con la salsa.

    2: Cogemos una sartén con aceite de oliva y añadimos la cebolla picada durante 3 o 4 minutos a fuego fuerte. Cuando la cebolla ha pochado añadimos el tomate frito y esperamos otros 5 minutos.

    3: Después de ese tiempo añadimos la pechuga con el yogur a la sartén y todo lo hacemos a fuego medio.
    Mientras se va haciendo el pollo añadimos la leche de coco y otro yogurt. Esperamos unos 25 minutos para que reduzca todo y la salsa esté más espesa. En ese proceso la vitrocerámica estará a fuego medio. No hay nada mejor que el fuego medio/bajo para que la comida coja buen sabor.

    4: Añadimos la cúrcuma, cilantro, curry, chile, garam masala, ,canela y pimienta negra. Con esto la salsa espesará aun más, movemos y dejamos unos 4 o 5 minutos más. Podrás comprobar que la receta está deliciosa sin necesidad de probarla de lo bien que huele.

    Con esto tenemos nuestra receta hecha. Lista para comer! Buen provecho!!

    Hamburguesa Casera de Ternera



    ¿A quién no le gusta una buena hamburguesa? Vamos a preparar una hamburguesa casera de ternera, mejor dicho, una doble hamburguesa de ternera casera. Usaremos ingredientes buenos, porque comer hamburguesa no es sinónimo de comer mal. Aquí puedes comprobar lo buena que está esta receta.

    Receta de Hamburguesas Caseras

    Ingredientes:

    • Ternera picada: 650gr.
    • Cerdo picado: 150 gr.
    • Bacon: 2 lonchas.
    • Cebolla morada.
    • Tomate en rodajas.
    • Mantequilla.
    • Pan de hamburguesa.
    • Queso en loncha.
    • Perejil.
    • Pimienta.
    • Sal.
    • Ajo.

    Cómo hacer Hamburguesa Casera:

    1: Cogemos la carne picada de tenera y de cerdo y la mezclaremos bien. Las proporciones de ternera y cerdo varian segun gustos, yo suelo usar 1 parte de cerdo y 4 de ternera.
    Os recomiendo que no compréis carne envasada si no que vayáis a una carnicería y que os la piquen sobre la marcha así te ahorras ciertos conservantes y colorantes innecesarios.

    2: Cuando hayamos mezclado la carne picada de ternera y cerdo le añadiremos cebolla picada, perejil, ajo, sal y pimienta.

    3: Dejamos reposar la carne un poco y pasado unos 30 minutos con las manos hacemos la forma de la hamburguesa. Primero haremos una bola y luego con la palma de las manos achatamos hasta conseguir la forma de la hamburguesa. Con esta cantidad salen 4 hamburguesas grandecitas.

    4: En una sartén con un chorrito de aceite  caliente ponemos la hamburguesa y sin apretar la carne dejamos hasta que se selle bien para que no se rompa. Una vez que esté sellada la dejamos unos 4 minutos a fuego medio  y luego le daremos la vuelta.

    5: Cuando esté casi al punto le añadimos encima de la carne una loncha de queso para que con la calor se derrita y quede más jugoso. Una vez que se ha fundido el queso, apartamos en un plato.

    6: Por otro lado pasamos por la sartén el bacon. Cuando esté añadimos una nuez de mantequilla y ponemos el pan en la sartén para que se tueste un poco. Cuando esté el pan es listo solo quedaría montar nuestra hamburguesa.

    Para montar la hamburguesa siempre es bueno tener en cuenta que en la base pondremos ingredientes que tengan menos líquido. Por ejemplo si pones tomate abajo se empapará el pan. Yo siempre empiezo por la lechuga (bien seca), luego pongo tomate o cebolla, después la carne y encima el queso y las salsas que queramos acompañar.