Envasar al Vacío Botes de Cristal

Envasar al vacío guisos

Hace tiempo subí un vídeo en el que explicaba como envasar al vacío usando bolsitas zip y tuvo mucho éxito pero hay gente que me pregunta cómo envasar al vacío con botes de cristal así que he hecho este vídeo para que tengáis las dos opciones.

La gran ventaja de conservar al vacío es que los alimentos conservan sus propiedades durante mucho tiempo y no necesitan que se guarden en frío. De hecho, estos garbanzos que hice están en un mueble de la cocina esperando a ser usados cuando me haga falta.

Cómo envasar al vacío

Antes de comenzar a rellenar los botes, lo primero que tenemos que saber es que hay que esterilizar nuestros recipientes de cristal, para ello lo que hacemos será desenroscar la tapa del bote y ponerlos en agua hirviendo durante unos 20-25 minutos para que quede bien esterilizado.

¿Para qué esterilizar?

Al esterilizar lo que conseguimos es que no quede ningún microorganismo en nuestro alimento de forma que no lo contamine y lo eche a perder. Sin una buena esterilización puede ocurrir que la comida se eche a perder.

Una vez los botes han estado unos 25 minutos en agua hirviendo, con ayuda de un paño lo vamos a sacar y escurrir bien.
Hay que tener en cuenta que este método sirve cuando la comida que queremos envasar se encuentra caliente. En mi caso acababa de hervir unos garbanzos así que con los garbanzos bien caliente y ayuda de un cazo los añadí a cada bote de cristal.

Lo llenaremos hasta cuando empieza la rosca del bote, ahí pararemos, cogeremos nuestra tapa y cerraremos con fuerza. Cuando hemos cerrado, ponemos el bote boca abajo y en ese momento será cuando se haga el vacío.

¿Cómo sabemos que se ha hecho el vacío?

Después de enfriarse el bote podemos cogerlo sin problemas, le daremos la vuelta y veremos como el centro de la tapa tiene una especie de hendidura hacia dentro, otra forma de asegurarse que está bien hecho el vacío es presionar un poco la tapa y veremos que no se hunde. Con eso nos aseguramos que el vacío ha quedado bien hecho.

Gracias a este truco podemos hacer guisos y dejarlos en conservas sin preocupación ninguna ya que al esterilizar no se contamina el alimento.

Si queréis envasar vuestros productos como un profesional usando poco espacio y usando bolsas selladoras, aquí os traigo esta envasadora al vacío doméstica que te hará el día a día muy fácil.

Y por otro traemos unos tuppers al vacío con una herramienta adicional que ya viene incluida. Haz que tus alimentos duren más gracias a estos productos:

ENSALADA CAMPERA O DE VERANO

Este tipo de ensalada campera o de verano es un plato muy típico de la gastronomía española donde con los ingredientes más nobles conseguimos un plato muy fresco para este verano y muy pero que muy sano.

Como siempre depende de la zona se hará de una u otra forma, se le pueden añadir más ingredientes, aunque el que yo hago es el básico y el que todo el mundo conoce.

Ensalada campera de patatas y atún:

Lo principal de esta receta es como siempre la calidad de los productos ya que prácticamente todos se comen crudos salvo la patata y el huevo que se cuece por lo que son alimentos que alteran poco su sabor original, así que mejor comprar productos buenos y con sabor para que nuestro plato quede de campeonato.

Ya que hay muchas variedades de patatas y en este caso las vamos a hervir. Os indico que las mejores patatas para hervir son las siguientes:

Kennebec, Monalisa, Buffet, Spunta, Flamenco, Jaerla y Red Pontiac.

De todas formas, cuando tengáis dudas siempre está bien que preguntéis al frutero así os recomendará y aprenderéis cosas nuevas.

Ensalada de Verano:

INGREDIENTES:

  • Patatas: 800 gramos.
  • Cebolla: 1 unidad
  • Pimiento verde: 2 unidades.
  • Pimiento rojo: 1 unidad.
  • Tomates enteros: 2 unidades.
  • Atún: 150 gramos.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Vinagre de vino.
  • Orégano.
  • Pimienta.
  • Sal

Ensalada campera de verano

1:  Cogeremos un cazo con agua y añadiremos las patatas con la piel y todo. Antes de nada yo las lavé para quitar las impurezas y la posible arenilla que tuviera. Para aprovechar el cazo, añadiremos también el huevo (también hemos lavado la cáscara) de esa forma en el mismo recipiente se harán las dos cosas.

2: Obviamente el huevo se hará antes (12-15minutos) mientras que las patatas pueden tardar unos 30-35 minutos dependiendo del tamaño de las mismas, por lo que lo mejor sería coger patatas no muy grandes para que se hiciera antes.

3: Añadimos las patatas (y el huevo en este caso) con el agua aun fría, añadimos la sal y una vez que el agua empiece a hervir bajaremos un poquito el fuego mientras que terminan de hacerse las patatas. Un indicio claro de que ya está hervida es cuando la piel empieza a desquebrajarse, eso indica que ya están listas. Otra forma de hacerlo es meter el cuchillo y cuando veamos que están blanditas podemos retirar.

Mientras se van cociendo vamos a ir con las verduritas.

4: Cortaremos cebolla, tomate y pimiento en trozos no muy pequeños. Esta ensalada se caracteriza por verse todos los ingredientes perfectamente así que a cortar en cubitos generosos o en gajos tanto la cebolla como el tomate. Los pimientos lo cortaremos también gorditos. Cuando lo tengamos todo cortado lo añadimos en un bol grande.

5: Añadiremos también atun en conserva, pero ya escurrido. Mucha gente aprovecha el aceite del propio atún para añadirlo a la ensalada ya que le da un plus de sabor más. Yo lo escurro bastante y el sabor ya se lo doy con el aderezo, aunque para gustos colores.

6: Ya solo queda pelar los huevos que se han hervidos y cortarlo en rodajas también. Compren huevos camperos o ecológicos que son los más buenos.

Si quieres saber cómo se lee el código numérico de los huevos para identificar su origen, pulsa en la siguiente imagen.

7: Una vez se ha hervido la patata con cuidado de no quemarnos, le vamos quitando la piel y la cortamos también en rodajas de más o menos 1 centímetro de grosor.

8: Lo mezclamos todo en el bol y le añadiremos el aceite de oliva virgen extra, un buen chorrito de vinagre, orégano, sal y pimienta. Dejaremos en el frigorífico y después de un rato ya estará listo para comerlo.

PIZZA VEGETAL REALFOODING

El Realfooding ha venido para quedarse y debido a eso, vamos a hacer una pizza con base vegetal muy rica y crujiente.

Vamos a usar como base el brócoli ya que le va a aportar un sabor intenso y rico a nuestra base de pizza vegetal por lo que con pocos ingredientes conseguiremos una pizza sabrosa y ligera.

PIZZA VEGETAL REALFOODING

Ingredientes:

  • Brocoli: 300 gr.
  • Queso: 30 gr.
  • Tomate frito.
  • Bacon.
  • Queso gouda.
  • Huevo: 1 unidad.
  • Jamón.
  • Mozzarella.


  • Elaboración de Pizza Vegetal

    1: Vamos a empezar con la base de nuestra pizza. Vamos a hervir el brócoli, lo cortaremos en trocitos no muy grandes y lo pondremos a hervir con un poquito de sal hasta que se ponga tierno. Aproximadamente unos 20minutos.

    2: Una vez que estén tiernos nos vamos a ayudar de una picadora, lo meteremos todo y lo picaremos hasta que quede todo bien picado y hecho  una masa. Posteriormente le vamos a añadir un poco de queso y un huevo. El queso puede ser del que más os guste ya que para lo que sirve es para que ayude a unir mejor la masa al igual que el huevo.
    Por lo tanto en un platito mezclaremos el brócoli, el queso y el huevo. Lo mezclaremos todo muy bien.

    3: Cuando lo hayamos mezclado, cogeremos una bandeja de horno con papel vegetal y esparciremos la masa por la bandeja. Le daremos forma redondeada y el espesor que sea finito para que así se haga bien y lo pondremos en el horno unos 30minutos en el horno a 200º. Hay que tener en cuenta que el brocoli tiene bastante humedad por lo que por eso lo hemos dejado unos 30 minutos, si lo dejas menos queda la masa menos crujiente.

    4: Al sacar la base de brocoli ya horneda vamos a proceder con el resto de ingrediente.

    5: Por un lado vamos a añadir tomate frito por toda la basedespués incorporaremos un poco de jamón y queso. Añadiremos más queso, en este caso algo de queso gouda y trozos de mozzarella que vienen ideal para esta receta.

    6: Ahora ya solo falta calentar la pizza unos 15minutos a 200º y con esto tenemos nuestra gran pizza vegetal ya hecha. Una receta muy buena y original.

    CHIPS DE FRUTAS Y VERDURAS



     

    Chips de Verduras

    Si quieres un snack sano, rico, crujiente, rápido de hacer y versátil, tienes que probar estos chips de fruta y verduras. Puedes hacerlo con las verduras que mas te gusten y especiarlas de la misma manera con lo que prefieras. Yo he cogido tanto frutas como verduras y  especias dulces y saladas de forma que haya contrastes de sabor en cada bocado. Es un plato que viene muy bien como entrante para cocinar con invitados. Mejor comer esto a unas patatas fritas o cualquier chuchería comprada en la tienda.

     

    Los ingredientes que vamos a usar son:

    • Patatas.
    • Batatas.
    • Manzana.
    • Plátano.
    • Ajo en polvo.
    • Pimentón.
    • Canela.
    • Azúcar.

    Chips de fruta y verduras:

    1: Lavaremos bien la fruta o verdura que queramos cortar con piel. En nuestro caso la patata y la manzana irá con piel así que lo lavamos y secamos.

    2: Le quitaremos el corazón de la manzana.

    3: Ahora cortaremos toda la fruta y la verdura. Mientras más fino mejor ya que quedará más crujiente y se secará mejor en el horno por lo que el tiempo para hacerse será menor.

    4: Vamos a coger dos recipientes. En uno añadimos la manzana y el plátano. Le vamos a añadir azúcar y canela y lo moveremos bien con las manos. En el otro recipiente añadiremos la batata y patata a la que le echaremos ajo en polvo y pimentón y de la misma manera moveremos con las manos hasta que quede todo bien mezclado.

    5: Cogemos una parrilla de horno y le ponemos papel vegetal  y distribuiremos todas las rodajas de fruta y verdura por la parrilla. Le añadimos un chorrito de aceite y lo meteremos en el horno unos 20 minutos a 180ª.

    El tiempo es orientativo ya que puede depender  del corte y la humedad de la fruta/verdura.
    Cuando esté listo solo falta comerlo. Decir también que puede aguantar unos días sin problemas por lo que no tienes por qué consumirlo justo cuando lo hagas.

     

    ALUBIAS ROJAS CON SACRAMENTOS

    Va apeteciendo ya un guiso. En este caso le pedí a un amigo que me dijera que se suele comer por el norte de España, concretamente por Bilbao. El guiso de alubias rojas con sacramentos es un plato lleno de sabor y tradición. Esta receta de alubias rojas se puede hacer a fuego lento aunque yo usé la olla rápida para evitar esperas aunque hay que reconocer que a fuego lento todo sabe mejor. Disfruta de esta receta de alubias rojas

    Alubias rojas con chorizo y morcilla

    Ingredientes

    • Alubias rojas: 400 gramos.
    • Chorizo: 1 unidad.
    • Costillas: 400 gramos.
    • Morcilla: 1 unidad.
    • Tocino: 100 gramos.
    • Ajo: 1 unidad.
    • Cebolla: media unidad.
    • Pimiento: 1 unidad.
    • Guindillas en curtido.

     

    Guiso de Alubias con Chorizo

    Elaboración

    1: Para preparar esta receta debemos de dejar las alubias rojas en remojo la noche anterior, aproximadamente unas 12- 13 horas. Al igual que con los guisos con garbanzos.De esta manera las alubias quedarán más blandas.

    2: Cogemos la media cebolla para cortarla de manera que quede muy finita. Repetimos el mismo procedimiento con el pimiento verde y el ajo.

    3: Ponemos una olla  en el fuego con un poco de aceite de oliva virgen extra.
    ¿A qué nivel de fuego tiene que estar nuestra olla? Pues la vamos a poner a fuego alto para sofreír el pimiento, la cebolla y el ajo.

    4: Cuando observemos que el sofrito está doradito y pochado, le agregamos las alubias. Una vez estén añadidas, cubriremos con agua y cerraremos la olla. El guiso se hará a fuego alto, cuando la olla empipece a expulsar vapor, deberemos de esperar unos minutos para abrirla.

    5: Pasado ese tiempo abriremos la olla para incorporar los sacramentos (morcilla, chorizo, tocino y costillas).Tened en cuenta que la morcilla no la vamos a agregar todavía porque se deshace con facilidad, por lo tanto, echaremos el chorizo, las costillas y el tocino.

    6: Volvemos a cerrar la olla y esperamos a que vuelva a echar el vapor para contar unos 10 minutos, que es el tiempo que se le da de cocción a los nuevos ingredientes incorporados.

    7: Abrimos nuestra olla, y ponemos el fuego más bajo. Ahora es el momento de incorporar la morcilla al guiso. Esta vez no cerramos la olla, sino que la dejamos abierta y esperaremos otros 10 minutos para que la morcilla y el resto de ingredientes termine de cocinarse.

    8: Después de esos 10 minutos podemos decir que nuestra receta está llegando a su fin.

    9: Lo último que falta por hacer sería emplatar. Pondremos nuestras alubias, un trocito de costilla, chorizo, tocino, morcilla, y como ingrediente opcional serían las guindillas en vinagre que son muy típicas de este plato.

    Aprovechad esta época para realizarla ya que estamos teniendo unas temperaturas bajas y lo que apetece son platos calentitos y con condimento como el que os he dejado hoy.

    BATATAS AL HORNO CRUJIENTES

    Aprovechando que estamos en otoño, vamos hacer un entrante muy rico y sobre todo fácil de hacer.  ¿Cuál va a ser nuestro receta? Pues vamos a hacer unas batatas al horno crujientes. A la batata también se le suele llamar boniato.

    Antes de comenzar con nuestra receta voy a hablaros un poco de los beneficios que tiene ésta.

    La batata es un tubérculo rico en antioxidantes, y mientras más naranja sea, más beta-caroteno tendrá. Otro beneficio que posee es su alto contenido en potasio y no os preocupéis si pensáis que os habéis comido una gran cantidad de batata, ya que es muy fácil de digerir.

    Si os sobra, no os preocupéis porque en el frigorífico guarda muy bien todas las propiedades y se conserva bastante bien. Comencemos a hacer nuestras batatas al horno crujientes.

    Bastones de Batatas al Horno

    Ingredientes

    • Batatas( sin asar), 2 unidades.
    • Pimienta.
    • Aceite de oliva.
    • Cúrcuma.
    • Orégano.
    • Pimentón.

    Boniatos al horno:

    1: Lavamos la batata muy bien para cortarla por la mitad ( en mi caso he decidido no pelarla). A continuación, cortamos cada mitad en láminas de un centímetro aproximadamente y luego procedemos a cortarlas en forma de bastoncillos

    2: Ponemos todos los bastoncillos en un bol para ir agregándole el resto de ingredientes.

    3: Comenzamos echándole una cantidad generosa de aceite de oliva virgen extra. Le añadiremos también las especias  (el orégano, pimienta, pimentón y cúrcuma). Con las manos muy limpias vamos a proseguir a mover todos los bastoncillos para que cada uno de ellos se queden bañados en el aceite y todas las especias.

    4: Una vez que hemos impregnado muy bien los bastoncillos de batatas, sería conveniente tener una parrilla, sino pues en la bandeja del horno. En mi caso he cogido la parrilla y le he colocado papel de horno.

    5: A continuación colocamos nuestras tiritas de batata en el papel de horno. Dejaremos un espacio de un centímetro aproximadamente para permitirle a cada bastón cocinarse correctamente e introduciremos la parrilla en el horno a 200º, ¿cuánto tiempo? Pues eso va a depender de la maduración de nuestra batata, pero aproximadamente unos 25-30 minutos.

    6: Una vez pasado el tiempo, podremos observar y sobre todo oler cómo los bastones han quedado muy bien especiados. En mi caso, he escogido una salsa cheddar para acompañarlos, ya que el contraste de los sabores vienen genial.

    ¿Quieres saber cómo se hace una salsa de queso cheddar bien rápida y rica? Solo tienes que pinchar aquí

    Necesitamos 200 ml de nata y otros 200 ml de queso cheddar ( la cantidad podéis modificarla, pero siempre tienen que tener los dos ingredientes la misma cantidad).

    Ponemos un cazo en el fuego, éste debe estar en el nivel alto, y echamos el queso. Lo movemos un poco y cuando se esté poniendo blando le agregamos la nata. Una vez estén los dos ingredientes integrados, apagamos el fuego y lo apartamos en un recipiente y ya tenemos nuestra salsa lista para poder mojar nuestros bastones de batatas.

    HOJALDRE DE ESPINACAS Y QUESO

    El hojaldre es una masa muy versátil en cocina, suelo rellenar el hojaldre de mil formas distintas aunque hoy he decidido tirar por un ingrediente vegetal como es la espinaca así que nuestro hojaldre de espinacas queso y nueces será el plato estrella de hoy.

    Hojaldre espinacas Queso y Nueces

    Ingredientes:

    • Masa de hojaldre: 1 unidad.
    • Espinacas: 500 gr.
    • Mozzarella: 125 gr.
    • Queso azul: 75 gr.
    • Huevo: 1 unidad.
    • Queso rallado.
    • Albahaca.
    • Nueces.

    Hojaldre de Espinacas y Nueces

    1: Lo primero que vamos a necesitar para esta receta, es una sartén un poco honda para las espinacas, que a pesar de abultar mucho, a medida que se van cociendo, éstas disminuyen de tamaño.
    A la sartén le echamos un poquito de aceite y la ponemos al fuego medio-fuerte. A continuación, vamos a incorporarle las espinacas para que se vayan haciendo. Una vez que estén todas las espinacas añadidas, se tapa con una tapadera para que se hagan y así disminuyan su tamaño.

    2: Cuando las espinacas estén en su punto, la incorporamos en un bol, (siempre con el agua escurrida para que la masa de hojaldre no se moje) y aprovechamos que las éstas están calientes para que el principal ingrediente de esta receta el cual es el queso, se pueda ir fundiendo para no tener que usar una sartén y que termine de derretirse en el horno.

    3: Siguiendo con los pasos de esta elaboración, vamos a ir añadiendo en el bol los ingredientes que faltan ¿Os acordáis de cuáles son? Bueno pues para que no tengáis que buscarlo, os lo voy a ir redactando: queso azul
    troceado, un poco de albahaca, mozzarella en taquitos y un poco de nueces.
    Seguidamente, mezclamos todos los ingredientes con ayuda de una cuchara de palo, o lo que tengáis a mano.

    4: Ahora nos vamos a poner manos a la obra con el hojaldre. En este caso la masa tiene forma circular, así que vamos hacer una especie de calzone o empanada gigante.

    5:Extenderemos el hojaldre bien y pondremos todos los ingredientes del bol sobre la mitad del hojaldre. Es aconsejable dejar el borde del hojaldre libre para que a la hora de cerrarlo sea mucho más fácil. Luego cubriremos con la otra mitad y con ayuda de un tenedor iremos cerrando la masa y comprobaremos que no ha quedado ningún hueco abierto por el que se pueda derramar el relleno.

    6: No nos podemos olvidar del huevo, que como muchos sabéis es para el toque final. Lo batimos y con un pincelito u otro utensilio que tengáis vamos untándolo por todo nuestro hojaldre.
    Un truquito que os doy es hacerle pequeños agujeros a la masa para que ésta cuando esté en el horno no suba en exceso.

    7: Lo llevaremos al horno con una temperatura de 180ºC aproximadamente unos 15 minutos.

    Cuando han pasado esos minutos, podemos observar que el hojaldre está crujiente y el queso totalmente fundido. Lo bueno de esta receta es que se puede comer tanto como plato único como para hacerle un acompañamiento de lo que más os guste.

    Patatas al ajillo al horno

    Si quieres un entrante que puede gustar a todo el mundo y tiene mucho sabor, haz estas patatas al ajillo al horno. Le damos una vuelta de tuerca gratinándolas con queso para que esté aun más jugosas.
    Estas patatas gratinadas aromatizan toda la cocina nada más que sale del horno. Una receta tradicional y usando un ingrediente muy básico como es la patata.

    Patatas al ajillo con queso:

    Ingredientes:

    • Patatas pequeñas 300 gr.
    • 4 dientes Ajo.
    • 1 Cayena.
    • Oregano.
    • Queso para gratinas (al gusto).
    • Sal.

    Receta de Patatas gratinadas con queso y ajo

    1: Ponemos a hervir las patatas con la piel, para eso antes la lavaremos bien metiendo la patata debajo del grifo. Después en un cazo alto y con agua, añadiremos las patatas hasta que estén en su punto. Sabremos que están hechas cuando al clavarle el cuchillo salga sin dificultad ninguna.

    2: Una vez hervidas, las pelamos y la cortamos en trocitos de unos 2 x 2 centimetros, en forma de cubo queda mejor presentado.

    3: Ponemos la sartén a calentar con un chorrito de aceite de oliva y añadimos los dientes de ajo machacados con un mortero. Añadimos también la cayena y sofreímos durante un par de minutos.

    4: Cuando haya pasado ese tiempo, añadiremos las patatas y las dejaremos en la sartén hasta que se haya dorado bien por todas las caras.

    5: En un recipiente apto para horno echaremos las patatas con el propio jugo que haya en la sartén y también le echaremos el queso rallado que más o guste. El queso mozzarella queda muy bien para esta receta aunque también puedes usar uno más curado.

    6: Pondremos el horno en la función precalentar y lo dejaremos hasta que veamos como el queso se ha fundido con las patatas. Aproximadamente unos 10-12 minutos a 190º.