RECETA DE CREMA DE PATATAS O PARMENTIER CON POLLO MARINADO

Si hay un ingrediente básico en la cocina mediterránea, sin duda es la patata. Como sabemos, la patata se hace de mil formas: puré de patatas, patatas al horno, patatas rellenas, patatas a lo pobre… En esta ocasión haremos un parmentier que es una crema suave de patata. Además no tenemos que olvidarnos de las propiedades de la patata ya que son básicas en nuestra dieta.

¿Qué es un parmentier?

Parmentier se aplica a cualquier elaboración con patata aunque aquí se usa practicamente cuando se trata de crema o puré de la misma.
El término culinario parmentier debe su nombre a Antoine-Augustin Parmentier (1737-1813) que fue el que introdujo la patata en la cocina francesa.

Ahora vamos a comenzar con la receta, espero que os guste!!

Ingredientes:

Pechuga de pollo: 200 gr.
Patatas: 400 gr.
Nata o crema de leche: 100 ml.
Mantequilla: 50 gr.
Pimentón: 1 cucharadita.
Pimienta negra: 1/2 cucharadita.
Agua de la cocción: 50 ml.
Cebolla en polvo: 1 cucharadita.
Ajo en polvo: 1 cucharadita.
Cilantro en polvo: 1 cucharadita.
Cúrcuma: 1 cucharadita.
Cebolla frita.

Elaboración:

Lo primero que haremos para esta receta, es preparar el pollo. Vamos a usar unas pechugas, las limpiamos y las cortamos en tiritas.
Cuando las tengamos cortadas, las añadiremos en un bol y vamos a macerarlas con especias.
¿Qué especias vamos a usar para ello? Pues en mi caso he usado: pimentón, ajo en polvo, cilantro, cúrcuma, pimienta negra y cebolla en polvo. Todas esas se las añadiremos a la pechuga de pollo junto a un chorrito de aceite de oliva, lo mezclamos todo bien y lo dejamos que repose un rato mientras seguimos con la receta.

Toca el turno de la patata. Pondremos un bol con agua y sal en la vitrocerámica a fuego fuerte y añadiremos las patatas sin pelar en el agua. Intentaremos que todas las patatas sean prácticamente del mismo tamaño para que así se hagan a la vez. ¿Cómo sabemos que está una patata hervida? Pues meteremos el cuchillo y si están hechas, la patata se deslizará por el cuchillo y caerá.
Aproximadamente estarán cocidas en unos 25 minutos.

Una vez que las patatas se han cocido, las pelamos y trituramos con un triturador o pasa puré. Podemos usar uno como el que indico aquí abajo que es bastante bueno:

Una vez triturado, le añadimos la mantequilla. Gracias a que la patata está caliente, se derretirá sin problemas.
Le añadimos también la nata o crema de leche y con unas varillas mezclaremos todo bien hasta que quede hecho una crema fina y homogénea.

Cuando ya hayamos conseguido esa crema, pondres la sartén a fuego fuerte y añadiremos las tiras de pollo maceradas. Podemos ver como el calor ha oscurecido gracias a las especias y a su vez el sabor es bastante más intenso.
Como hemos dicho, pasamos el pollo por la sartén hasta que se haga.

Ya solo queda presentar el plato. Usaremos una cama o base de nuestra crema de patatas, por encima le añadiremos el pollo y acompañaremos con un poco de cebolla frita.

Con esto tenemos nuestra receta lista. Mucho sabor, sana y fácil de hacer.

ENSALADA CAMPERA O DE VERANO

Este tipo de ensalada campera o de verano es un plato muy típico de la gastronomía española donde con los ingredientes más nobles conseguimos un plato muy fresco para este verano y muy pero que muy sano.

Como siempre depende de la zona se hará de una u otra forma, se le pueden añadir más ingredientes, aunque el que yo hago es el básico y el que todo el mundo conoce.

Ensalada campera de patatas y atún:

Lo principal de esta receta es como siempre la calidad de los productos ya que prácticamente todos se comen crudos salvo la patata y el huevo que se cuece por lo que son alimentos que alteran poco su sabor original, así que mejor comprar productos buenos y con sabor para que nuestro plato quede de campeonato.

Ya que hay muchas variedades de patatas y en este caso las vamos a hervir. Os indico que las mejores patatas para hervir son las siguientes:

Kennebec, Monalisa, Buffet, Spunta, Flamenco, Jaerla y Red Pontiac.

De todas formas, cuando tengáis dudas siempre está bien que preguntéis al frutero así os recomendará y aprenderéis cosas nuevas.

Ensalada de Verano:

INGREDIENTES:

  • Patatas: 800 gramos.
  • Cebolla: 1 unidad
  • Pimiento verde: 2 unidades.
  • Pimiento rojo: 1 unidad.
  • Tomates enteros: 2 unidades.
  • Atún: 150 gramos.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Vinagre de vino.
  • Orégano.
  • Pimienta.
  • Sal

Ensalada campera de verano

1:  Cogeremos un cazo con agua y añadiremos las patatas con la piel y todo. Antes de nada yo las lavé para quitar las impurezas y la posible arenilla que tuviera. Para aprovechar el cazo, añadiremos también el huevo (también hemos lavado la cáscara) de esa forma en el mismo recipiente se harán las dos cosas.

2: Obviamente el huevo se hará antes (12-15minutos) mientras que las patatas pueden tardar unos 30-35 minutos dependiendo del tamaño de las mismas, por lo que lo mejor sería coger patatas no muy grandes para que se hiciera antes.

3: Añadimos las patatas (y el huevo en este caso) con el agua aun fría, añadimos la sal y una vez que el agua empiece a hervir bajaremos un poquito el fuego mientras que terminan de hacerse las patatas. Un indicio claro de que ya está hervida es cuando la piel empieza a desquebrajarse, eso indica que ya están listas. Otra forma de hacerlo es meter el cuchillo y cuando veamos que están blanditas podemos retirar.

Mientras se van cociendo vamos a ir con las verduritas.

4: Cortaremos cebolla, tomate y pimiento en trozos no muy pequeños. Esta ensalada se caracteriza por verse todos los ingredientes perfectamente así que a cortar en cubitos generosos o en gajos tanto la cebolla como el tomate. Los pimientos lo cortaremos también gorditos. Cuando lo tengamos todo cortado lo añadimos en un bol grande.

5: Añadiremos también atun en conserva, pero ya escurrido. Mucha gente aprovecha el aceite del propio atún para añadirlo a la ensalada ya que le da un plus de sabor más. Yo lo escurro bastante y el sabor ya se lo doy con el aderezo, aunque para gustos colores.

6: Ya solo queda pelar los huevos que se han hervidos y cortarlo en rodajas también. Compren huevos camperos o ecológicos que son los más buenos.

Si quieres saber cómo se lee el código numérico de los huevos para identificar su origen, pulsa en la siguiente imagen.

7: Una vez se ha hervido la patata con cuidado de no quemarnos, le vamos quitando la piel y la cortamos también en rodajas de más o menos 1 centímetro de grosor.

8: Lo mezclamos todo en el bol y le añadiremos el aceite de oliva virgen extra, un buen chorrito de vinagre, orégano, sal y pimienta. Dejaremos en el frigorífico y después de un rato ya estará listo para comerlo.

PATATAS GRATINADAS CON QUESO Y BACON


Mira que pinta más rica tienen nuestras patatas gratinadas con queso y bacon. Esta receta tiene ingredientes muy nobles y fáciles de encontrar en cualquier sitio. Las patatas gratinadas con bechamel siempre es un plato acertado de hacer, queda bastante cremoso y es muy fácil de hacer.

Patatas Gratinadas con Bechamel

Ingredientes:

  • Patatas:  4 unidades.
  • Cebolla: 1 unidad.
  • Nata o crema de leche: 200 ml.
  • Bacon: 150ml.
  • Huevo: 2 unidades.
  • Nuez moscada.
  • Pimienta negra.
  • Queso rallado.
  • Sal.


  • Receta Patatas Gratinadas al Horno:

    1: Pelaremos y cortaremos las patatas muy finas con ayuda de una mandolina o con un cuchillo. Intentaremos que todas tengan el mismo grosor para que se hagan a la vez.

    2: Después vamos a cortar la cebolla ya sea en aros o juliana.

    3: Cogemos un bol y añadimos los huevos, la nuez moscada y la nata o crema de leche. Cuando esté todo echado, lo batimos hasta conseguir una mezcla y apartamos. El truco para hacer una buena bechamel será el de ir añadiendo todo poco a poco e ir batiendo sin cesar. La leche tiene que estar caliente. Tal como vayamos batiendo irán desapareciendo los grumos del harina y quedará una crema bechamel muy fina.

    4: Usaremos ahora una bandeja apta para horno, la engrasaremos bien con un chorrito de aceite de oliva virgen y pondremos una cama de patatas como base, luego añadiremos una capa de cebolla (vamos salpimentando de mientras) y añadimos también el bacon y queso rallado.

    5: Cuando hayamos echado el queso rallado le añadimos un poco de la bechamel que hicimos, aproximadamente le añadiremos 1/3 de la crema.

    6: Volvemos a hacer otra capa de patatas, cebollas, bacon y queso y volvemos otra parte de crema en ella.
    Para finalizar añadiremos la última capa de patata y la crema restante que es la que se gratinará por arriba y quedaré rica y crujiente.

    7: Meteremos todo en el horno durante unos 40 minutos a 180ºC.  Hay que tener en cuenta que vamos a poner papel de aluminio por encima de la patata para que no se queme. Le pondremos el papel los primeros 20 minutos y luego se lo quitaremos.

    PATATAS RELLENAS CON QUESO Y BACON


    Como me gusta cocinar con patatas admite mil y una receta. Hoy vamos a hacer unas patatas rellenas al horno pero a su vez la patata la vamos a envolver en bacon. Lo que viendo siendo un manjar de dioses en toda regla. Nuestras patatas rellenas de queso y bacon están deliciosas, patatas tiernas, jugosa con el relleno y crujiente por fuera con el bacon.
    Solo puedo decir que te pongas el delantal y empieces a afilar los cuchillos que comenzamos con nuestras patatas rellenas de queso y bacon.

    Patatas rellenas al horno

    Ingredientes:

  • Patatas grandes: 2 unidades.
  • Queso en loncha: 4 unidades.
  • Pepinillos: 10 rodajas.
  • Bacon: 10 lonchas.
  • Queso Gouda: 6 Tiras.
  • Jamón: 6 lonchas.
  • Orégano.
  • Salsa barbacoa.


  • Receta Patatas rellenas

    1: Procederemos a hervir la patata, para ello la añadiremos en un cazo con agua caliente e iremos pinchando hasta que esté blanda. Tardará de 20 a 40 minutos depende de lo grande que sea la patata y del tipo.

    2: Mientras se hace la patata, para aprovechar el tiempo vamos a seguir con la receta. Cogeremos el queso gouda y lo cortaremos en bastones, aproximadamente son 3 tiras por patatas. Una vez tengamos el bastoncito, enrollaremos con jamón ese mismo bastoncito de queso.

    3: Una vez que la patata está hervida, la cortamos en horizontal y vaciamos un poco con ayuda de una cuchara.
    Cuando se ha vaciado ponemos un quesito en loncha a la patata (uno por abajo y otro por arriba), ponemos también los bastoncitos de queso y jamón y le añadimos también pepinillo en lámina.

    4: Por otro lado vamos a hacer una cama con el bacon y vamos a enrollar la patata sobre él de forma que quede bien cubierta. Una vez cubierta le añadiremos salsa barbacoa y orégano.

    5: Meteremos en el horno aproximadamente unos 15 minutos a 180ºC y con eso tendremos nuestra receta hecha.

    Patatas al ajillo al horno

    Si quieres un entrante que puede gustar a todo el mundo y tiene mucho sabor, haz estas patatas al ajillo al horno. Le damos una vuelta de tuerca gratinándolas con queso para que esté aun más jugosas.
    Estas patatas gratinadas aromatizan toda la cocina nada más que sale del horno. Una receta tradicional y usando un ingrediente muy básico como es la patata.

    Patatas al ajillo con queso:

    Ingredientes:

    • Patatas pequeñas 300 gr.
    • 4 dientes Ajo.
    • 1 Cayena.
    • Oregano.
    • Queso para gratinas (al gusto).
    • Sal.

    Receta de Patatas gratinadas con queso y ajo

    1: Ponemos a hervir las patatas con la piel, para eso antes la lavaremos bien metiendo la patata debajo del grifo. Después en un cazo alto y con agua, añadiremos las patatas hasta que estén en su punto. Sabremos que están hechas cuando al clavarle el cuchillo salga sin dificultad ninguna.

    2: Una vez hervidas, las pelamos y la cortamos en trocitos de unos 2 x 2 centimetros, en forma de cubo queda mejor presentado.

    3: Ponemos la sartén a calentar con un chorrito de aceite de oliva y añadimos los dientes de ajo machacados con un mortero. Añadimos también la cayena y sofreímos durante un par de minutos.

    4: Cuando haya pasado ese tiempo, añadiremos las patatas y las dejaremos en la sartén hasta que se haya dorado bien por todas las caras.

    5: En un recipiente apto para horno echaremos las patatas con el propio jugo que haya en la sartén y también le echaremos el queso rallado que más o guste. El queso mozzarella queda muy bien para esta receta aunque también puedes usar uno más curado.

    6: Pondremos el horno en la función precalentar y lo dejaremos hasta que veamos como el queso se ha fundido con las patatas. Aproximadamente unos 10-12 minutos a 190º.