MERMELADA DE PIMIENTOS ROJOS

No es difícil hacer una buena mermelada o confitura de frutas aunque en este caso haremos una mermelada de pimientos rojos que viene ideal para acompañar  tanto a carne roja como carne blanca. Vais a ver lo fácil que es hacer esta receta. Puedes usar también pimientos del piquillo o hacer una mermalada de pimiento amarillo. 

Mermelada de Pimientos:

Ingredientes

  • Pimientos rojos: 200gr.
  • Azúcar: 100gr.
  • Vinagre: 100ml

Receta para hacer Mermelada de Pimientos Rojos

1: Cogeremos los pimientos, lavarlos muy bien y cortarlos por la mitad para no retirar la mayor cantidad de semillas. Una vez lavados, vams a cortarlos en cuadraditos pequeños.

2: Ponemos un cazo en el fuego para incorporar los pimientos cortados. A su vez, le echaremos el vinagre y el azúcar. Como ya habéis leído en los ingredientes, son la misma cantidad. El orden de los ingredientes no afecta en la receta, pero yo siempre tengo la costumbre de echar primero el vinagre y ya después el azúcar.

3: Debemos de moverlo todo para que el azúcar se empiece a derretir y se mezclen muy bien los tres ingredientes.
Cuando han pasado aproximadamente unos 15 minutos, se podrá observar como el azúcar y el vinagre se han consumido un poco, y los pimientos se han reblandecido gracias al almíbar que se esta creando.

4: Después de esos 15 minutos, se apaga el fuego para proceder a la próxima pauta de la elaboración.¿En qué consiste? Pues muy sencillo, se puede volcar el contenido del cazo en un bol o incluso hacerlo en el mismo cazo. Lo que vamos hacer es  coger una batidora para triturarlo todo.

La dejamos enfriar, y ya está lista para comerla.

Cuando la hagáis, no os extrañéis si la mermelada ha salido tan espesa como las que solemos encontrar en los supermercados.

¿Con qué se puede acompañar esta mermelada de pimientos?

Yo la he usado con el rollito de pollo relleno de queso, jamón york y frutos secos. También, podemos echárselo por encima a trozos de queso fresco, dándole un sabor muy bueno puesto que se mezcla lo salado del queso con lo dulce de la mermelada.

Otro ejemplo sería con los canapés rellenos de queso de untar al cuál se le pondría por encima un toque de mermelada.

Y como último consejo para que la uséis, sería, untar paté en biscotes y rematarlos con un poco de mermelada.

TARTA DE QUESO “LA VIÑA”. La MEJOR receta de ESPAÑA

Hoy traemos una receta que aunque no os lo creáis tiene casi 4.000 años de antigüedad y era muy popular en la Antigua Grecia.

La tarta de queso es una de las más famosas por su sencillez y su gran resultado. Después de leer un poco, vi como en el restaurante LA VIÑA en San Sebastian tienen la tarta de queso perfecta.
Todo el mundo que va allá siempre la prueba y queda encantado así que yo tuve que hacerlo y la verdad que no se le puede sacar ni una pega a esa tarta, bueno sí y es que una vez que la pruebas cualquier otra tarta que pruebes notas la diferencia.

Tarta de queso la viña receta auténtica

Ingredientes:

  • Queso crema: 750 gramos.
  • Huevos: 5 unidades.
  • Harina: 1 cucharada sopera.
  • Nata o crema de leche: 400 ml.
  • Azúcar: 175 gramos.


  • Elaboración Tarta de queso la viña

    Tal y como hemos dicho, esta receta tiene una dificultad casi nula.

    1: Empezaremos cogiendo un bol lo suficientemente grande para que quepan todos los ingredientes.

    2: Añadiremos el queso crema y con una varilla movemos un poco para que se deshaga y quede más cremoso.

    3: Después de mover un poco, añadiremos los 5 huevos e integraremos bien. Gracias a batir las cosas poco a poco se obtiene una crema más homogénea y que hará que el resultado final sea aun mejor.

    4: Una vez batido con el huevo, añadimos el harina y el azúcar, volveremos a mover todo bien. Finalmente incorporaremos la nata o crema de leche.

    5: Cuando hayamos añadido la nata o crema de leche usaremos unas varillas eléctricas si tenemos y lo moveremos durante aproximadamente 2 minutos.

    6: Mientra seguimos con la receta ponemos el horno a precalentar a unos 200ºC función arriba y abajo.

    7: Por otro lado, cogemos un molde de tarta de unos 25 centímetros de diámetro y le pondremos papel de horno tanto en la base como en el lateral para evitar así que se pegue y su desmoldado sea perfecto.

    8: Añadimos la crema obtenida al batir todo en el molde y lo echamos.  Lo metemos en el horno unos 35 minutos.
    Una vez pasado ese tiempo veremos que la tarta por encima está hecha pero no ha cuajado ¡NO TE PREOCUPES! ese es el “truco” de esta tarta. Sácala del horno y deja que repose a temperatura ambiente, de esa forma cuajará y no llegará a pasarse por lo que tendremos una tarta de queso blanda, jugosa, esponjosa y perfecta para comer.

    Con esto tenemos nuestra tarta lista, decir que se le puede acompañar con mermelada aunque a mí me gustó comérmela sin nada.

    Buen provecho amigos!

    Tartaletas Dulces Rellenas

    Receta rica y coqueta que vamos a hacer. En esta merienda nos vamos a poner las botas con unas tartaletas dulces rellenas de fresa y crema. Si veis el vídeo veréis lo fácil que es y los pocos ingredientes que son necesarios para realizarla.

    En esta ocasión hemos usado la masa brisa ya comprada. Podemos hacerla nosotros mismos pero requiere de mucho tiempo para su elaboración así que mejor comprarla ya que queda también muy rico.

    Receta Tartaletas Dulces

    Ingredientes:

  • Masa brisa: 1 unidad.
  • Mantequilla: 40 gramos.
  • Huevo: 1 unidad.
  • Harina: 50 gramos.
  • Azúcar: 50 gramos.


  • Elaboración Tartaletas rellenas dulces:

    1: Usaremos una masa brisa para esta receta, por lo tanto, lo primero que haremos será una extender la masa muy bien. Podemos usar un rodillo para que quede mejor aun. No nos interesa que quede demasiado extendida ya que entonces será más fina y habrá más opciones de que se rompa

    2: Ahora cogeremos un cortador circular, en mi caso ya que no tenía me ayude de un vaso que también vale. Vamos cortando en círculos hasta acabar con la masa (con una masa salió 7 unidades).

    3: Después cogeremos unos moldes chiquititos aptos para hornos. Estos moldes son los que darán la forma a nuestra tartaleta, ya que lo usaremos de plantilla. Pondremos la masa que hemos cortado dentro de nuestros moldes para las tartaletas. Lo metemos en el horno unos 5 minutos para que se cueca. Con esto le damos un primer golpe de calor. Si no se lo dieramos la masa se podría rajar al añadirle el relleno ya que tiene mucha humedad.

    4: Mientras se hace, cogemos un bol y añadimos el huevo, la mantequilla derretida, el azúcar y la harina y lo movemos todo muy bien. Con esto tendremos la mezcla que irá en la parte superior de nuestras tartaletas rellenas.

    5: Una vez se haya hecho la masa brisa en el horno, ponemos una cucharita de mermelada al fondo y luego cubrimos con la mezcla de huevo, azúcar y harina que hicimos antes.

    6: Lo metemos en el horno de nuevo unos 12 minutos a 180º y con eso tenemos la receta hecha.

    Podemos comerlo caliente que está muy rico aunque tambien se consume frío y el relleno estará más espeso.