Crema de Calabaza y Zanahoria

Nunca está de más meter una crema de verduras en nuestro menú, es un plato ligero, fácil de preparar y muy nutritivo. Hoy vamos a hacer una crema de calabaza y zanahoria. Tengo pendiente realizar más recetas con verduras u hortalizas aunque el proceso siempre es muy similar.
Tanto la calabaza como la zanahoria tienen un color muy similar por lo que es ideal combinar estos dos ingredientes en la crema para mantener el color anaranjado que buscamos. Si por cualquier motivo no tienes calabaza a mano pero quieres realizar la receta, puedes usar calabacín.

Crema de Calabaza Vegana

Ingredientes:

  • Calabaza: 750 gramos.
  • Zanahoria: 4 unidades.
  • Curry: 1 cucharadita.
  • Patatas: 250 gramos.
  • Ajos: 2 dientes.
  • Cebolla: 1 unidad.
  • Picatostes.
  • Pimienta.
  • Sal.

Crema de Calabaza Receta de la Abuela:

1: Lo primero que haremos en esta receta será pelar bien todas las verduras y hortalizas que vamos a usar para nuestra crema de calabaza. Pelamos las patatas, las zanahorias y las cortamos en trozos no muy grandes. La calabaza podemos pelarla con un pelador, la piel está algo dura pero es mucho más fácil que si usamos un cuchillo. La cebolla y el ajo lo picaremos muy finito.

2: En una olla alta echaremos un buen chorrito de aceite de oliva virgen extra e incorporaremos el ajo y la cebolla. Todo eso a fuego medio-alto en nuestra vitrocerámica.

3: Después de haber pasado unos 5 minutos y tener ya el ajo y la cebolla pochada, añadiremos la calabaza, zanahoria y patata. Salpimentamos. Moveremos bien ayudándonos de una pala y le echamos el curry. Este ingrediente dará un sabor más intenso al plato.

4: Una vez que hemos añadido el curry, le incorporamos un caldo de verduras, si por casualidad no tienes, puedes añadirle agua. Le echaremos caldo hasta cubrir aproximadamente un par de dedos por encima de las verduras.

5: Ponemos el fuego alto, cerramos con una tapadera y esperamos a que la verdura esté blanda.

6: Una vez que la verdura ya se ha cocido, la añadimos a una batidora ya sea de vaso o de brazo aunque yo prefiero la de vaso ya que se bate mejor y no quedan grumos. El truco está en conseguir la textura deseada para nuestra crema de calabaza está en añadir parte del propio caldo con el que hemos hecho la verdura poco a poco. Añadiendo un par de cazos obtengo la textura que a mí me gusta que es no muy líquida, si quieres puedes añadir un poco más, eso ya irá a vuestro gusto.

7: Cuando se ha batido todo solo queda añadirlo en el plato y acompañar con unos picatostes o trocitos de pan frito por encima.

Natillas Caseras Fáciles



Si me dicen cual es tu postre favorito no podría decir solo uno, tendría que decir dos y uno de ellos es el que voy a hacer hoy. Las natillas caseras y el arroz con leche son dos potres muy típicos a la vez que fáciles y buenísimos.
Siempre que iba a ver a mi abuela me hacía unas natillas tradicionales que quitan el hipo y ahora quiero compartir con vosotros mis natillas caseras fáciles.

Natillas Caseras Receta de la Abuela

Ingredientes:

  • Leche: 500ml.
  • Yemas de huevo: 4 unidades.
  • Azúcar: 75 gr.
  • Maicena: 20 gr.
  • Galletas.
  • Piel de limón.
  • Canela.
  • Canela en rama.


  • Natillas Receta:

    1: El primer paso para esta receta será separar la yema de las claras (nos quedaremos solo con las yemas). Las claras la dejaremos para otra cosa como hacer merengue, mahonesa o cualquier otra cosa.

    2: En un bol añadimos las yemas del huevo y el azúcar. Con unas varillas lo moveremos todo bien hasta que se mezcle. He usado azúcar blanca aunque si quieres puedes usar azúcar moreno o algún edulcorante natural como la estevia para endulzar. Cuando esté todo integrado, apartamos.

    3: En un cazo vamos a incorporar practicamente toda la leche salvo un poco que necesitaremos para disolver la maicena. Añadiremos la leche en un cazo junto con la piel del limón que hemos lavado y la canela en rama. Ponemos el fuego fuerte y esperamos a que hierva un par de minutos para aromatizar la leche.

    4: Mientras se va aromatizando, usaremos el poco de leche que dejamos sin añadir en el cazo y le echaremos la maicena. Recordad que la leche tiene que estar fría para que no salgan grumos con la maicena. Lo mezclaremos todo hasta que se disuelva.

    5: Vamos a incorporar la maicena con la leche en el bol donde tenemos las yemas de huevo mezclado con el azucar y de nuevo con las varillas lo movemos todo bien.

    6: Cuando ha aromatizado la leche, le quitamos la piel del limón y la canela. Añadimos también esa leche aromatizada a nuestro bol de yemas, azúcar, maicena y leche. La leche la añadiremos poco a poco mientras batimos

    7: Volvemos a usar un cazo en la vitrocerámica a fuego fuerte y añadimos toda la mezcla. Iremos moviendo sin parar hasta que hierva que es cuando empezará a espesar y coger cuerpo nuestras natillas caseras.

    8: En un recipiente no muy alto, vamos a poner una galleta en la base y añadiremos nuestras natillas. Para rematar pondremos otra galleta arriba que es como más me gusta.

    9: Lo llevaremos al frigo un par de horas para que cuaje y ya tendremos lista nuestro postre tan rico y tradicional.

    TARTA DE CHOCOLATE BLANCO

    Siempre usamos el chocolate negro para hacer nuestras tartas y bizcochos pero ¿qué te parece si en esta ocasión usamos el chocolate blanco? Descubre como con solo 3 ingredientes podemos hacer una tarta de chocolate blanco riquísima.

    Tarta de Chocolate Blanco y Queso

    Ingredientes

  • Huevos: 3 unidades.
  • Queso crema: 120 gramos.
  • Chocolate Blanco: 120 gramos.
  • Elaboración de Tarta de Chocolate Blanco Nestle

    No hay que olvidar que el chocolate blanco tiene más grasa que el negro por lo que gracias a eso conseguiremos una tarta de chocolate blanco cuajada perfectamente sin necesidad de añadir nada más que los tres ingredientes principales.
    Si quieres saber como se hace, solo tienes que seguir estos pasos:

    1: Lo primero que haremos será separar las yemas de las claras. Para eso usaremos dos recipientes, en uno irá la yema y en otro la clara. Para separarlas te ayudas de las propias cáscaras tal y como muestra el vídeo.

    2: Por otro lado, derretiremos el chocolate blanco,¿cómo lo vamos a hacer? Pues podemos hacerlo al baño María o directamente lo llevamos al microondas, lo ponemos en tandas de unos 20-30 segundos hasta que esté derretido.

    3: Una vez derretido el chocolate blanco, le incorporamos las yemas y el queso crema. Con ayuda de una lengua vamos mezclando todo bien hasta tener una mezcla homogénea. Cuando esté todo bien integrado, reservamos.

    4: Es hora de montar las claras a punto de nieve. Podemos usar unas varillas manuales o eléctricas. Yo uso una eléctrica para tardar bastante menos. Al montar las claras, reservaremos.

    5: Ahora mezclaremos las claras con el otro bol que tenía las yemas, el chocolate blanco y el queso crema. Lo haremos con movimientos envolventes para hacer que la mezcla no pierda volumen y quede más esponjosa.

    6: Vamos a usar un recipiente rectangular apto para horno, engrasamos bien con algo de mantequilla y metemos toda la mezcla de nuestra tarta en él. Después meteremos ese recipiente en otro más grande y lo llenaremos de agua hasta la mitad ya que vamos a hacer la tarta al baño María.

    Pondremos el horno a 180º unos 35 minutos. Iremos pinchando de vez en cuando y apagaremos el horno cuando la aguja salga seca. Podremos ver como nuestra tarta de chocolate blanco sin gelatina ha cuajado perfectamente.

    7: Cuando se haya hecho la tarta, la dejamos enfriar un poco a temperatura ambiente y luego la llevaremos al frigorífico un par de horas. Después de eso la desamoldaremos sin problemas y le pondremos unas nueces por encima.

    Si quieres alguna tarta más solo tienes que ver las recetas que aparecen a continuación y elegir la que más te guste! Espero que te haya gustado este postre tan rico.

    HUEVOS ESCALFADOS SIN FILM

    Pochar huevos

    El huevo es un producto que consumimos desde hace muchísimo tiempo y nos aporta muchos nutrientes beneficios para la salud. ¿Cómo te gusta más? ¿tortilla?¿revuelto?¿cocido? Pues en esta ocasión haremos un huevo escalfado pero sin film.

    En esta ocasión os voy a explicar como hacer un huevo poché o escalfado.
    Para los que no lo sepáis, el huevo poché se hace sin usar grasas para cocinarlo, simplemente se añade en agua y el propio agua va cuajando la clara y la yema pero la maravilla de este truco es la textura en la que quedan ambas. La yema quedará líquido y muy jugosa, la clara quedará cuajada pero lo necesario para que también tenga mucho sabor.

    ¿Quieres saber cómo se hace?

    Si quieres saber identificar los tipos de huevo según su código, solo tienes que ver esta imagen y pinchar en ella para estar más informado.

    Código Huevos

    Receta Huevos Escalfados


    1: Lo primero que vamos a hacer es coger un huevo, como siempre pasa en este tipo de recetas, mientras mejor sea nuestra materia prima, mucho más rico estará.

    2: Lo cascamos y lo añadimos en un bol de forma que así evitamos que se nos rompa cuando lo añadamos al fuego. 
    A su vez, cogemos un cazo con agua y lo ponemos en la vitrocerámica a fuego medio- fuerte. Tal como vaya cogiendo temperatura el agua, le añadimos un chorrito de vinagre. 

    3: Nada más que añadamos el vinagre, con unas varillas movemos el agua para que quede un “remolino” que hará que se concentre el huevo en el centro
    Para todo aquel que le guste la física, sabrá que aquí las fuerzas centrípetas y centrífugas hacen de las suyas.
    El vinagre es la clave para hacer el huevo poché ya que ayuda a que el huevo coagule más rápido.

    5: Como hemos dicho, hacemos un remolino con las varillas e incorporamos el huevo. Veremos como se cuaja muy rápido y no se sale del medio del cazo. Tardará muy poco en hacerse, escasamente un minuto.

    6: Una vez ha pasado un minuto, con una espumadera sacamos el huevo y lo llevamos a agua fría con una pisca de sal de forma que le corte la cocción y se sale un poco el huevo para darle sabor.

    Con esto ya estaría nuestro huevo poché o escalfado listo. Yo lo presenté con pan tostado, algo de queso, unas rodajas de tomate y espinacas. Tú puedes hacerlo como más te guste, se acompaña muy bien en cremas, verduras, o incluso sin nada.

    Espero que disfrutes con este truquito.

    RECETA DE CREMA DE PATATAS O PARMENTIER CON POLLO MARINADO

    Si hay un ingrediente básico en la cocina mediterránea, sin duda es la patata. Como sabemos, la patata se hace de mil formas: puré de patatas, patatas al horno, patatas rellenas, patatas a lo pobre… En esta ocasión haremos un parmentier que es una crema suave de patata. Además no tenemos que olvidarnos de las propiedades de la patata ya que son básicas en nuestra dieta.

    ¿Qué es un parmentier?

    Parmentier se aplica a cualquier elaboración con patata aunque aquí se usa practicamente cuando se trata de crema o puré de la misma.
    El término culinario parmentier debe su nombre a Antoine-Augustin Parmentier (1737-1813) que fue el que introdujo la patata en la cocina francesa.

    Ahora vamos a comenzar con la receta, espero que os guste!!

    Ingredientes:

    Pechuga de pollo: 200 gr.
    Patatas: 400 gr.
    Nata o crema de leche: 100 ml.
    Mantequilla: 50 gr.
    Pimentón: 1 cucharadita.
    Pimienta negra: 1/2 cucharadita.
    Agua de la cocción: 50 ml.
    Cebolla en polvo: 1 cucharadita.
    Ajo en polvo: 1 cucharadita.
    Cilantro en polvo: 1 cucharadita.
    Cúrcuma: 1 cucharadita.
    Cebolla frita.

    Elaboración:

    Lo primero que haremos para esta receta, es preparar el pollo. Vamos a usar unas pechugas, las limpiamos y las cortamos en tiritas.
    Cuando las tengamos cortadas, las añadiremos en un bol y vamos a macerarlas con especias.
    ¿Qué especias vamos a usar para ello? Pues en mi caso he usado: pimentón, ajo en polvo, cilantro, cúrcuma, pimienta negra y cebolla en polvo. Todas esas se las añadiremos a la pechuga de pollo junto a un chorrito de aceite de oliva, lo mezclamos todo bien y lo dejamos que repose un rato mientras seguimos con la receta.

    Toca el turno de la patata. Pondremos un bol con agua y sal en la vitrocerámica a fuego fuerte y añadiremos las patatas sin pelar en el agua. Intentaremos que todas las patatas sean prácticamente del mismo tamaño para que así se hagan a la vez. ¿Cómo sabemos que está una patata hervida? Pues meteremos el cuchillo y si están hechas, la patata se deslizará por el cuchillo y caerá.
    Aproximadamente estarán cocidas en unos 25 minutos.

    Una vez que las patatas se han cocido, las pelamos y trituramos con un triturador o pasa puré. Podemos usar uno como el que indico aquí abajo que es bastante bueno:

    Una vez triturado, le añadimos la mantequilla. Gracias a que la patata está caliente, se derretirá sin problemas.
    Le añadimos también la nata o crema de leche y con unas varillas mezclaremos todo bien hasta que quede hecho una crema fina y homogénea.

    Cuando ya hayamos conseguido esa crema, pondres la sartén a fuego fuerte y añadiremos las tiras de pollo maceradas. Podemos ver como el calor ha oscurecido gracias a las especias y a su vez el sabor es bastante más intenso.
    Como hemos dicho, pasamos el pollo por la sartén hasta que se haga.

    Ya solo queda presentar el plato. Usaremos una cama o base de nuestra crema de patatas, por encima le añadiremos el pollo y acompañaremos con un poco de cebolla frita.

    Con esto tenemos nuestra receta lista. Mucho sabor, sana y fácil de hacer.

    TARTA DE OREO SIN HORNO

    Hay que aprovechar el tiempo que hace para realizar recetas fresquitas por lo tanto este postre en concreto será una tarta de oreo. La peculiaridad de esta tarta es que no necesita ni horno, ni cuajada, ni gelatina o similar para que cuaje. Son muy pocos ingredientes, se hace bastante rápida y el sabor que es lo más importante es muy bueno.

    Todo el mundo conoce las galletas oreo, de hecho en mi canal tengo algún que otro BATIDO DE OREO así que ahora llega el turno de una tarta fría con oreo.

    Postre Oreo

    Ingredientes:

    • Galletas Oreo: 250gr.
    • Mantequilla: 100gr.
    • Queso Crema: 300gr.
    • Nata o crema de leche 35%: 220 gr.
    • Azúcar glass: 80 gr.

    Receta Pastel de Oreo

    1: Cogeremos nuestras galletas oreo, venga puedes probar una si no te resistes. Cuando las hayas probado ya puedes imaginarte lo rica que estará esta tarta.
    Vamos a separar el relleno de la galleta de la misma. En un recipiente añadiremos la galleta y en otro la crema que con una simple cuchara saldrá bien.

    2: Cuando tengamos toda la galleta separada, vamos a triturarla con una picadora. Si no tienes puedes poner toda la galleta en una bolsita y con un rodillo de cocina ir pisándola hasta que quede bien fina.
    Después de haberlo triturado todo apartamos.

    3: Ahora vamos a derretir la mantequilla, lo más rápido es usar el microondas así que la metemos ahí y lo ponemos unos 30 segundos. Será más que suficiente
    Cuando tenemos la mantequilla derretida, la mezclamos con la galleta triturada y con la ayuda de una cuchara integramos todo bien. La mantequilla sirve para unir bien la galleta, a parte de darle mejor sabor.

    4: Vamos a usar un molde de bizcocho de 15cm de diametro. Le ponemos papel vegetal en la base para que la galleta no se pegue. Con ayuda de una cuchara ponemos toda la galleta en la base de nuestro molde de forma que quede bien homogéneo y repartido por igual. Cuando lo hayamos hecho lo llevamos al frigo.

    5: Ahora llega el momento de la crema. Vamos coger un bol alto y añadiremos el queso crema al que vamos a batir un poco para que tenga una textura más fina. Una vez batido, le echaremos también la nata o crema de leche y seguiremos batiendo.  Finalmente añadiremos el azúcar glass en 2 -3 tandas para que quede bien integrado. Si lo hemos hecho bien quedará una crema con cuerpo pero que a su vez es algo ligera.

    6: Retiramos del frigorífico el molde de bizcocho con la base de galletas y le añadimos la mezcla de queso y nata que hemos batido antes. Escurrimos bien sin dejar ni una gota y lo llevamos de nuevo al frigorífico durante unas 3-4 horas. Está mejor de un día para otro así que si tienes paciencia te recomiendo que le dejes 24 horas en el frigo.

    7: Pasado ese tiempo veremos que ha cuajado bien, no está dura completamente pero no se deshace. Ahora decoraremos con trozos de galleta por encima o directamente poniendo galletas entera en la base.

    MOUSSE DE CHOCOLATE FÁCIL




    Si te gusta el chocolate, imagino que la mousse de chocolate aun más ya que está muy fresquita y la textura es tan característica que siempre deja huella.
    Se hace de muchas formas pero yo os voy a enseñar de forma que no necesitéis ni gelatina, ni horno.  Todo bastante rápido y usando pocos ingredientes y pocos instrumentos de cocina.

    Mousse de chocolate casero

    Ingredientes:

  • Nata o crema de leche: 100 ml.
  • Cacao en polvo: 20 gr.
  • Azúcar: 60 gr.
  • Chocolate: 100gr.
  • Leche: 500 ml.
  • Maizena: 30 gr.


  • Elaboración Mousse de Chocolate con nata

    1: Usaremos un bol alto para evitar que se derrame. En el bol añadiremos la nata o crema de leche y vamos tamizando el cacao en polvo. Al tamizar conseguimos que queden menos grumos y que todo se integre mejor. Podemos tamizar con un tamizador que como su nombre bien dice es el utensilio concreto para tamizar, pero si no tenemos podemos usar un colador y poco a poco irá cayendo todo igual de bien.

    2: Ahora lo moveremos con la varilla hasta que quede bien integrado. Cuando ya se ha movido vamos a reservar este bol para luego.

    3: El siguiente paso será coger otro bol y ahí añadiremos la leche, el azúcar y la maizena o harina de maíz. La maizena es la que hará la función de espesante. Es importante moverlo bien ya que mientras mejor se mueva mejor será el resultado final.

    4: Una vez se ha integrado todo vamos a añadirle la mezcla de leche y cacao en polvo que teníamos antes y lo mezclamos todo con las varillas de nuevo hasta que se integre.

    5: Cuando se ha mezclado, usaremos una cazo o cacerola y añadiremos toda la mezcla en él. Le vamos a añadir también un poco de chocolate, yo hice mezcla entre chocolate con leche y chocolate negro aunque aquí cada uno que use el tipo de chocolate que más guste.

    6: Ahora con el fuego alto vamos a ir moviendo todo muy bien hasta que rompa a hervir y veremos como la crema va cuajando un poquito. Si queréis controlar mejor este punto, una vez que empiece a hervir podéis bajar el fuego a la mitad y mover hasta que espese.

    7: Una vez que ha espesado, vamos a ponerlo en un molde ¿qué tipo de molde? Pues yo he usado uno rectangular y le he puesto papel vegetal para que desmolde mucho mejor.
    Con mucho cuidadito vamos distribuyendo toda la mezcla por nuestro recipiente hasta que no quede ni una gotita.

    8:El siguiente paso será dejarlo reposar un par de horas para que cuaje.
    Después de esas dos horas lo desmoldamos, no te preocupes que sale sin problemas y aunque esté blandito no se rompe ni nada. Lo acompañaremos con unas almendras por encima y un poco de nata montada si te gusta.

    Espero que te haya gustado la receta.

    ARROZ INFLADO CON CHOCOLATE. CHOCO KRISPIS CASEROS

    Hoy vamos a hacer una receta de las que a mí me gustan mucho ya que más que una receta es un truco o “tip” para comer de forma original. En esta ocasión vamos a hacer un arroz inflado con cacao, muy rico, sano y con extra de crujiente.  ¿Quieres saber cómo se hace? Mira el vídeo o sigue leyendo este post.

    Arroz Inflado receta

    Ingredientes:

  • Arroz de grano corto y redondo.
  • Esencia de vainilla.
  • Cacao en polvo.


  • Elaboración Arroz Inflado o Monchitos:

    1: En primer lugar vamos a coger un cazo y lo ponemos con agua en la vitrocerámica a fuego fuerte. Le vamos a añadir un chorrito de esencia de vainilla. Hemos usado esencia de vainilla para darle un toque dulce, si quieres puedes hacer este arroz con sabor más salado añadiendo caldo de pollo. El resultado también está bastante bien pero tal y como he dicho, el sabor sería salado.

    2: Una vez hemos añadido la esencia de vainilla, añadimos también el arroz y lo dejamos a fuego fuerte una vez que ha empezado a hervir durante unos 15-18 minutos. Cuando ha pasado ese tiempo, vemos que el arroz se ha inchado, apartamos el cazo y escurrimos bien para que no quede agua en el arroz.

    3: Por otro lado vamos a usar ahora una bandeja de horno con papel vegetal y vamos a esparcir bien el arroz sobre la bandeja y vamos a ponerlo en el horno a 100º durante unos 40 minutos ¿para qué queremos eso? La idea es que al meterlo en el horno el arroz se seque de forma que sufle o se hinche mucho mejor y sin resto de agua.
    Cuando ha pasado esos 40 minutos vemos que el arroz ya está seco, ahora pasaremos al siguiente paso.

    4: En un cazo con aceite de girasol (mejor el de girasol porque de oliva daría un sabor más fuerte y no es lo que buscamos en esta receta) a temperatura fuerte vamos añadiendo el arroz poco a poco. Veréis que el arroz se hincha casi al momento en el que toca el aceite por lo que el arroz se mantendrá en el aceite unos 5-6 segundos y nos ayudaremos de un escurridor para sacarlo.
    Pondremos una servilleta para que el aceite sobrante se deposite ahí y así nuestro arroz tendrá menos grasa.

    5: Cuando hayamos frito todo, iremos añadiendo cacao en polvo y lo moveremos con una cucharita para que se integre todo bien. El cacao será el que le de el sabor que tanto buscamos ,el sabor a chocolate. Si te lo metes en la boca podrás ver lo rico y sobretodo lo crujiente que ha quedado.

    Espero que te haya gustado esta receta y solo tienes que comentar si tienes algunda duda. Nos vemos en la siguiente receta!!

    PASTA CON ESPINACAS Y QUESO

    Pastas recetas

    Volvemos con un plato de pasta, en esta ocasión hemos tirado de queso y espinacas para acompañar a estos tortellinis aunque puedes usar cualquier otro tipo de pasta. Yo en esta ocasión usé Tortellinis relleno de carne aunque puedes usar otro tipo de pasta italiana como macarrones, espaguetis…

    Como todos sabéis la pasta que solemos comprar está hecha con trigo por lo que es una buena forma de comer cereales y se recomienda su consumo.
    Con esta salsa para pasta sana y rica seguro que te animas a hacerla en más de una ocasión.

    Salsa de Espinacas y Nata

    Ingredientes

  • Pasta (a elegir): 180 gramos.
  • Espinaca fresca: 100 gramos.
  • Nata o crema de leche: 150 gramos.
  • Ajo: 3 dientes.
  • Queso crema: 2 cucharadas soperas.
  • Nueces.
  • Mozzarella.
  • Sal.
  • Pimienta.


  • Elaboración Salsa para Pasta con Nata:

    1: Vamos a preparar la pasta, para ello, cogemos un cazo con agua y lo ponemos en la vitrocerámica a fuego fuerte y añadimos la pasta el tiempo necesario que diga cada fabricante (ese dato siempre viene en el paquete).A los 15minutos ya tenemos nuestra pasta hecha, apartamos del fuego y reservamos.

    2: Por otro lado, mientras se va haciendo la pasta, picamos un ajo y lo añadimos en una sartén con aceite caliente. Sofreímos el ajo.

    3: Cuando el ajo está sofrito vamos añadiendo la espinaca fresca. Veréis que la espinaca ocupa mucho espacio, de hecho tendremos que añadir poco a poco porque todo de golpe no se puede. Le ponemos la tapadera a la sartén para que con el vapor se hagan antes las espinacas.

    4: Después de unos 5 minutos ya está la espinaca lista y reservamos. En un bol vamos a añadir, la mozzarella, nata, queso crema y nueces. Añadimos las espinacas que estaban en la sartén y salpimentamos un poco.
    Gracias a la calor de las espinacas, el queso se va a derretir bien así que movemos un poco para que se integre correctamente.

    5: Cuando lo hayamos movido todo, usamos un recipiente apto para horno y ahí iremos añadiendo una capa de la mezcla de espinacas y queso y luego otra capa de pasta, así un par de veces, hasta que añadimos todo le damos un toque final con queso rallado por encima.

    Lo llevamos al horno unos 15 minutos al horno, los últimos 5 minutos vamos a darle a la función gratinar para que se dore por encima y el queso rallado cree una costra bien rica.

    Ya tenemos nuestra receta hecha, solo falta apartar y disfrutar mientras se come!

    Espero que os haya gustado mucho esta receta, ideal para que los nenes coman una verdura tan beneficiosa como la espinaca.

    CROQUETAS DE QUESO CABRALES, IRRESISTIBLES!!

    croquetas

    Las croquetas…Qué maravilla de comida. Con una bechamel y el ingrediente que más te guste se consigue una croqueta de fábula. En esta ocasión vamos a añadirle queso cabrales. Para los amantes del queso como yo, tenéis que hacer sí o sí esta receta.

    Empezamos con ella!!

    Ingredientes:

    Mantequilla : 1 cucharada sopera.
    Harina: 75 gr.
    Leche: 300 ml.
    Queso cabrales: 300gr.
    Pan rallado.
    Huevo.

    Elaboración:

    Vamos paso a paso, siendo escueto pero sin que nos falte nada por aclarar.
    El primer paso será coger una sartén y añadir una cucharada sopera de mantequilla que se derretirá con el calor de la vitrocerámica que lo tendremos a fuego medio.
    Una vez derretira, iremos añadiendo el harina poco a poco y mezclaremos bien con una varilla. Así conseguimos que el harina se vaya tostando y no esté crudo a la hora de comerlo.
    Añadiremos poco a poco toda la harina y moveremos. Después vamos a proceder a la leche. De la misma manera, iremos añadiendo leche poco a poco y moviendo con la varilla hasta que acabemos con toda la leche.  Lo ideal es que quede una pasta cremosa pero algo espesa ya que se debe de hacer bien las croquetas con ella. Si queda demasiado líquida no se podrá dar forma y no saldrá bien.

    Una vez tenemos la bechamel hecha (bechamel es la mezcla de mantequilla, harina y leche), vamos a añadirle el queso cabrales al que hemos cortado a trocitos.  Este queso va a potenciar mucho el sabor de nuestras croquetas por lo que va a tener mucho sabor.
    Si te gusta un queso más suave puedes sustituirlo por otro sin problemas aunque yo en este caso quería algo con mucho sabor.

    Una vez que hemos añadido el queso, lo fundiremos con la bechamel (todo esto a fuego medio) moviéndolo de nuevo con las varillas y una vez que esté todo bien mezclado apartaremos en un plato y lo dejaremos un par de horas en el frigorífico para que la masa espese un poco más.

    Después de ese par de horas vamos a darle forma a nuestras croquetas. En esta ocasión las hemos hecho redonditas y nos hemos ayudado de una cuchara sopera para usar la medida. Con las manos hacemos la bolita y pasamos por harina.

    Una vez pasada por la harina solo queda pasarla por huevo batido y posteriormente por pan rallado. Haremos eso con toda la masa.

    Ya solo queda el último paso que es freirlas. Para eso nos ayudaremos de freidora o de una sartén, añadiremos bastante aceite de oliva a temperatura fuerte, esto es muy importante ya que al tener una temperatura alta, la costra del pan rallado con el huevo se forma rápido y así evitamos que las croquetas se chafen o rompan.
    Lo tendremos en la freidora un minuto y medio aprox. No hace falta mucho tiempo, nada más que la veamos algo dorada la sacamos, ponemos  un papel en un plato para que absorva el aceite sobrante y con esto ya tenemos todo listo.

    Espero que te haya gustado esta receta tan fácil y rápida de hacer.

    TOSTADAS FRANCESAS CON CREMA Y FRESAS. FÁCIL Y RICO!

    Por ser viernes he decidido hacer un postre para disfrutar mucho mejor del fin de semana.La receta de hoy consiste en un postre casero muy fácil de hacer. Me he decantado por este postre para que l@s peques de la casa puedan ayudar y pasárselo muy bien cocinando.
    Aunque utilicemos fresas, podéis usar otra fruta que os guste más.

    La tostada francesa o french toast es un postre muy parecido a la torrija aunque algo más versátil.

    Tostadas Francesas Rellenas

    Ingredientes

  • Huevo.
  • Pan de molde.
  • Queso crema.
  • Mantequilla.
  • Zumo de limón.
  • Esencia de vainilla.
  • Fresas.
  • Azúcar.
  • Canela.
  • Leche.


  • Elaboración Tostadas con Huevo o Torrijas

    1: En el bol vamos a echar aproximadamente dos cucharadas soperas de queso crema, zumo de limón ( en mi caso he utilizado un limón, dependiendo del gusto de cada persona pues podéis usar menos o más), una cucharada de esencia de vainilla y otra cucharada de azúcar.
    Con ayuda de un tenedor iremos removiendo bien para que quede una crema homogénea.

    2: Cortaremos las fresas o la fruta que hayamos querido usar para este postre.Para mi gusto os recomiendo que cortéis la fruta en láminas muy finas.

    3: Ahora vamos a centrarnos en el pan. Podéis usar pan de molde u otro tipo de pan al que estéis acostumbrad@s a consumir. Yo he usado bizcocho de brioche.
    Cogeremos las rebanadas de pan ( 2 por persona) y le untaremos la crema que hicimos al principio con crema de queso, zumo de limón, esencia de vainilla y azúcar.

    Esta crema será untada solo por una cara.

    4: Seguidamente cogemos las rodajas de fresa y la iremos colocando encima de una de las rebanadas de pan. Cuando hayamos terminado de colocar las fresas colocamos la otra rebanada encima como si de un bocadillo se tratara.

    5: Por otro lado, en un plato incorporaremos, un huevo, un chorreón de leche y un poco de canela y lo vamos a batir muy bien.

    6: Pondremos una sartén en el fuego a la cuál en vez de aceite le vamos a poner un poco de mantequilla.
    Mientras la mantequilla se va derritiendo,  pasamos nuestra tostada por el huevo, leche y canela.

    7: Una vez la mantequilla esté derretida, colocaremos las rebanadas de pan e iremos dándole vueltas hasta que cojan un color tostado.
    Cuando haya cogido ese tono tostado, nuestras tostadas estarán listas para ser apartadas. Podremos observar cómo han quedado crujientes pero a la vez esponjosas.

    8: Ponemos por encima más rodajas de fresas y echaremos un poco de sirope de chocolate.

    Seguro que cuando hagáis este plato obtendréis muy buenos resultados y repetiréis la receta modificando y/o añadiendo ingredientes.

    Nos vemos en la próxima receta.

    MOUSSE DE LIMON CON SOLO 3 INGREDIENTES

    Como hace tiempo que no publico una receta dulce, hoy me he decantado por un mousse de limón. Para los amantes del chocolate, podéis sustituir el limón por cacao en polvo.
    De vez en cuando viene bien darse un capricho y dejar a un lado la operación bikini.

    Y si lo hacemos nosotros mismos es mucho mejor ya que es más sano y sobre todo podemos modificar las cantidades de los ingredientes que más nos gusten a nuestro antojo.

    Mousse de limón receta

    Ingredientes:

  • Nata o crema de leche: 400 ml.
  • Leche condensada: 300 gr.
  • Zumo de limón: 2 limones.
  • Galletas o cookies.


  • Elaboración Mousse de Leche condensada

    Para el comienzo de nuestra receta necesitamos tener un recipiente que se encuentre frío ( lo metemos un ratito en el frigorífico) para uno de los pasos de la elaboración de la receta.

    1: En un bol en el cual echaremos los 300 gramos de leche condensada y agregaremos el zumo de limón compuesto por dos limones.
    Con ayuda de un tenedor iremos removiendo hasta que los dos ingredientes queden integrados completamente.
    Una vez se haya mezclado, lo guardaremos en el frigorífico.

    2: Ahora, cogeremos ese recipiente que teníamos previamente enfriándose para echar los 400 ml de nata para montar.La nata para montar tiene más grasa para que pueda montar correctamente, este tipo de nata suele tener como mínimo un 32% de grasa.
    Con ayuda de una batidora de varilla o una varilla manual iremos montando la nata.

    3:Cuando observemos que la nata esté montada agregaremos la mezcla homogénea que tenemos en el frigorífico compuesta por la leche condensada y el limón.

    4:Ahora, con una cuchara de madera o una lengua e iremos haciendo movimientos envolventes, para que se integren bien los ingredientes.

    ¿Qué son movimientos envolventes? No consiste en mezclar haciendo círculos sino realizando movimientos que hacemos de dentro hacia fuera y lentos.

    En el momento que veamos que tenemos la mezcla terminada, iremos a preparar el postre.

    5: Para hacerlo de una manera bonita, cogemos un recipiente tipo de mermelada y le pondremos en la base una buena capa de cookies o del tipo de galletas que más nos guste. A continuación, con ayuda de una manga pastelera o cuchara iremos agregando la mezcla del mousse.

    6: Para decorarlo le pondremos ralladuras de limón por encima.
    Para mi gusto, antes de tomarlo, prefiero que esté frío en vez de temperatura ambiente.

    Lo bueno de estas recetas como siempre digo es que cada uno puede agregar, eliminar y modificar los ingredientes a vuestros antojos.
    Pues aquí acaba este postre tan sencillo que cualquier persona puede realizar incluso los más pequeñ@s pueden participar.

    Nos vemos en la próxima receta y espero que pongáis en práctica este postre.

    Risotto cuatro quesos

    Existen muchos tipos de risotto como pueden ser: risotto de pollo, risotto de nata, risotto de champiñones…
    Nosotros en esta ocasión vamos a hacer un risotto de queso. Mezclaremos cuatro tipos de quesos distintos para darle cremosidad y muy buen sabor a este plato.

    Antes de hacer la receta estaría bien saber de dónde viene el risotto.
    El risotto es una comida tradicional italiana realizada a base de arroz. Es una comida originaria de la zona noroeste del país, concretamente del este de Piamonte. Es uno de los pilares de la gastronomía norteña en general. El queso parmesano suele acompañar a este tipo de receta practicamente siempre.

    Receta risotto parmesano

    Ingredientes

  • Arroz risotto: 200g
  • Caldo de pollo: 1 litro
  • Cebolla: una unidad
  • Vino blanco: 75 cl
  • Queso roquefort: 75 gr
  • Queso parmesano: 75 gr
  • Queso edam: 75 gr
  • Sal.
  • Pimienta.


  • Risotto receta

    1: Lo primero que vamos a realizar es pelar una cebolla y cortarla en taquitos muy chicos o en juliana muy fina, como más os guste. Mi consejo es que lo hagáis a taquitos.

    2: Una vez esté cortada, se va a echar a una sartén, la cuál tiene una cucharadita de aceite. Dejad la cebolla que se ponga un poco pocha para incorporarle el arroz risotto.
    Estos dos ingredientes deben de estar sofriéndose aproximadamente unos 2 minutos.

    3: A continuación, se verte el vino, es mejor que seáis generosos a que os quedéis corto. Para que el vino se evapore, vamos a aumentar la potencia del fuego e iremos removiéndolo hasta que éste se evapore. Cuando llegue al punto en el que vemos que el vino se ha evaporado por completo, vamos a bajar la potencia de la vitrocerámica. Para que os hagáis una idea, la mía tiene hasta el nivel 10, y en este punto de la receta se baja hasta el nivel 4.

    4: Ahora viene el punto clave del risotto. El cuál consiste en añadir el caldo de pollo e ir removiendo constantemente . No se añade el litro de pollo de golpe, sino poco a poco para permitirle al arroz la absorción del caldo. Al final, veréis como el arroz ha quedado en su punto de cremosidad. Dicho procedimiento ha durado unos 15 minutos ( no olvidéis que la potencia del fuego está media baja, nivel 4)

    5: Por último y el paso más importante, añadir los tipos de quesos. En esta ocasión se baja un poco el nivel del fuego para que se mezclen bien todos los ingredientes y se haga una mezcla homogénea. Con los quesos vamos hacer lo mismo que con el caldo de pollo, se va a ir agregando poco a poco. Ya sabéis que la cantidad y la variedad de quesos va a depender de vuestros gustos.

    6: En las recetas anteriores no comenté nada sobre el emplatado y que mejor ocasión que hacerlo para este maravilloso risotto y dejéis a vuestros anfitriones sorprendidos. Podéis darle un toque profesional poniendo encima trocitos de queso, unas poquitas de nueces y/o piñones y una ramita de perejil.

    Nos vemos en la próxima receta.

    BATATAS AL HORNO CRUJIENTES

    Aprovechando que estamos en otoño, vamos hacer un entrante muy rico y sobre todo fácil de hacer.  ¿Cuál va a ser nuestro receta? Pues vamos a hacer unas batatas al horno crujientes. A la batata también se le suele llamar boniato.

    Antes de comenzar con nuestra receta voy a hablaros un poco de los beneficios que tiene ésta.

    La batata es un tubérculo rico en antioxidantes, y mientras más naranja sea, más beta-caroteno tendrá. Otro beneficio que posee es su alto contenido en potasio y no os preocupéis si pensáis que os habéis comido una gran cantidad de batata, ya que es muy fácil de digerir.

    Si os sobra, no os preocupéis porque en el frigorífico guarda muy bien todas las propiedades y se conserva bastante bien. Comencemos a hacer nuestras batatas al horno crujientes.

    Bastones de Batatas al Horno

    Ingredientes

    • Batatas( sin asar), 2 unidades.
    • Pimienta.
    • Aceite de oliva.
    • Cúrcuma.
    • Orégano.
    • Pimentón.

    Boniatos al horno:

    1: Lavamos la batata muy bien para cortarla por la mitad ( en mi caso he decidido no pelarla). A continuación, cortamos cada mitad en láminas de un centímetro aproximadamente y luego procedemos a cortarlas en forma de bastoncillos

    2: Ponemos todos los bastoncillos en un bol para ir agregándole el resto de ingredientes.

    3: Comenzamos echándole una cantidad generosa de aceite de oliva virgen extra. Le añadiremos también las especias  (el orégano, pimienta, pimentón y cúrcuma). Con las manos muy limpias vamos a proseguir a mover todos los bastoncillos para que cada uno de ellos se queden bañados en el aceite y todas las especias.

    4: Una vez que hemos impregnado muy bien los bastoncillos de batatas, sería conveniente tener una parrilla, sino pues en la bandeja del horno. En mi caso he cogido la parrilla y le he colocado papel de horno.

    5: A continuación colocamos nuestras tiritas de batata en el papel de horno. Dejaremos un espacio de un centímetro aproximadamente para permitirle a cada bastón cocinarse correctamente e introduciremos la parrilla en el horno a 200º, ¿cuánto tiempo? Pues eso va a depender de la maduración de nuestra batata, pero aproximadamente unos 25-30 minutos.

    6: Una vez pasado el tiempo, podremos observar y sobre todo oler cómo los bastones han quedado muy bien especiados. En mi caso, he escogido una salsa cheddar para acompañarlos, ya que el contraste de los sabores vienen genial.

    ¿Quieres saber cómo se hace una salsa de queso cheddar bien rápida y rica? Solo tienes que pinchar aquí

    Necesitamos 200 ml de nata y otros 200 ml de queso cheddar ( la cantidad podéis modificarla, pero siempre tienen que tener los dos ingredientes la misma cantidad).

    Ponemos un cazo en el fuego, éste debe estar en el nivel alto, y echamos el queso. Lo movemos un poco y cuando se esté poniendo blando le agregamos la nata. Una vez estén los dos ingredientes integrados, apagamos el fuego y lo apartamos en un recipiente y ya tenemos nuestra salsa lista para poder mojar nuestros bastones de batatas.

    BROWNIE DE CHOCOLATE Y TARTA DE QUESO SUCHARD



    Estaba yo hoy pensando en qué hacer para merendar y tenía ganas de dos cosillas, por un lado un brownie ya que es un postre que me encanta por lo rápido que se hace y el sabor tan rico que tiene pero por otro lado tenía en casa una tableta de turrón suchard en casa y tenía ganas de usarla de alguna forma, ¿qué hice? ¿Pues qué tal si la incorporo a una crema de queso por encima del brownie? Dicho y hecho, decidí hacer las dos tartas en una sola. Ahora os explico como:

    AVISO: este vídeo puede hacer que empieces a segregar saliva mientras lo ves. No me hago responsable si durante el vídeo te entra mucha hambre aunque tengas el estómago lleno. La única forma de saciar ese hambre será realizando esta receta paso a paso tal como explico.

    Ingredientes para el brownie fácil y jugoso:

  • Chocolate negro: 200gr.
  • Azúcar: 110 gramos.
  • Bicarbonato: 1 cucharadita.
  • Harina: 85 gramos.
  • Huevos: 4 unidades.
  • Mantequilla: 110gr.
  • Nueces.


  • Ingredientes para tarta de turrón suchard

  • Queso crema: 400 gramos.
  • Turrón SUCHARD: 200 gr.
  • Azúcar: 75 gr.
  • Cuajada: 1 sobre.
  • Harina de trigo: 1 cucharada.
  • Huevos: 3 unidades.
  • Nata o crema de leche: 200ml.


  • Elaboración Brownie receta fácil:

    En primer lugar a empezar a realizar el brownie ya que es la base y sin ella es imposible montar la tarta.

    1: Cogeremos un bol apto para microondas y añadiremos ahí los 200 gramos de tableta de chocolate roto a trocitos junto con la mantequilla. Lo pondremos en el microondas a media potencia en intervalos de unos 25 segundos para poder vigilarlo y que no se nos queme.

    Un truco es no esperar a que esté todo el chocolate disuelto ya que al sacarlo y moverlo se disolverá. En mi caso no tardó más de 1 minuto 10 segundos en fundirse.

    2: Por otro lado cogeremos ahora un bol algo más grande y añadiremos los huevos y el azúcar y lo batimos todo.  Una vez esté todo batido le incorporamos el harina de trigo y la cucharita de bicarbonato y lo volvemos a mover todo bien. Una vez que está todo bien integrado le añadimos la crema de chocolate que hemos hecho en el microondas junto con la esencia de vainilla y los trozos de nueces.  En mi caso me encanta encontrarme los trozos grandes de nuez al masticar, si te gustan más pequeños, pícalos un poco y añádelo.

    3: Ya casi que está nuestro brownie, ahora toca coger un molde de bizcocho de unos 22cm de diametro, le pondremos papel vegetal para evitar que se pegue y añadiremos toda la masa. Lo llevaremos al horno aproximadamente unos 25 minutos a unos 180 grados con el modo del horno ventilación ( si no lo tienes pon la función arriba y abajo).

    Mientras se hace el brownie procedemos a la crema de queso con turrón:

    Elaboración Tarta de queso y turrón.

    4: Vamos a coger otro bol y vamos a añadir el queso crema a temperatura ambiente así será más fácil de mezclar y con un tenedor estrujaremos un poco para que se deshaga. Añadiremos la nata o crema de leche, he usado en este caso nata para montar porque tiene un poco más de grasa y para los postres viene ideal. Lo movemos con las varillas y le añadimos los huevos, y un poquito de azúcar.

    5: Para que no nos pille el toro luego, sacamos el brownie que ya está hecho, lo desmoldamos y le damos la vuelta para que la parte completamente lisa quede por arriba así la crema de queso se podrá extender perfectamente sin  problemas. Una vez lo hayamos girado apartamos.

    6:Como en este caso la tarta de queso va a ser SIN HORNO, necesitas un ingrediente para que la tarta cuaje, por lo que nos vamos a ayudar de la cuajada ¿Cómo se usa?

    Pues en un cazo añadimos la crema de queso y con el fuego medio movemos un poco, cuando haya cogido temperatura, incorporaremos el sobrecito de cuajada y no pararemos de mover hasta que esté casi en el punto de ebullición.

    7:Cuando ha llegado al punto de ebullición cogemos los trocitos de turrón suchard y se lo añadimos. Como la crema está caliente es normal que el turrón manche un poco la crema y algunos trozos se deshagan mientras que otros no. Si quieres que el turrón quede entero por completo, te recomiendo que lo tengas en el frigo para que así sea más difícil que se derrita.

    8:Una vez hemos añadido el turrón nos vamos al molde donde tenemos el brownie y lo echaremos encima. Vemos que se extiende sin problemas simplemente dándole unos golpecitos al molde.

    Ahora sí, ya está casi hecho!! Solo queda la guinda del pastel que va a ser añadirle más trocitos de turrón por encima de forma que se vean completamente. Mientras más turrón más rico así que echad sin miramientos.

    Ya solo queda llevarlo al refrigerador durante un par de horas para que cuaje y después de esas dos horas podrás cortar la tarta sin problema y disfrutar de ella.

    Espero que os haya gustado esta receta y nos vemos en la siguiente receta!!

    Tzatziki Salsa griega de yogur

    En esta vida hay que probar de todo y tal vez aun no conozcas el Tzatziki. El Tzatziki es una salsa griega de yogur y pepino muy rica y sabrosa. Se puede usar para acompañar ensaladas, falafel, kebabs e incluso como aperitivo. Como puedes ver se trata de una receta vegana así que te vendrá muy bien si llevas esa forma de alimentarte en tu día a día.

    Tzatziki vegano

    Ingredientes:

  • Pepino: 1 unidad.
  • Yogur griego: 150 gr.
  • Zumo de limón: 2 cucharadas.
  • Sal: media cucharadita.
  • Menta picada.
  • Receta Tzatziki:

    1: Para hacer esta salsa es rallar el pepino con un rallador. Cuando esté todo bien rallado usaremos un colador y le quitaremos todo el agua al pepino.Podemos ayudarnos también de una tela de algodón para quedarnos solamente con la pulpa. Yo suele tener siempre un par de trozos para este tipo de recetas. Añadiremos todo en la tela de algodón y apretaremos fuerte hasta quedarnos solo con la pulpa. Podemos ver que es más eficaz que el propio colador.

    2: Ahora cogemos un bol y añadimos la pulpa del pepino ya escurrido, el zumo del limón, la sal, la menta fresca picada y el yogur. Respecto al yogur yo uso del estilo griego ya que es más cremoso y le viene muy bien a esta receta, si no, puedes usar yogur natural normal. De la misma manera, si no dispones de menta, puedes usar hierbabuena o eneldo, el sabor no será el mismo pero también le vendrá bastante bien a nuestro tzatziki.

    3: Lo ideal para consumir esta receta es meterla un poco en el refrigerador y consumirla fría ya que es como de verdad se consume.

    Como hemos comentado antes ya solo falta acompañarla con lo que queramos como falafel, pan de pita, trocitos de zanahoria o apio o incluso puedes añadir un par de cucharadas de tzatziki a una ensalada. 

    Bizcocho de zanahoria esponjoso

    Retomamos nuestras recetas con un postre. ¿Quién no conoce a nuestra amiga la tarta de zanahoria? En mi entorno a todo el mundo le encanta así que me he decidido a hacerla y grabarla para vosotros de forma que cuando tengáis hueco disfrutéis con esta receta en cada bocado que deis.

    Tarta de Zanahoria y Nueces

    Ingredientes totales (haremos 2 bizcochos por lo que hay que dividir la mitad de ingredientes para cada uno).

  • Aceite: 150m.
  • Azúcar moreno: 300gr.
  • Azúcar glass: 200gr.
  • Huevos: 8 unidades.
  • Harina: 300gr.
  • Queso crema: 500gr.
  • Zanahoria: 300gr.
  • Canela: 1 cucharadita.
  • Nueces: al gusto.
  • Levadura: 2 cucharaditas.
  • Sal: 1 pizca.


  • Elaboración Tarta de zanahoria y queso:

    1: Hemos pelado y cortado la zanahoria y con la ayuda de un rallador lo rallaremos todo. Cuando esté todo rallado apartamos.

    2: Con un bol alto en el que quepa todo añadimos los huevos (recordad, que son 4 huevos ya que son 2 bizcochos).

    3:Una vez añadido los huevos le añadimos el azúcar moreno. Cuando esté todo movido le añadimos el aceite ya sea de oliva o de girasol. Yo le añadí de oliva y me gustó mucho. Después vamos a añadir, sal, nuez moscada y canela.

    4: Con ayuda de un tamizador añadimos el harina de forma que quede más suave. Añadiremos el harina y la levadura juntos. De nuevo movemos bien con las varillas.
    Una vez batido, añadimos las nueces picadas y la zanahoria rallada y movemos.

    5: Cogemos un molde de bizcocho de unos 24cm y le ponemos papel de horno o engrasamos para que el bizcocho salga mucho más fácil. Metemos en el horno a 180 durante unos 20 minutos que es el tiempo en el que a mí se me ha hecho aunque depende del horno tardará más o menos. Ayudaros de una aguja o palito para comprobar. En el momento que salga seco es que ya está.
    Haremos otro bizcocho usando el mismo procedimiento.

    Receta Frosting

    6 :Para ello en un bol añadimos azúcar glass y queso crema, lo batimos hasta obtener una masa líquido pero algo espesa.

    7: Untamos el frosting por la parte de arriba del bizcocho, una vez untado, ponemos encima el otro bizcocho y añadimos frosting de nuevo por encima y por los bordes quedando todo bien cubierto.

    8: Añadimos unas nueces por encima y ya tenemos todo listo para comer.

    Espero que os haya gustado esta maravillosa tarta.

    ARROZ CON LECHE Y CHOCOLATE CASERO

    Arroz con leche y chocolate fácil

    Os traigo lo que viene siendo mi postre favorito pero con un toque distinto. El arroz con leche es un postre que me acompaña desde chico y cada día me gusta mucho más. A veces lo fácil es lo más bueno y para mí este es el caso y vamos a hacer un arroz con leche y chocolate buenísimo y rápido.

    Antes de empezar vamos con un poco de historia:

    El arroz con leche es un postre típico de la gastronomía de múltiples países hecho cociendo lentamente arroz con leche y azúcar. Se sirve frío o caliente. Se le suele espolvorear canela, vainilla o cáscara de limón para aromatizarlo.1​

    Tiene orígenes muy antiguos en Asia y se difundió a través de Europa y África. A partir del siglo XV se exportó a América debido al comercio y población que emigraba al territorio americano.

    Arroz con leche ingredientes:

  • Leche vegetal o animal: 1 litro.
  • Arroz redondo: 100 gr.
  • Chocolate negro: 30 gr.
  • Canela: 1 ramita.
  • Limón: la cáscara de uno.
  • Azúcar: 50 gr.


  • Receta arroz con leche y chocolate cremoso

    Hay varias formas de hacer el arroz con leche, en este caso lo vamos a hacer de forma fácil y así ahorramos unos minutos de reloj que siempre está bien.

    1: Cogemos un cazo y añadimos la leche, la cascara de limón, canela, azúcar y el arroz y con el fuego medio/alto vamos moviendo mientras que el arroz va absorbiendo la leche. Lo bueno del arroz corto y redondo es eso, que absorbe bastante bien líquido y aumenta su tamaño a la vez que se pone más blandito y jugoso.

    2: Esperaremos aproximadamente unos 30 minutos y aunque al principio parezca que un litro de leche es mucho, veremos que no y que es la cantidad perfecta para que quede cremoso.

    3: Después de esos 30 minutos, añadiremos trocitos de chocolate negro y seguiremos moviendo de forma que se funda el chocolate con la leche y quede todo bien integrado.

    4: Con esto ya tenemos la receta hecha, solo habría que apartar en cacharritos individuales, más que nada porque como yo no lo separe me lo como todo.

    A mí en concreto me gusta comérmelo recién salido del fuego aunque frío está también muy bueno así que os dejo que probéis de las dos formas.

    MANTEQUILLA CASERA 100%

    Como hacer mantequilla con batidora.

    Hoy vamos con una receta de las que a mí me gusta porque no se trata de una receta en sí, si no de “crear” un ingrediente a partir de otro. En este caso vamos a hacer MANTEQUILLA CASERA 100% y dirás ¿por qué? Pues te tengo que contestar que como buen ex estudiante de ciencia, la química es algo que siempre me ha gustado mucho y ver como una simple reacción provoca la creación de otro producto es algo que me fascina.
    Por otro lado, la satisfacción de hacer algo por uno mismo siempre es buena, además que con esta receta puedes estar seguro de que comerás mantequilla 100% natural, hecha por ti y sin ningún conservante añadido, sales ni demás.

    Recetas de Mantequilla

    Antes de comenzar con la receta vamos a aprender algo de historia.

    El primer pueblo documentado en su elaboración fueron los mongoles. ¿Sabéis cómo la hacían? Batían nata dentro de pieles de animales hasta obtener la mantequilla. Los celtas y los vikingos fueron los encargados de extender la mantequilla en los territorios marcados por su colonización. Sin embargo, los Griegos y romanos excluyeron este producto de su dieta por ser considerado un producto bárbaro, las consecuencias de ese enfrentamiento siguen siendo palpables a día de hoy.

    Ingredientes:

    • Nata o crema de leche: 600 ml (con esa cantidad da para unos 180-200 gramos de mantequilla).

    Elaboración de Mantequilla

    1: Añadiremos la nata fría en un bol. La nata o crema de leche tiene que estar fría para que monte mejor y debe de tener un porcentaje en grasa alrededor del 34% o superior.

    2: Cuando añadamos la nata nos ayudaremos de unas varillas eléctricas para montar. Iremos montando poco a poco, durante los dos primeros minutos aproximadamente la nata estará a punto de nieve, seguiremos moviendo un par de minutos más y ya la tendremos prácticamente montada.

    3: A partir de este punto seguiremos batiendo para hacer que las partículas se rompan y se separe la grasa (mantequilla) de la leche.Eso ocurrirá mientras sigamos batiendo con la nata ya montada, notaremos como el volumen va bajando y va soltando leche de forma que se haya cortado y se pueda separar la leche de la mantequilla.

    4: Una vez se ha cortado y vemos que no echa más leche, podremos decir que toca seguir con el siguiente paso. Cogeremos un filtro de algodón (en mi caso compré una gasa de bebé ya que también vale y lo tenía más a mano) añadimos todo el contenido y apretamos bien para soltar todo el líquido, por supuesto todo esto con las manos bien limpias ya que nos va a tocar manosear el filtro.

    5: Para asegurarnos de que no queda nada, cogeremos un recipiente con agua fría, mojaremos la bola que se ha creado dentro de la gasa sobre el agua y volveremos a escurrir todo muy bien.

    6: Con esto ya tenemos nuestra mantequilla hecha, solo hay que añadirle sal si te apetece o cualquier tipo de especia.
    Lo pondremos en un recipiente y con papel film apretaremos sobre él para hacer que quede la menor cantidad de aire posible para que así aguante más.

    Tengo que decir que la mantequilla la he hecho hace ya 2 semanas y se encuentra todavía en perfecto estado.

    Pollo en Salsa de Almendras

    Hace años que probé el pollo con salsa de almendras en un bar muy típico de Sevilla. Desde entonces raro es el mes que no lo haga acompañado de unas patatas fritas. Esta receta de salsa de almendras se puede picar más o menos según nos guste encontrarnos trocitos o no mientras comemos. Elijas la opción que elijas, seguro que te gusta.

    Pollo en salsa de almendras y nata

    Ingredientes:

  • Pechuga de pollo: 2 unidades.
  • Nata: 400 ml.
  • Cebolla: media.
  • Almendras: 150 gramos.
  • Jamon york.
  • Queso en lonchas.


  • Receta de salsa de almendras

    1: Vamos a coger una cebolla nueva que tiene un sabor más intenso y la vamos a cortar finita. Por otro lado vamos a coger una picadora y vamos a pelar las almendras crudas sin piel. Si las almendras que tenemos tienen piel se puede remojar un poco y quitar la piel con más facilidad. También puedes usar la piel sin problema alguno.

    2: Una vez tengamos el pollo limpito y bien abierto (en mi caso se lo dije al carnicero) lo extendemos y añadimos algo de chacina, yo usé fiambre de cerdo, puedes usar pavo, de pollo o cualquier otro y también una loncha de queso, a ser posible algo curado que de un sabor más intenso a nuestro plato. Luego lo vamos a enrollar despacito con las manos y pondremos unos palillos para que no se deshaga la forma.

    3: Cogemos una sartén y le ponemos un chorrito de aceite y sofreimos la cebolla hasta que esté dorada, para eso tendremos el fuego algo fuerte. Una vez dorada, echaremos la almendra molida y también la doraremos un poco.
    Cuando esté todo dorado le incorporamos la nata y lo movemos a fuego lento para que todo se integre y se haga bien.

    4: Mientras la nata se hace con la almendra y la cebolla, usaremos otra sarten y pasaremos nuestros rollos de pollo por ella hasta sellarlo bien. Importante!! No terminaremos de hacer el pollo en esa sartén. Cuando hayamos sellado el pollo lo incorporaremos a la salsa de almendra que ya se ha hecho y ahí terminará de hacerse y coger el sabor que buscamos.

    Pues ya tenemos nuestro pollo con salsa de almendras listo para comer. El compañero perfecto para este plato es un buen trozo de pan calentito.