PASTA CON ESPINACAS Y QUESO

Pastas recetas

Volvemos con un plato de pasta, en esta ocasión hemos tirado de queso y espinacas para acompañar a estos tortellinis aunque puedes usar cualquier otro tipo de pasta. Yo en esta ocasión usé Tortellinis relleno de carne aunque puedes usar otro tipo de pasta italiana como macarrones, espaguetis…

Como todos sabéis la pasta que solemos comprar está hecha con trigo por lo que es una buena forma de comer cereales y se recomienda su consumo.
Con esta salsa para pasta sana y rica seguro que te animas a hacerla en más de una ocasión.

Salsa de Espinacas y Nata

Ingredientes

  • Pasta (a elegir): 180 gramos.
  • Espinaca fresca: 100 gramos.
  • Nata o crema de leche: 150 gramos.
  • Ajo: 3 dientes.
  • Queso crema: 2 cucharadas soperas.
  • Nueces.
  • Mozzarella.
  • Sal.
  • Pimienta.


  • Elaboración Salsa para Pasta con Nata:

    1: Vamos a preparar la pasta, para ello, cogemos un cazo con agua y lo ponemos en la vitrocerámica a fuego fuerte y añadimos la pasta el tiempo necesario que diga cada fabricante (ese dato siempre viene en el paquete).A los 15minutos ya tenemos nuestra pasta hecha, apartamos del fuego y reservamos.

    2: Por otro lado, mientras se va haciendo la pasta, picamos un ajo y lo añadimos en una sartén con aceite caliente. Sofreímos el ajo.

    3: Cuando el ajo está sofrito vamos añadiendo la espinaca fresca. Veréis que la espinaca ocupa mucho espacio, de hecho tendremos que añadir poco a poco porque todo de golpe no se puede. Le ponemos la tapadera a la sartén para que con el vapor se hagan antes las espinacas.

    4: Después de unos 5 minutos ya está la espinaca lista y reservamos. En un bol vamos a añadir, la mozzarella, nata, queso crema y nueces. Añadimos las espinacas que estaban en la sartén y salpimentamos un poco.
    Gracias a la calor de las espinacas, el queso se va a derretir bien así que movemos un poco para que se integre correctamente.

    5: Cuando lo hayamos movido todo, usamos un recipiente apto para horno y ahí iremos añadiendo una capa de la mezcla de espinacas y queso y luego otra capa de pasta, así un par de veces, hasta que añadimos todo le damos un toque final con queso rallado por encima.

    Lo llevamos al horno unos 15 minutos al horno, los últimos 5 minutos vamos a darle a la función gratinar para que se dore por encima y el queso rallado cree una costra bien rica.

    Ya tenemos nuestra receta hecha, solo falta apartar y disfrutar mientras se come!

    Espero que os haya gustado mucho esta receta, ideal para que los nenes coman una verdura tan beneficiosa como la espinaca.

    PASTA BOLOÑESA SENCILLA Y RÁPIDA

    Hoy me he levantado con ganas de comer un buen plato de pasta, lo que no sabía con qué salsa acompañarla. Pero he pensado en las personas que lleváis poco tiempo en el mundo culinario, así que, os voy a enseñar cómo hacer una pasta boloñesa sencilla y rápida.

    Pasta con Tomate a la Boloñesa

    Ingredientes

  • Tomate: 1 unidad.
  • Pimiento: 1 unidad.
  • Cebolla: 1/2 unidad.
  • Zanahoria: 1 unidad.
  • Vino blanco: 100 ml.
  • Tomate frito o natural: 300 gr.
  • Carne picada: 400 gr.
  • Queso rallado.
  • Sal
  • Pimienta


  • Receta Salsa Boloñesa

     1: Vamos a cortar en tiritas finas para después cortarlo en cuadrados tanto el tomate ( que no esté muy maduro), como el pimiento, la zanahoria y la cebolla.

    2: Usaremos una sartén y le echamos aceite de oliva virgen extra. El fuego de nuestra vitro la pondremos en el nivel medio.

    3: Para empezar a sofreír, añadimos la cebolla, la zanahoria y el pimiento, el tomate lo dejaremos para el final. Con ayuda de una tapadera nuestras verduras se pocharán más rápido. Mirando el tiempo, calculamos unos cinco o seis minutos para poder incorporar el tomate que teníamos cortado en taquitos.

    4: Una vez están todos los ingredientes en la sartén vamos a salpimentar y a echar un poco de vino blanco. Un dato importante es que a esta receta se le irá poniendo sal unas 2 o 3 veces, pero en pocas cantidades. Por ejemplo al sofrito se le echa sal y a la carne también, por lo tanto ya queda en cada persona el toque de sal que le queráis dar.

    5: Dicho esto, una vez salpimentado, vamos a esperar otros 6 minutitos para que el tomate se poche y las verduras cojan ese toque de sal y pimienta.

    6: Seguidamente, cogemos nuestra carne picada, que en mi caso he seleccionado tres partes de ternera y una de cerdo, y la echamos en la sartén. Volvemos a salpimentar y a echar un poquito de vino blanco.

    7: Cuando observemos que la carne picada está bien cocinada, proseguiremos a añadirle la salsa de tomate. En este paso de la receta, debemos de poner nuestro fuego un pelín más bajo.  Y con ayuda de una cuchara de palo vamos removiendo para que todos los ingredientes cojan los sabores de la sal, pimienta y tomate.

    8: El tiempo de cocción va a depender de cada persona, en mi caso, me gusta que la salsa quede espesita y que no quede ningún resto de agua que suele soltar la carne.

    9: Cuando la salsa de tomate ha quedado reducida, hay que poner el fuego a nivel muy bajo para ir añadiéndole el queso rallado. Removeremos todos los ingredientes que tenemos en la sartén para que nuestra salsa quede más cremosa. El toque de cremosidad dependerá de cada persona, por lo tanto, habrá quién necesite más cantidad de queso que otras.

    10: Lo único que queda para terminar la receta es emplatar, y para ello, pondremos primero la pasta, después la salsa boloñesa, pondremos más queso rallado encima y como toque aromático, unas hojas de albahaca.

    No esperéis a poneros manos a la obra y en realizar un plato de pasta muy rico y fácil.

    TACOS DE PESCADO FRITO CRUJIENTE

    Como estáis acostumbrad@s a que los principales ingredientes de mis recetas sean el queso y la carne, hoy he decidido cambiar y he elegido como alimento primordial, el pescado. Estos tacos de pescado frito crujiente es una receta muy fácil de hacer y muy rica.

    A continuación os dejo los ingredientes sin la cantidad exacta puesto que va a depender de la cantidad de pescado que vayamos a usar y de nuestros gustos y los pasos a seguir para que hagáis este nuevo plato sin ningún tipo de problema.

    Fish Tacos Receta

    Ingredientes

  • Filete de pescado blanco.
  • Harina de trigo.
  • Cerveza o gaseosa.
  • Salsa de soja.
  • Torta de trigo o maíz.
  • Aguacate.
  • Lechuga.
  • Mayonesa.
  • Pimentón.
  • Tomate.
  • Pimiento.
  • Limón.
  • Cebolla.
  • Queso rallado.


  • Receta Tacos de Pescado Frito

    1: Para comenzar, vamos a preparar el rebosado del pescado. Cogemos un plato,  añadimos la harina de trigo y le echamos cerveza ( si es fría mucho mejor) para crear una tempura. Otra forma de hacer la tempura sería añadir gaseosa en vez de cerveza.
    Tenemos que ir removiendo e ir añadiendo poco a poco la  cerveza o gaseosa hasta que quede una mezcla un poco consistente.

    2: Una vez que tengamos la tempura preparada, le incorporamos un poco de salsa de soja para  que le dé un sabor diferente.

    3: Por otro lado, tendremos nuestro pescado blanco sin espinas listo para ser rebosado. Os aconsejo que le echéis un poco de sal al pescado para que la receta no os quede un poco sosa.

    4: Cuando tengáis todo el pescado rebosado por nuestra tempura, comenzaremos a freírlo en una sartén con aceite de oliva extra y a fuego fuerte. Al llevar el pescado rebosado a la sartén, es mejor que le quitéis un poco de la tempura sobrante.
    Podréis observar que nuestro pescado ha quedado muy crujiente, por lo tanto la tempura ha hecho bien su trabajo.

    5: Ahora montamos el plato, para ello vamos a colocar una tortita de trigo sobre la base que hayamos escogido y vamos a poner en el centro un poco de lechuga ( puede ser cualquier variedad),el pescado frito, pico de gallo ( más adelante os dejaré en qué consiste), un poco de queso rallado, una cucharadita de mayonesa  a la cuál le he añadido una pizca de pimentón picante, pero podéis ponerle el pimentón dulce y aguacate triturado o guacamole.

    6: Aquí os dejo la elaboración de pico de gallo que es de lo más sencillo que se puede hacer. Consiste en cortar a taquitos un tomate, media cebolla, un pimiento y mezclarlo todo con un poco de limón y sal.

    7: En mi caso, no he enrollado el taco como los típicos burritos, al  ser los ingredientes consistentes y ponerlos en el centro,  simplemente cierro las dos solapas de la tortita.

    8: Como siempre os digo, podéis suprimir, añadir o modificar los ingredientes como más os guste.

    Además, es una forma ideal para que los más pequeños de casa coman pescado y  verdura.. Seguro que cuando probéis la receta no será la única vez que la vayáis hacer.

    Risotto cuatro quesos

    Existen muchos tipos de risotto como pueden ser: risotto de pollo, risotto de nata, risotto de champiñones…
    Nosotros en esta ocasión vamos a hacer un risotto de queso. Mezclaremos cuatro tipos de quesos distintos para darle cremosidad y muy buen sabor a este plato.

    Antes de hacer la receta estaría bien saber de dónde viene el risotto.
    El risotto es una comida tradicional italiana realizada a base de arroz. Es una comida originaria de la zona noroeste del país, concretamente del este de Piamonte. Es uno de los pilares de la gastronomía norteña en general. El queso parmesano suele acompañar a este tipo de receta practicamente siempre.

    Receta risotto parmesano

    Ingredientes

  • Arroz risotto: 200g
  • Caldo de pollo: 1 litro
  • Cebolla: una unidad
  • Vino blanco: 75 cl
  • Queso roquefort: 75 gr
  • Queso parmesano: 75 gr
  • Queso edam: 75 gr
  • Sal.
  • Pimienta.


  • Risotto receta

    1: Lo primero que vamos a realizar es pelar una cebolla y cortarla en taquitos muy chicos o en juliana muy fina, como más os guste. Mi consejo es que lo hagáis a taquitos.

    2: Una vez esté cortada, se va a echar a una sartén, la cuál tiene una cucharadita de aceite. Dejad la cebolla que se ponga un poco pocha para incorporarle el arroz risotto.
    Estos dos ingredientes deben de estar sofriéndose aproximadamente unos 2 minutos.

    3: A continuación, se verte el vino, es mejor que seáis generosos a que os quedéis corto. Para que el vino se evapore, vamos a aumentar la potencia del fuego e iremos removiéndolo hasta que éste se evapore. Cuando llegue al punto en el que vemos que el vino se ha evaporado por completo, vamos a bajar la potencia de la vitrocerámica. Para que os hagáis una idea, la mía tiene hasta el nivel 10, y en este punto de la receta se baja hasta el nivel 4.

    4: Ahora viene el punto clave del risotto. El cuál consiste en añadir el caldo de pollo e ir removiendo constantemente . No se añade el litro de pollo de golpe, sino poco a poco para permitirle al arroz la absorción del caldo. Al final, veréis como el arroz ha quedado en su punto de cremosidad. Dicho procedimiento ha durado unos 15 minutos ( no olvidéis que la potencia del fuego está media baja, nivel 4)

    5: Por último y el paso más importante, añadir los tipos de quesos. En esta ocasión se baja un poco el nivel del fuego para que se mezclen bien todos los ingredientes y se haga una mezcla homogénea. Con los quesos vamos hacer lo mismo que con el caldo de pollo, se va a ir agregando poco a poco. Ya sabéis que la cantidad y la variedad de quesos va a depender de vuestros gustos.

    6: En las recetas anteriores no comenté nada sobre el emplatado y que mejor ocasión que hacerlo para este maravilloso risotto y dejéis a vuestros anfitriones sorprendidos. Podéis darle un toque profesional poniendo encima trocitos de queso, unas poquitas de nueces y/o piñones y una ramita de perejil.

    Nos vemos en la próxima receta.

    HOJALDRE DE POLLO Y QUESO.

    ¿Os animáis a hacer una receta muy fácil y con mucho sabor? Vamos a necesitar muy pocos ingredientes, y seguro que la mayoría de ellos los tenéis en casa. Es una receta que también podéis aprovechar y hacerla por estas fechas. Con este hojaldre de pollo y queso quedaréis muy bien con vuestros familiares y/o amigos.

    Hojaldre de pollo jamon york y queso

    Ingredientes

  • Masa de hojaldre: 1 unidad
  • Pechuga de pollo: 2 unidad
  • Jamón cocido o pavo: 4 lonchas
  • Queso en lonchas: 4 unidades
  • Comino
  • Orégano
  • Pimentón picante
  • Pimienta
  • Mantequilla
  • Sal


  • Rollo Hojaldre Relleno

    1: Lo primero que tenemos que hacer es abrir las pechugas de pollos ( podemos decírselo a nuestro carnicero) y especiarlas. Para ello vamos a echarle un poco de comino, orégano, pimentón picante, pimienta y por último la sal. Cuando se lo tengamos todo echado, con las manos vamos a ir moviendo el pollo para que todas las especies se impregnen en las pechugas de pollo.

    2: Una vez tenemos las pechugas de pollo maceradas un poco, cogemos papel film transparente y ponemos una pechuga de pollo encima para envolverla. Con ayuda de un objeto, en mi caso he cogido una cuchara sopera, vamos dándole golpes al pollo para que se ablande un poco.

    3: Cuando creemos que debemos de cesar de dar golpes, procedemos a retirar  el papel film para empezar a rellenar nuestra pechuga de pollo( se retira la parte de arriba, la parte de abajo la vamos a dejar para poder hacer la forma de un rollito).

    4: ¿Cómo vamos hacerlo? Pues vamos a coger la loncha de jamón de york o pavo y la vamos a colorar por nuestra pechuga de pollo, intentamos que no sobresalga de la carne, si tenemos que doblar la loncha pues la doblamos. Y para finalizar con el relleno, ponemos dos lonchas de queso.

    5: Seguidamente, con ayuda del papel film vamos a ir cerrando la pechuga de pollo hasta conseguir la forma de un rollito. Tenemos que ir apretando para que coja bien la forma.

    6: Volvemos a cubrir nuestro rollo con el papel film para refrigerarlo por unos 20 o 30 minutos.

    7: Cuando ha pasado dicho tiempo, retiramos todo el papel film del rollito y lo colocamos encima de la masa de hojaldre. El paso siguiente, será cortar la masa por la mitad aproximadamente (dependerá del tamaño de nuestros rollitos) y envolverlo con la masa.

    8: El siguiente paso consiste en ponerle un poco de mantequilla por encima de los rollitos ( evitará que la masa suba demasiado) Y por último, vamos a meter nuestros rollos de pollo en el horno a 180º aproximadamente unos 25-30 minutos.

    Al pasar esos minutos, podremos observar como el hojaldre ha quedado dorado y al cortarlos, se podrá ver cómo la carne está jugosa y el queso derretido.

    Como consejo para aquellas personas que no os guste comer sin salsa, podéis hacer una salsa chédar.

    BATATAS AL HORNO CRUJIENTES

    Aprovechando que estamos en otoño, vamos hacer un entrante muy rico y sobre todo fácil de hacer.  ¿Cuál va a ser nuestro receta? Pues vamos a hacer unas batatas al horno crujientes. A la batata también se le suele llamar boniato.

    Antes de comenzar con nuestra receta voy a hablaros un poco de los beneficios que tiene ésta.

    La batata es un tubérculo rico en antioxidantes, y mientras más naranja sea, más beta-caroteno tendrá. Otro beneficio que posee es su alto contenido en potasio y no os preocupéis si pensáis que os habéis comido una gran cantidad de batata, ya que es muy fácil de digerir.

    Si os sobra, no os preocupéis porque en el frigorífico guarda muy bien todas las propiedades y se conserva bastante bien. Comencemos a hacer nuestras batatas al horno crujientes.

    Bastones de Batatas al Horno

    Ingredientes

    • Batatas( sin asar), 2 unidades.
    • Pimienta.
    • Aceite de oliva.
    • Cúrcuma.
    • Orégano.
    • Pimentón.

    Boniatos al horno:

    1: Lavamos la batata muy bien para cortarla por la mitad ( en mi caso he decidido no pelarla). A continuación, cortamos cada mitad en láminas de un centímetro aproximadamente y luego procedemos a cortarlas en forma de bastoncillos

    2: Ponemos todos los bastoncillos en un bol para ir agregándole el resto de ingredientes.

    3: Comenzamos echándole una cantidad generosa de aceite de oliva virgen extra. Le añadiremos también las especias  (el orégano, pimienta, pimentón y cúrcuma). Con las manos muy limpias vamos a proseguir a mover todos los bastoncillos para que cada uno de ellos se queden bañados en el aceite y todas las especias.

    4: Una vez que hemos impregnado muy bien los bastoncillos de batatas, sería conveniente tener una parrilla, sino pues en la bandeja del horno. En mi caso he cogido la parrilla y le he colocado papel de horno.

    5: A continuación colocamos nuestras tiritas de batata en el papel de horno. Dejaremos un espacio de un centímetro aproximadamente para permitirle a cada bastón cocinarse correctamente e introduciremos la parrilla en el horno a 200º, ¿cuánto tiempo? Pues eso va a depender de la maduración de nuestra batata, pero aproximadamente unos 25-30 minutos.

    6: Una vez pasado el tiempo, podremos observar y sobre todo oler cómo los bastones han quedado muy bien especiados. En mi caso, he escogido una salsa cheddar para acompañarlos, ya que el contraste de los sabores vienen genial.

    ¿Quieres saber cómo se hace una salsa de queso cheddar bien rápida y rica? Solo tienes que pinchar aquí

    Necesitamos 200 ml de nata y otros 200 ml de queso cheddar ( la cantidad podéis modificarla, pero siempre tienen que tener los dos ingredientes la misma cantidad).

    Ponemos un cazo en el fuego, éste debe estar en el nivel alto, y echamos el queso. Lo movemos un poco y cuando se esté poniendo blando le agregamos la nata. Una vez estén los dos ingredientes integrados, apagamos el fuego y lo apartamos en un recipiente y ya tenemos nuestra salsa lista para poder mojar nuestros bastones de batatas.

    CARNE ASADA AL HORNO.

    Si hay algo que me guste es la carne. Hay muchas recetas en la que la carne es el ingrediente estrella, hoy vamos a hacer la receta de carne asada, la vamos a macerar y especiar bien para que tenga un sabor delicioso.

    Carne Asada Receta

    Ingredientes

  • Ternera: 1,2kg
  • Cabeza de ajo: 2 unidades
  • Ajo en polvo: 1 cucharadita
  • Mantequilla:  150gr
  • Pimentón: 2 cucharaditas
  • Vino blanco: 100ml
  • Pimienta
  • Aceite
  • Patatas ( al gusto)
  • Zanahorias ( al gusto)
  • Tomillo
  • Sal


  • Elaboración carne al horno con salsa

    Para esta receta he elegido aguja de ternera, la cual parte desde el cuello  hacia la columna. Suelo escoger este tipo de carne ya que tiene un poco de grasa y esto hace que quede jugosa. Importante, cortar la carne por la mitad para que no tenga demasiado grosor y quede en su punto de cocción.

    Un consejito que os doy, cuando vayamos a cocinar la carne, es mejor que la saquemos del frigorífico media hora antes para que la se atempere, y no empezar a cocinarla directamente sacada del frío.

    Comencemos con la elaboración de nuestra ternera asada en su jugo

    1: Se coge una cabeza de ajo entera y se corta un poquito las puntas. A continuación la colocamos en un trozo de papel de aluminio y se le echa un poco de aceite por encima. Lo cerramos como si fuera un saquito y repetimos el mismo procedimiento con la otra cabeza de ajo. Para finalizar, lo metemos en el horno aproximadamente unos 20 minutos A 180º grados!!!

    2: Mientras los ajos se están haciendo, vamos a proseguir con la salsa que le vamos a inyectar a la carne. Para ello, ponemos la mantequilla en una sartén y cuando esté reblandeciéndose le vamos a echar las especias ( pimentón, ajo en polvo y pimienta). Tenemos que ir removiendo todos los ingredientes y cuando veamos que se ha quedado en estado líquido y empiece a hervir, la apartamos pasados unos 10 segundos.

    3:Cogeremos una jeringuilla para inyectar esa salsa dentro de la carne ¿qué conseguimos con eso?
    A continuación cogemos una jeringuilla para inyectarle la salsa a la carne. La aguja se debe de inyectar en la misma dirección de las vetas. Es normal que de vez en cuando la salsa se salga por algún agujerito que la propia carne tenga. Debemos de repartir la salsa por toda la carne.

    Aquí os dejaré un enlace de una jeringa para inyectar que podéis conseguir a un muy buen precio.

    Pincha en la imagen y podrás comprarla:

    4: Dejamos un momento la carne apartada para ir a por nuestras cabezas de ajo que están en el horno. Con mucho cuidado lo abrimos para que al apretar salgan los ajos. Cogemos un bol y le echamos un buen chorro de aceite muy generoso y con ayuda de un paño estrujamos la cabeza de ajo. No os preocupéis si al apretar sale el ajo muy estrujado ya que queremos conseguir una pasta.

    5: Una vez lo hayamos hecho, incorporamos el vino, este ingrediente es un poco al gusto.Seguidamente, mezclamos muy bien los ingredientes hasta formar una especie de pasta para echársela por encima a la carne.
    Esta pasta se le hecha por las dos partes de la carne sin olvidarnos de la sal. Si nos sobra un poco de pasta es mejor para ponérsela al acompañamiento de la carne, sino, no pasa absolutamente nada.

    6:¿Qué hacemos ahora? Pues envolvemos la carne con papel de aluminio para meterla en el horno.
    El horno debe de estar encendido por los dos lados tanto arriba como abajo y lo  ponemos a unos 180º durante una hora u hora y veinte.

    7: No penséis que la carne vamos a servirla sola,para nada, vamos a acompañarla con unas patatas y zanahorias. Las patatas la vamos a cepillar un poco puesto que la vamos a freír con la piel, y,  sin olvidar de lavarlas para quitarle las impurezas.
    Cada persona puede cortar las patatas como prefiera, en mi caso las corto a gajos. Con las zanahorias lo que vamos hacer es, lavarlas y cortarlas en trozos grandes.

    8: Seguidamente, lo colocamos todo en una bandeja de horno y le echamos al gusto los siguientes ingredientes: sal, tomillo, ajo en polvo, pimienta , un poco de la pasta de ajo( si nos ha sobrado) y un chorro de aceite de oliva. Lo metemos en el horno junto con la carne.
    El tiempo de las patatas y las zanahorias depende de cómo queramos la textura de dichos ingredientes.

    Después de una hora y veinte podemos ver el resultado de la carne que ha quedado espectacular.

    Sin duda es una receta para navidad muy aconsejable. Ojalá y os animéis a hacerla.

    Nos vemos en la próxima receta.

    PECHUGA DE POLLO AL MICROONDAS.

    Cómo ya se acercan las navidades, hay que ir reduciendo un poco la ingesta de calorías y comer sano, para ello vamos a cocinar una pechuga pollo al microondas, un alimento rico en proteínas.
    Si de por sí la receta está jugosa, vamos a añadirle también una salsa de queso bastante rica y fácil de hacer.

    Para aquellos que se quieran cuidar , podéis hacer la receta pero sin añadir queso ni otro ingrediente calórico que veréis a continuación.

    Pollo Relleno de Jamón y Queso

    Ingredientes para el rollo de pollo

  • Carne de pollo picada:750 gr
  • Jamón salado: 8 unidades
  • Jamón york: 3 lonchas
  • Queso en loncha: 6 unidades
  • Nueces
  • Pasas
  • Pistachos
  • Sal
  • Pimienta


  • Los frutos secos elegid los que más os gusten. Siempre podéis modificar la receta como os convenga mejor según vuestros gustos y/o ingredientes que tengáis por casa.

    Ingredientes para la salsa de queso

  • Bacon: 5-6 lonchas.
  • Nata: 125 gr.
  • Queso chédar: 125gr.


  • Elaboración:

    1: Lo primero de todo es echar el pollo picado ( que podemos hacerlo nosotros o comprarlo) en un recipiente para a continuación salpimentarlo.

    2: Un consejito que os doy, no agregar mucha sal puesto que el jamón como sabéis todos es salado y os quedaría una receta demasiado salada.
    Con ayuda de un tenedor, vamos mezclando bien el pollo para que la sal y la pimienta se integre bien.

    3: Posteriormente, ponemos papel film transparente en nuestra mesa para echar el pollo. Otro dato importante que decir, hay que dejar de margen de unos dos centímetros por cada lateral del papel. Muchos os preguntaréis que por qué he elegido este tipo de papel.
    Pues bien, me he decantado por el film transparente porque es idóneo para el microondas ya que el alimento no se seca y queda en su punto de jugosidad.

    Una vez dejado esos dos centímetros de separación, vamos a ir extendiendo el pollo muy bien. Ahora nos vamos a centrar con el relleno.

    ¿ Qué tenemos que hacer?

    4: Muy sencillo, cubriremos el pollo con lonchas de jamón de york ( hay que cubrir el pollo, no el papel, si las lonchas sobresalen del pollo pues cortamos o la doblamos un poco).
    A continuación, incorporaremos los frutos secos, las lonchas de queso y el jamón salado.
    Ahora vamos a proceder a enrollar, un paso un poco más elaborado ya que hay que ir enrollando al mismo tiempo que presionando para que quede bien prensado. Yo comienzo por la parte más estrecha del papel para que el rollito no quede demasiado largo
    .
    Para aquellos que hacéis esto por primera vez, debéis de saber que a medida que vais enrollando, tenéis que ir soltando el papel de film para que no se mezcle con la comida. No tengáis prisa con este paso.

    5: Cuando lo tengáis hecho, se envuelve el rollito con el mismo papel de film utilizado.
    Con un tenedor o cuchillo, le hacemos unos agujeritos para que no se  hinche a causa de la temperatura.
    Dejaremos el rollo de pollo unos 9 minutos por cada lado a máxima potencia.
    Esperaremos a que se enfríe el rollo por una hora aproximadamente para que el papel film no se adhiera al pollo y retirarlo con facilidad.

    6: Procedemos a cortar el pollo en rodajas al grosor que veamos conveniente.

    Toca el turno de la salsa de queso:

    7: Pondremos la misma cantidad de nata que de queso chédar en un cazo y lo derretiremos todo a temperatura media en el microondas.
    Cuando lo tengamos listo, cortaremos el bacon a trocitos chicos y lo echaremos por encima de la salsa.

    Tzatziki Salsa griega de yogur

    En esta vida hay que probar de todo y tal vez aun no conozcas el Tzatziki. El Tzatziki es una salsa griega de yogur y pepino muy rica y sabrosa. Se puede usar para acompañar ensaladas, falafel, kebabs e incluso como aperitivo. Como puedes ver se trata de una receta vegana así que te vendrá muy bien si llevas esa forma de alimentarte en tu día a día.

    Tzatziki vegano

    Ingredientes:

  • Pepino: 1 unidad.
  • Yogur griego: 150 gr.
  • Zumo de limón: 2 cucharadas.
  • Sal: media cucharadita.
  • Menta picada.
  • Receta Tzatziki:

    1: Para hacer esta salsa es rallar el pepino con un rallador. Cuando esté todo bien rallado usaremos un colador y le quitaremos todo el agua al pepino.Podemos ayudarnos también de una tela de algodón para quedarnos solamente con la pulpa. Yo suele tener siempre un par de trozos para este tipo de recetas. Añadiremos todo en la tela de algodón y apretaremos fuerte hasta quedarnos solo con la pulpa. Podemos ver que es más eficaz que el propio colador.

    2: Ahora cogemos un bol y añadimos la pulpa del pepino ya escurrido, el zumo del limón, la sal, la menta fresca picada y el yogur. Respecto al yogur yo uso del estilo griego ya que es más cremoso y le viene muy bien a esta receta, si no, puedes usar yogur natural normal. De la misma manera, si no dispones de menta, puedes usar hierbabuena o eneldo, el sabor no será el mismo pero también le vendrá bastante bien a nuestro tzatziki.

    3: Lo ideal para consumir esta receta es meterla un poco en el refrigerador y consumirla fría ya que es como de verdad se consume.

    Como hemos comentado antes ya solo falta acompañarla con lo que queramos como falafel, pan de pita, trocitos de zanahoria o apio o incluso puedes añadir un par de cucharadas de tzatziki a una ensalada. 

    COMO HACER POLLO EN TEMPURA

    No suelo abusar de fritos en mis comidas pero si hay un rebozado que me gusta es el de la tempura. Vamos a cocinar una receta con tempura muy rica, en este caso será una pechuga de pollo con tempura. Se puede hacer tempura con cerveza o de agua con gas, en este caso usaré agua con gas. Lo mejor de esto es el rebozado crujiente que aporta a nuestro pollo.
    ¿Quieres saber cómo se hace esta receta? Sigue estos pasos.

    Ingredientes:

  • Pechuga de pollo: 400gr
  • Harina de tempura: 100gr
  • Agua con gas: 75ml
  • Pimentón: una cucharadita
  • Pimienta
  • Sal
  • Cilantro


  • Receta con Tempura

    1: Limpiamos la pechuga de pollo y la cortamos en trozos no muy chicos con un grosor de 1 a 2 cm aprox. para que queden jugosos ya que el pollo es una carne que se seca facilmente.

    2: Cuando esté limpio apartamos y hacemos la tempura.

    3: Para hacer la tempura cogeremos un bol, añadiremos la harina e incorporamos las especias (pimentón, cilantro, sal, pimienta). Poco a poco iremos incorporando el agua con gas (IMPORTANTE: el agua mientras más fría esté mucho mejor para nuestra tempura). Para esta receta mejor echar poco y asegurarse a pasarnos y tener que añadir más harina.
    Tal como vamos añadiendo el agua con gas vamos moviendo y veremos como se integrará todo. Echaremos agua hasta que quede una crema lo suficientemente espesa para que no gotee.

    4: En cuanto la tempura esté, metemos los trocitos de pechuga de pollo sobre la masa y lo cubrimos todo bien quitando el sobrante.

    5: Pondremos la sartén con aceite bien caliente (180-200º) y añadiremos el pollo. Tal como añadimos veremos que la tempura hace su efecto y se ve que la masa sube y se va dorando.

    6: En cuestión de un par de minutos ya estará hecha. La dejamos en un plato con papel absorvente y ya tenemos nuestra receta lista.

    Cualquier duda solo tienes que comentar y en el menor tiempo posible te contestaré.
     

    Pollo en Salsa de Almendras

    Hace años que probé el pollo con salsa de almendras en un bar muy típico de Sevilla. Desde entonces raro es el mes que no lo haga acompañado de unas patatas fritas. Esta receta de salsa de almendras se puede picar más o menos según nos guste encontrarnos trocitos o no mientras comemos. Elijas la opción que elijas, seguro que te gusta.

    Pollo en salsa de almendras y nata

    Ingredientes:

  • Pechuga de pollo: 2 unidades.
  • Nata: 400 ml.
  • Cebolla: media.
  • Almendras: 150 gramos.
  • Jamon york.
  • Queso en lonchas.


  • Receta de salsa de almendras

    1: Vamos a coger una cebolla nueva que tiene un sabor más intenso y la vamos a cortar finita. Por otro lado vamos a coger una picadora y vamos a pelar las almendras crudas sin piel. Si las almendras que tenemos tienen piel se puede remojar un poco y quitar la piel con más facilidad. También puedes usar la piel sin problema alguno.

    2: Una vez tengamos el pollo limpito y bien abierto (en mi caso se lo dije al carnicero) lo extendemos y añadimos algo de chacina, yo usé fiambre de cerdo, puedes usar pavo, de pollo o cualquier otro y también una loncha de queso, a ser posible algo curado que de un sabor más intenso a nuestro plato. Luego lo vamos a enrollar despacito con las manos y pondremos unos palillos para que no se deshaga la forma.

    3: Cogemos una sartén y le ponemos un chorrito de aceite y sofreimos la cebolla hasta que esté dorada, para eso tendremos el fuego algo fuerte. Una vez dorada, echaremos la almendra molida y también la doraremos un poco.
    Cuando esté todo dorado le incorporamos la nata y lo movemos a fuego lento para que todo se integre y se haga bien.

    4: Mientras la nata se hace con la almendra y la cebolla, usaremos otra sarten y pasaremos nuestros rollos de pollo por ella hasta sellarlo bien. Importante!! No terminaremos de hacer el pollo en esa sartén. Cuando hayamos sellado el pollo lo incorporaremos a la salsa de almendra que ya se ha hecho y ahí terminará de hacerse y coger el sabor que buscamos.

    Pues ya tenemos nuestro pollo con salsa de almendras listo para comer. El compañero perfecto para este plato es un buen trozo de pan calentito.

    Bocadillo Pollo Crujiente con Salsa

     

     

    El bocadillo es una de mis comidas preferidas no sé si me creeréis, pero es verdad. La variedad de cambios que admite una pieza de pan y que vale tanto para almorzar, desayunar, merendar, hace que nunca me harte de él. El pollo es el ingrediente que más me gusta. Aquí os enseño a hacer un bocadillo de pollo crujiente con salsa. La salsa será una Tzatziki, una salsa griega muy fresca que le viene muy bien a esta receta.

    Recetas de Bocadillos.

    Ingredientes para 1 persona

    • Pan redondo: 1 unidad.
    • Pechuga de pollo: una pechuga
    • Salsa tzatziki: 2 cucharadas soperas
    • Tomate: 3 dorajas
    • Queso rallado
    • Cebolla caramelizada
    • Huevo
    • Cereales

    Bocadillo con Pechuga de Pollo

    1: Lo primero que vamos a hacer es limpiar la pechuga de pollo, la compraremos sin hueso y sin piel. Con un buen cuchillo le quitaremos los sobrantes (sí quieres ver los distintos tipos de cuchillo pincha en este enlace).
    Cuando esté limpio vamos a cortarlo en trozos.

    2: Una vez cortado vamos a usar dos platos, uno tendrá huevo batido y el otro tendrá cereales triturados. Los cereales lo compraremos  con la menos cantidad de azúcar posible y lo trituraremos con la mano o con cualquier utensilio que haga esa función.

    3: Pasamos la carne por el huevo, escurrimos el sobrante y lo pasamos luego por los cereales. Haremos este proceso con todo el pollo.

    4: Cuando esté todo el pollo rebozado, lo pasaremos por la freidora a 190ºC hasta que esté hecho.

    5: Mientras que se hace el pollo, abrimos la pieza de pan por la mitad. Le añadimos un poco de cebolla caramelizada y las 3 rodajas de tomate, después añadiremos el queso rallado e incorporaremos los trozos de pollo ya frito encima.

    6: Luego cogeremos 2 cucharadas de salsa tzatziki y lo añadimos al bocadillo, cerramos con la tapa del pan y con esto tenemos nuestro bocadillo hecho.

    Si quieres saber cómo se hace el Tzatziki solo tienes que pinchar aquí

    Pollo Tikka Masala

    Ahora que está de moda irse a la India de vacaciones, qué os parece si traemos nosotros su gastronomía a la mesa? Pues aquí tenemos un pollo Tikka masala. Las especias garam masala está cogiendo fuerza en nuestra despensa y cada vez el interés por esos sabores es mayor.

    Garam masala receta

    Ingredientes

  • Pechugas de pollo: 1 unidad.
  • Yogur natural: 2 unidades.
  • Tomate Frito: 200 gramos.
  • Pimienta negra: 1 cucharadita.
  • Ajo: 1 diente.
  • Canela: 1/2 Cucharadita.
  • Cebolla: 1/2 unidad.
  • Chile en polvo: 1/2 unidad.
  • Cilantro en polvo: 2 cucharaditas.
  • Cúrcuma: 2 cucharaditas.
  • Curry: 2 cucharaditas.
  • Garam Masala: 2 cucharaditas.
  • Leche de coco: 200 ml.


  • Receta Pollo Tikka Masala


    1: Lo primero que haremos es dejar la pechuga de pollo troceada en un bol. Echaremos el diente picado y el yogur y lo dejaremos en el frigorífico aproximadamente 2 horas. Ese macerado ablandará algo la carne y le dará untuosidad cuando se mezcle con la salsa.

    2: Cogemos una sartén con aceite de oliva y añadimos la cebolla picada durante 3 o 4 minutos a fuego fuerte. Cuando la cebolla ha pochado añadimos el tomate frito y esperamos otros 5 minutos.

    3: Después de ese tiempo añadimos la pechuga con el yogur a la sartén y todo lo hacemos a fuego medio.
    Mientras se va haciendo el pollo añadimos la leche de coco y otro yogurt. Esperamos unos 25 minutos para que reduzca todo y la salsa esté más espesa. En ese proceso la vitrocerámica estará a fuego medio. No hay nada mejor que el fuego medio/bajo para que la comida coja buen sabor.

    4: Añadimos la cúrcuma, cilantro, curry, chile, garam masala, ,canela y pimienta negra. Con esto la salsa espesará aun más, movemos y dejamos unos 4 o 5 minutos más. Podrás comprobar que la receta está deliciosa sin necesidad de probarla de lo bien que huele.

    Con esto tenemos nuestra receta hecha. Lista para comer! Buen provecho!!